Portada » Destacado

Uruguay en Crisis

02/10/2015 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Crisis es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución. Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad.

A pesar de que las autoridades de la económica uruguaya afirman lo contrario mirándose el ombligo con sus acciones autistas, la crisis en Uruguay ya está instalada y los agentes hacen sus previsiones.

El Presidente, adicto a la pesca, sermonero, y de viaje por el imperio disertó sobre el tabaco en EEUU alimentando su ego como sí ese fuera el principal problema del Uruguay, olvidándose del enredo en que se ha enquistado la Educación, la Salud de la población y la Seguridad ciudadana sin una respuesta adecuada que no vislumbramos.

La inflación sube, el crecimiento baja, la importación se estanca, la exportación cae, la agricultura está mal, la industria cae, crece el desempleo. Que haya reservas internacionales y una deuda manejable no es una condición suficiente para ser optimista. Las claras evidencias de la mala administración pública frentista, tienen que ver con los problemas de ética, corrupción y descontrol (PLUNA; ANCAP; FONDES, ALUR, ANTEL, UTE, OSE, etc.).

El proyecto de ley de Presupuesto crea un total neto de 3.769 cargos con el Estado, incluyendo 16 de particular confianza política, todo lo cual tendrá un costo anual mínimo de US$ 34 millones mientras el Hospital de Clínicas se cae a pedazos.

En el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) se crean 1.400 que serán ocupados por personas que hoy ya trabajan con el ministerio a través de contratos con distintas Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

La administración Mujica cerró con 33.631 vínculos laborales más en el Estado de los que había al finalizar el primer gobierno de Tabaré Vázquez. En 2014 ingresaron 9.384 personas al Estado. Durante el primer quinquenio de Vázquez el aumento fue de 27.572.

El freno de las ventas de automóviles es una tendencia consolidada con menos operaciones en todos los meses del año, a excepción de marzo. Se comercializaron en agosto 18,7% unidades menos que igual mes de 2014. Esperan cerrar el año con ventas de entre 10% y 15% menos.

Pese al acuerdo que congeló los precios de 1.400 artículos y a que el Banco Central (BCU) planchó el dólar en agosto, la inflación en los últimos 12 meses trepó hasta 9,48%.

En el Pit-Cnt piden revisar la cláusula “gatillo” para actualizar rápidamente los salarios. Esa cláusula se dispara cuando la inflación llega al 12% y pretenden que sea en el 10%.

Una de las medidas que tomó el gobierno para intentar frenar la suba de precios fue contener el tipo de cambio sacrificando la competitividad de la producción uruguaya, el crecimiento y el empleo.

La deuda neta (el endeudamiento menos las reservas) en abril-junio aumentó 1,6% respecto a igual trimestre del año pasado y lo hizo 5,21% si se compara contra el primer trimestre del año, representando el 24% del Producto Interno Bruto (PIB).

El consumo de las familias y empresas uruguayas cayó en el segundo trimestre del año, algo que no pasaba desde 2003. La economía se contrajo 1,8% durante el segundo trimestre del año.

Por otro lado, las exportaciones cayeron 1,4% por menores ventas al exterior de soja, trigo y productos cárnicos y por una baja en ventas al exterior de otros servicios.

¿Vamos bien?

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.