Nº 24 - año 2010 - 23 de julio de 2010
   
 
 

 

 

 
   

lacalle

   

Los recientes incidentes en el Mediterraneo, en la costa de la Franja de Gaza escriben uno mas de los capítulos de un largo enfrentamiento en la zona. Aun antes de su nacimiento el estado de Israel tuvo que defenderse de sus vecinos y de los aliados de sus vecinos. Toda nuestra vida, un poco mas larga que la del estado judío, ha estado pautada, en lo internacional, por las guerras, las guerrillas, las agresiones descubiertas o encubiertas, la artillería y los cohetes no han cesado de marcar como zona caliente del mundo esa en la que nació la esperanza y la fe de los que se ha dado en denominar ¨los pueblos del Libro¨.

El conflicto central gira alrededor de la presencia de Israel com o estado libre e independiente desde hace sesenta años. Lo de mas han sido variables de este mismo tema, en su tiempo enredado en la guerra fría, con la Union Soviética auxiliando a los enemigos de la nueva nación, hoy con un panorama distinto en cuanto a algunos actores pero con una constante permanente en muchos de ellos, la destrucción del Estado de Israel.

Es en ese punto que radica la gran divisoria de quienes nos interesamos en el tema. Una cosa es el gobierno de Israel, otra el Estado de Israel. El gobierno de ese país amigo se puede equivocar como cualquier otro, se ha equivocado pues esa es la realidad de todas las circunstancias políticas.

Y ante un error, cabe la critica y aun la condena. Lo que no es admisible es que se aproveche cualquier circunstancia para poner en duda la existencia del Estado de Israel y es ante esta actitud que levantamos nuestra voz. Iran y su nuevo aliado Venezuela son naciones, no solo antisemitas, que persiguen a los judíos en sus territorios sino que buscan la desaparición del Estado de Israel. Aquella vieja ilusión de ¨echar los judios al mar¨ que desde la guerra de 1948 ha sido misión imposible ante el valor y la fuerza del brazo de Israel, todavía hay quienes la preconizan.

Pues bien , allí permanecerá Israel y a su lado estaremos mientras se le niegue el derecho a existir. Una cosa es un episodio y muy otra un intento de exterminio…