Portada » Titular

Haciendo el Futuro

02/10/2015 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

Comparto la iniciativa del Presidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Sánchez, de propiciar la creación de una comisión parlamentaria del “Futuro”. Es una iniciativa que imita lúcidamente ámbitos de actuación parlamentaria que ya existen en Finlandia y Chile y probablemente en otros países de los que admiramos por su modernidad y avance. Este impulso rompe una manía uruguaya, la de hacer el pasado y querer repetirlo y creer que con esta práctica cumplimos con la patria.

No será éste el único ámbito en el que deben formularse los desafíos de largo plazo para un país que supo ser de vanguardia hasta que se durmió en los laureles, seguramente porque los que sentían los desafíos futuros no pudieron liderar esos procesos porque la “hinchada” estaba acostumbrada a disfrutar lo que había y no a añorar lo que no había. Y esas hinchadas que dedican más tiempo a conservar lo que tienen y rechazar los riesgos de conseguir algo mejor son las que mandan electoralmente.

Yo me precio de integrar un Partido que tiene en su ADN la defensa de valores trascendentes, de la regla del derecho como norma de la convivencia, y de ubicar el centro al ser humano y su familia teniéndolos como objetivo y al estado como un instrumento. Y desde esa visión hemos sido una colectividad conservadora de lo que hay que conservar pero profundamente transformadora de los instrumentos de los que se sirve la sociedad para avanzar. Por eso reacciono positivamente ante la iniciativa, aún cuando reitero, esta iniciativa no será el “desiderátum” del futuro, porque quizás al análisis que podamos hacer en el Parlamento deba contribuir a comprometer a los políticos con metas algo más largas que de cuatro o cinco años. Cuando el Partido Nacional planteó revulsivos transformadores en el funcionamiento del Estado para que estuviera al servicio de la sociedad y del individuo y no de las corporaciones burocráticas lo hicimos pensando en el “Futuro”, como esta iniciativa.

Voy a usar un ejemplo deportivo para graficar la importancia de pensar en el largo plazo, plazo que llega algún día de la mano de la planificación y del trabajo, y cuando llega produce los resultados perseguidos y que servirá de fácil comprensión para cualquiera.

El domingo 20 de setiembre reciente, compartí con un puñado de Orientales el orgullo de escuchar las estrofas del Himno Nacional en Cardiff-Gales- Gran Bretaña minutos antes del comienzo del encuentro entre Los Teros y uno de los seleccionados de Rugby más poderosos del mundo Gales. Un encuentro que era presenciado por más de 60 mil personas, como se imaginarán casi todas hinchas del dueño de casa. Usted cree que esto fue casualidad, que Uruguay llegó allí como resultado de una carambola de las que nos tienen acostumbrado algunos deportes en Uruguay especialmente el futbol. No Uruguay llegó allí, siendo la única selección amateur en un deporte muy competitivo profesionalmente como es el Rugby y como conclusión de un largo proceso que lleva al menos quince años y se prolonga por otros quince más.

La dirigencia de la URU (Unión de Rugby del Uruguay) la de hace quince años, luego la que los sucedió y ahora la que actualmente conduce el deporte llevan adelante un plan que en su momento presentaron a la IBR (Asociación Internacional de Rugby) y que apuntaba a un trabajo sistemático para el crecimiento del deporte en todas sus dimensiones uno de cuyos resultados plausibles es el llegar a un Mundial. Esto se logró pensando en futuro, como lo dice el título “haciendo el futuro”. En el año 2000, cuando me toco el honor de ocupar el Ministerio de Deporte y Juventud, escuché con asombro una exposición ejemplar de las autoridades y técnicos de la URU en la que hablaban de 10, 15 y 20 años al futuro, me sorprendió, pero también me comprometió, hoy siendo justo debo felicitar los resultados, sencillamente espectaculares para la dinámica uruguaya. Como también lo es la recuperación y pleno funcionamiento del Estadio Charrúa por la URU que lo ha constituido en un centro deportivo de altísimo nivel.

Llegue a Cardiff con la esperanza de ver a Uruguay, gracias a Pablo Ferrari, quien tuve el honor que me sucediera en la dirección pública del Deporte en el año 2003, pude ver el partido de Uruguay, verlo y disfrutarlo y concluir que ese hito no era otra cosa que el resultado de una gran apuesta, de un deporte amateur, al futuro.

Estoy de acuerdo con la iniciativa de trabajar para el futuro, el de un mejor Uruguay, en el que la gente sea más libre, más competitiva, más solidaria en serio, en el que se premie el esfuerzo y se cree la riqueza necesaria para tratar son solidaridad los grandes temas de las desigualdades naturales en toda sociedad. Una sociedad en la que el fin no sea el estado ni la burocracia, sino los ciudadanos y sus familias.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.