Portada » Importa, Titular

El Frente y el tiempo

12/02/2016 Sin Comentarios

Luis Alberto Lacalle Herrera, diario El País

Buena oportunidad, la de fin de año, para hacer consideraciones acerca del paso del tiempo y del valor que al mismo le otorgamos en nuestras vidas. La fugacidad de los meses y los años parece acelerarse cuando uno vive ya en los descuentos, a la espera de lo inevitable. Detrás de mucho del barullo y la agitación que rodean las campanadas de medianoche del 31 de diciembre, está el deseo de no profundizar sobre el misterio del paso del tiempo, de su inevitabilidad y de reflexionar acerca de lo que lo sigue. En la vida privada así como en la pública, la valoración del tiempo, para aprovecharlo mejor, es esencial. Los gobernantes democráticos, sometidos a períodos de mandato limitados, exactos, deben de tener muy en cuenta el aprovechamiento de cada instante para hacer, para ejecutar, sin dejar para otro día lo que hoy puede comenzar. Solo así rinden los períodos de gobierno.

No siempre ocurre de esa manera. Entre nosotros solo hay dos personas que pueden explicar como se vive una segunda oportunidad de conducir el país: el Dr. Sanguinetti y el actual Presidente. Con una ventaja para el Dr. Vázquez, su fuerza política ha tenido dos períodos de gobierno e inicia un tercero. El 1° de marzo serán once años de continuidad, la misma fuerza política, los mismos actores y la mayoría parlamentaria absoluta, un mandato claro del electorado de conceder todo el poder, sin excusas para la inacción. Si a ello agregamos diez años de prosperidad sin antecedentes comprendemos que no hubo excusas para no realizar una acción profunda y transformadora, la que, por otro lado, se nos anunciara tres veces…

¿Son los mismos? Sí, basta con recorrer los listados de cargos electivos o de confianza política nacional o de Montevideo, para advertir que se repiten los nombres desde hace años. Vázquez y Astori son los mas notorios y los mas grandes responsables, por acción y por omisión. Se trata de personas cultas, adultas, que en lo privado y lo público han tenido responsabilidades de administración y conducción. Y junto a ellos los equipos que no se renuevan, que reinciden en la gestión.

¿Son solidarios entre sí ? Mas o menos pero se han hecho cargo todos de lo de todos, levantan la mano en el parlamento en bloque, protestan y se hacen los independientes en el pasillo, pero una vez en el recinto forman fila.

¿Son responsables? En el sentido político lo son, por acción o por omisión, como se dijo. Claro está que tienen un raro sentido de la responsabilidad ante los ciudadanos, pues a ninguno se le ocurre renunciar a sus cargos, aceptar que se equivocan o que se les pueda pedir cuentas pues administraron mal lo que es de todos, los recursos que aportamos a través de los impuestos o de los precios. Así los encuentra este fin de año lo mas campantes mientras se viene abajo el país entero.

Muy peculiar resulta una característica común a los actuales jerarcas como es la de hablar de un gran futuro, de las metas que se realizarán mañana, como si fueran recién llegados al poder. Solo un claro convencimiento de las estupidez de los habitantes del país puede justificar semejante acto de arrogancia. Vuelvan Uds a leer las declaraciones recientes del Presidente, del ministro Astori, del intendente Martínez o de las autoridades de la enseñanza. No hay un solo párrafo de disculpa, de reconocimiento de las equivocaciones (por llamarlas de la manera mas suave).

En una época reciente se hizo común una broma respecto del Brasil, que afirmaba que a fuerza de ser el país de mañana, nunca llegaba al hoy. Algo similar ocurre con el gobierno frentista.

Las autoridades del Codicen y demás, hablan de que se mejorarán los indices de repetición, que se están estudiando planes para evitar la deserción, que algún día se regularizará la elección de horas y se repararan los edificios. Pasan por alto que hace once años que dirigen todo lo relativo al sistema, desde la aprobación del presupuesto hasta la ubicación de un bedel, todo. Frentistas y sindicalistas tienen todo el poder, han hecho lo que han querido y el resultado esta a la vista. Pero tiran la pelota para adelante, hablándonos de un futuro mejor. Para ello el experto es el Ministro Astori. Durante once años tuvo la conducción económica del país, siendo titular de la cartera o a cargo del equipo, como nos vendieron cuando Mujica lo puso de Vice. No hay un solo indice, un solo dato que justifique su acción, en medio de la abundancia y la prosperidad.

Ni que decir de lo de Montevideo, con 26 años de gobierno frentista, periodo mas que suficiente como, para aprender lo que no sabían. La misma basura, peores pavimentos, obras sin sentido… y caras, la misma Adeom mandando y los mismos soldaditos -tan agraviados y tan hambreados- levantando la basura que otros deberían procesar. Una heladera, ahora un (?) televisor. Pero mañana será mejor…

El Presidente Vázquez no es menos macaneador. Acorralado por sus enemigos internos, con los brazos quebrados por pulseadas perdidas, apabullado por un escándalo de Ancap que no puede dominar, privado de la libertad de mandar para la casa a los responsables de ese agujero negro, preso del “gurú” económico de once años, pontifica acerca del mañana. El otro reduce todo a una chamboneada. La única chamboneada real es la de quienes votaron tres veces a estos incapaces…

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.