Portada » Columnistas, Destacado

Grado Inversor y Riesgo País

27/11/2015 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Señalábamos en una columna anterior que el significado del grado inversor para la deuda de un país mide la capacidad del gobierno o empresa para hacer frente a la misma, lo cual indica a los potenciales inversores el riesgo que asumen al invertir en un producto financiero en un momento determinado.

Standard&Poor’s (S&P) ha calificado a la deuda uruguaya como BBB, lo que expresa que se trata de un grado medio inferior.

El 9 de setiembre próximo pasado, Brasil perdió el grado inversor que tenía de la calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P) debido a que por primera vez en la historia, el gobierno brasileño presentó al Congreso un presupuesto anual con previsión de un déficit primario: unos US$ 8.410 millones en rojo para 2016, equivalentes a 0,5% del PIB y por el sacudón del enorme escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, con decenas de políticos investigados y procesados, tensiones entre el gobierno y el Congreso y un desplome de los índices de aprobación de Rousseff a un dígito.

Como consecuencia, S&P quitó el grado inversor de Brasil y colocó la calificación del país en grado de no inversión especulativo con perspectiva negativa, sugiriendo que puede haber una nueva rebaja del BB+ actual.

El riesgo país se relaciona con el concepto de prima de riesgo y se define como el diferencial de rendimientos entre los Bonos Globales Uruguayos y sus pares del Tesoro de Estados Unidos. Así, según República AFAP, el Uruguay Bond Index (UBI), promedio mensual de Octubre 2015 fue de 246 puntos básicos sobre el rendimiento de los bonos americanos. Los mercados financieros globales han sido la principal fuente de financiación para el gobierno en los últimos años y estos se ofrecen a los inversores registrados en la Comisión de Valores de los Estados Unidos y en otras jurisdicciones.

La prima de riesgo para Brasil al 25 de noviembre se situó en 411 puntos básicos. La deuda brasileña representa el 65% de su PIB y la uruguaya un 61.5%.

A pesar de las cifras que enfrenta Brasil y sus graves problemas políticos nada impidió que George Soros a través HNA (Hainan Airlines Company Limited), la mayor empresa de transporte aéreo de propiedad privada y la cuarta aerolínea en términos de tamaño de flota de la República Popular de China comprara esta semana el 23,7% de las acciones de la brasileña Azul Linhas Aéreas por la suma de por 456 millones de dólares.

Sin embargo, los ahorros de los uruguayos en el exterior crecieron 12,1%. En seis meses se depositaron US$ 1.000 millones afuera

En el primer semestre del año 2015 los uruguayos enviaron a bancos del exterior casi US$ 1.000 millones de dólares, totalizando US$ 9.044 millones de dólares, o sea, US$ 977 millones más que a fin del año 2014.

Quizás la respuesta la encontremos en la presión abusiva de los impuestos sobre los uruguayos según palabras del economista Ernesto Talvi, quien señalo que la presión fiscal se encuentra en el equivalente a 30% del PIB. Los uruguayos de alto capital humano pagan por concepto de impuesto cerca de 50% de sus ingresos. “El país no tolera nuevos impuestos”. En el caso de las empresas, supera el 50%. “Es tan abusiva la presión fiscal sobre nuestras empresas que se necesitó establecer regímenes fiscales que incentivan proyectos que de otra forma no se ejecutarían”.

El presupuesto 2016/2020 será deficitario durante los cinco años de la segunda administración Vázquez, habrá nuevos impuestos, readecuación de los existentes (Primaria, Contribución Rural, Fondo de Solidaridad, etc.), nuevos aforos, mayor gasto por us$ 470 millones de dólares, mayor endeudamiento, inflación alta, mayores impuestos a través de las tarifas públicas lo que supondrá para los uruguayos ajustarse más el cinturón en medio de una crisis internacional que ya está repercutiendo internamente con mayor desempleo, bajas continuas de las exportaciones y mayor conflictividad laboral.

Sin embargo, el grado inversor inferior medio de Uruguay sigue permitiendo un endeudamiento que hipoteca a las futuras generaciones quitándoles la esperanza de desarrollarse laboralmente en su país.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.