Portada » Destacado

Durmiendo sobre los laureles

24/12/2015 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

El presidente de los uruguayos vivió nueves meses difíciles para un hombre septuagenario más confortado a la pesca, a las conferencias sobre tabaco o seminarios sobre cáncer. Lo entendemos pero no justificamos la inacción. Él y su equipo de ministros ya son figuras de colección que han perdido el hábito de trabajar duro y se han dormido sobre los laureles como si ya hubieran alcanzado el Estado de Bienestar.

Han perdido el 2015 en discusiones presupuestarias deficitarias y en los “n” intentos para parar los conflictos de sus socios del PIT-CNT que no le dieron tregua, han anclado ahora una paz navideña y un verano que promete broncear la palidez de los encantos disipados.

Y para colmo, desde sus propias filas, -su pollo-, el vicepresidente de la mano del ex presidente anterior no tuvo mejor idea junto con el intendente de Montevideo algunos años atrás de quebrar al monopolio público de los combustibles. Sabedores que la oposición no tiene los votos suficientes para aplicar los juicios que se merecen nos han tomado el pelo atacando a los pisteros como responsables de la gestión irresponsable y presuntamente delictiva de ellos mismos.

El lava-jato uruguayo o ancapgate, luego de los informes de la investigadora parlamentaria tendría que ser condenatorio de muchos de los actores involucrados, algunos por omisión como el caso del hilariante ministro de economía, que sin embargo, se ha burlado de todos nosotros diciendo “no tenemos el objetivo de buscar responsables”, otros por una gestión perdiciosa al frente del monopolio con la complicidad de funcionarios afines que conocían los peores resultados de la historia del ente.

Juan Pueblo salvará a ANCAP a través de la incorporación de nuevos recursos recaudados a través del glorioso IRPF, del IVA (22%), IMESI, etc., dejando para nunca la Reforma del Estado, el planchazo del tipo de cambio, y el no reconocimiento que vivimos una crisis que recién ha comenzado. La mayoría de las empresas administradas por estos iluminados han sido deficitarias al igual que el propio Estado con déficits siderales año a año y los que seguirán.

El Banco Central no escapa a esta gestión deficitaria, la caída de nuestras exportaciones, el aumento del desempleo y la baja en la recaudación no son elementos importantes para el MEF.

Nuestros vecinos han comenzado a salir del populismo kirtchneariano aplicando las leyes que el mercado indica. El pueblo venezolano también desea salir del populismo chavista y lo ha manifestado en las urnas. Los vecinos del norte, a través del populismo luliano desbastaron a la empresa más grande de América – PETROBRAS – Serios delitos fueron cometidos por los gobernantes y empresarios que hoy se encuentran en la gayola a la espera de algunos compañeros más. Al menos, la policía federal brasilera junto con los jueces ha tenido el valor y el coraje de denunciar y probar los delitos cometidos por estos hombres en perjuicio del pueblo brasilero que en 2016 pondrá a su presidente fuera del poder a través de un juicio político –impeachment-.

El modelo de la coalición de facciones ha llegado a su fin y hoy no tiene rumbo. Pelean entre las facciones como en una bolsa de gatos y olvidan que en el medio están los uruguayos que poco les importan. Recaudar es el objetivo, -la máxima- para que con recursos obtenidos de nuestros esfuerzos del trabajo puedan mantenerse atornillados en el poder por los siglos de los siglos.

Afines a las dictaduras planetarias, continúan rindiendo pleitesías al gobierno cubano, al chavismo venezolano y al comunismo chino como sus más preciados dioses que de vez en cuando arriban a sus altares para recibir sus consejos. Uruguay “país de primera” ni ellos se lo creen.

Nos han engañado con sus slogans, con sus posiciones doctrinarias perimidas que no tienen sustento en este siglo XXI donde exponen al pueblo uruguayo a la ignorancia educacional, a la inseguridad permanente y al manteniendo de la pobreza eterna.

Ojalá estas fiestas permitan a la coalición reflexionar sobre un mejor futuro para los gobernados y se produzcan los cambios éticos, morales, sociales y económicos junto a la oposición que la población pide a gritos. No más divisiones, el Uruguay es uno sólo.

No va a ser fácil Sr. Presidente, quizás 2016 sea aún más difícil que el año que termina pero Ud. tiene la oportunidad de la pasar a la historia como el gran componedor e integrador de toda nuestra sociedad asegurando su bienestar a través de una administración eficiente y comprometida con todos los uruguayos.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.