Portada » Titular

Brasil: vuelve el fantasma de 1999

25/09/2015 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

El precio del dólar en Brasil continúa creciendo en términos de reales sin lograr alcanzar un techo que hasta ahora aparenta no encontrar y que asegure la estabilidad de la séptima economía del mundo. La doble crisis (política y económica) que enfrenta el país del norte está lejos de ser resuelta próximamente.

La jornada del miércoles próximo pasado fue de gran nerviosismo en el mercado de cambios y el Banco Central de Brasil vendió US$ 4 billones de forma de asegurar la cotización del dólar comercial que alcanzó a R$ 4,143 en la compra y a R$ 4,145 en la venta.

De paso por Brasil, visité el lunes próximo pasado el supermercado Zaffari en el elegante barrio de Higienópolis, Porto Alegre, RS. Los precios de algunos productos que registré le darán una idea al lector de las diferencias que existen con los precios que pagamos en Uruguay por los mismos productos.

A saber, Tomates en lata 400 grs $28, Ketchup 340 grs $62, Mayonesa sachet 500 grs $29, Bombones Garoto Caja 300 grs $44, Atún Gómez lata $47, Sandía por kg $22, Banana por kg $22, Tomate por kg $36, Cebolla por kg $40, Huevos docena $29, Boniato por kg $29, Zapallo por kg $40, Papa por kg $29, Zanahoria por kg $33, Naranja por kg $15, Agua Mineral c/gas 1,25 lts $23, Coca Cola Zero por lt $31, Pan Baguete por unidad $33, Pan de Molde $36, Papel Higiénico 200 mts $58, Manteca 200 grs $28, Leche Conaprole UHT Integral por lt $28, Leche Conaprole larga vida por lt $21, Frankfurters por kg $33, Mortadela por kg $312, Jabón en Polvo Ariel por paq. de 2,2 Kgs $108, Zillertal 970 ml $91, Patricia 1 lt $87, Azúcar por kg $12, Nescafé 200 gr, $87, Aceite de maíz por lt $36, Arroz Blanco 1 kg $ 14, Sal por kg $6 y Alimento para perros 5 Kgs $86.

La venta de dólares en el Uruguay entre el mercado cambiario y otras operaciones llevó al Banco Central del Uruguay a perder reservas por US$ 1.600 millones durante el corriente 2015.

Cuando en enero de 1999 Brasil devaluó su moneda, esta perdió el 60% de su valor y el Uruguay despertó de la siesta recesiva que durmió por tres años y medio recién en junio 2002, produciéndose la más brutal crisis bancaria de la historia (quiebra del Banco Comercial, Montevideo, Caja Obrera y Crédito), pérdida de competitiva de las exportaciones uruguayas, fuerte ajuste fiscal, disminución del poder adquisitivo de los salarios fijos, quiebra de empresas y suicidios de deudores.

En el turismo, Brasil representa hoy el 31% de los turistas que llegan a Uruguay frente al 7% que representaban en 1999. El PIB del segundo trimestre 2015 (caída de 1,8% frente al primer trimestre y de 0,1% frente a abril-junio de 2014) dejó en evidencia que Uruguay se estancó en forma abrupta antes de lo previsto.

Las imprudentes políticas macroeconómicas de los gobiernos del Frente Amplio, liderados por el Ministro de Economía y colaboradores, con una política fiscal y una política salarial inconsistentes con los objetivos de inflación (pan para hoy – hambre para mañana) dan pistas del pésimo manejo de los altos fondos públicos administrados. En el comienzo de 2015 la inflación arrancó elevada con un alto déficit fiscal persistente durante los últimos 10 años agregándose nuevos déficits proyectados en el presupuesto 2015/2020 (deficitario por cinco años más), dejó poco espacio para utilizar las tarifas como ancla inflacionaria y para acompañar la apreciación global del dólar sin asumir el riesgo de poner la inflación en dos dígitos.

El gobierno del Frente Amplio se enfrenta a la disyuntiva de permitir que caigan las reservas internacionales y mantener el tipo de cambio nominal o permitir que la inflación suba al rango de dos dígitos.

Ninguna es buena para los uruguayos.

Necesitamos una real política de desarrollo económico que no continúe basándose en los errores del pasado, deje de apoyarse sólo en la macroeconomía y proyecte un país productivo, abierto al mundo, generador de riqueza y disminución de la elevada presión fiscal y del atroz gasto público que desborda día a día toda la administración Vázquez. La participación social del colectivo empresarial y los trabajadores deben dejar atrás las doctrinas foráneas de la izquierda que tanto mal está causando a los hijos de la patria.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.