Portada » Columnistas

Cometer un error y no corregirlo es otro error

24/07/2015 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

No conozco las virtudes del vicepresidente de la República por las que fue invitado a integrar la fórmula presidencial en las pasadas elecciones de 2014 ni las del actual intendente de Montevideo para alcanzar la designación para la administración municipal de la ciudad más importante del país.

Sin embargo, todos los uruguayos conocemos los resultados deficitarios de sus gestiones al frente del ente petrolero (ANCAP) que arrojaron pérdidas para todos los ciudadanos del orden de los trescientos veinticinco millones de dólares – us$ 325.000.000. Llego el tiempo de pagar la factura y para ello el recurso elegido fue la suba del precio de todos los combustibles en esta primera etapa, dejando para más adelante nuevas subas que vendrán hasta rellenar el augero negro provocado por el tándem Martínez- Sendic.

Confunden el amor por la patria con el amor al gobierno y las ideas foráneas que sustentan. Es esencial que la gente comprenda las verdaderas causas de la miseria que provocan ciertos gobernantes. Sólo así comenzarán a despreciar a líderes pseudo patriotas, carismáticos y mediocres; empezando a elegir gobernantes que propongan una honrada reforma del Estado, reduciéndolo al mínimo, liberalizando la economía; garantizando la libertad, la propiedad privada y el Estado de Derecho.

Ser marxista-leninista-socialista-comunista es ser totalitario por definición. El régimen político en el que el poder es ejercido por una sola persona o partido de manera autoritaria, impide la intervención de otros y controla todos los aspectos de la vida del Estado es totalitario. Los regímenes totalitarios son dirigidos por un partido político que pretende ser o se comporta en la práctica como partido único y se confunde con las instituciones del Estado.

Las primeras administraciones frentistas no permitieron la investigación de presuntas irregularidades cometidas por funcionarios políticos designados para administrar los bienes y negocios del Estado, tal el caso de los Casinos Municipales, la escandalosa quiebra de PLUNA, los déficits municipales dejados por administraciones salientes y recientemente los préstamos por millones de dólares otorgados por el FONDES a empresas sin respaldo alguno, o los otorgados por la Corporación Nacional para el Desarrollo para Metzen & Sena, Agolan, etc., o el análisis de las causas y responsabilidades de la desastrosa gestión del monopolio de los combustibles (ANCAP). Los parlamentarios frentistas suman sus votos para que el pueblo no conozca la verdad.

El socialismo del FA es como un cáncer que hay que extirpar para que el enfermo, que es la sociedad, pueda curarse. Existe un remedio: -la opinión pública-. Hoy la batalla debemos librarla en el terreno de la opinión pública. Mientras los uruguayos no se percaten del fracaso y las falsedades del nuevo socialismo del siglo XXI, nuestra sociedad continuará cayendo en un nivel mayor de pobreza, corrupción y violencia.

El valor del poder del ejemplo es fundamental y los gobernantes sólo pueden ser grandes si llevan vidas ejemplares y se guían por principios morales. Esta es la única forma para que los ciudadanos alcancen el necesario estímulo para obtener la prosperidad y la felicidad junto al cuidado de la tradición y la educación recibida en los hogares y en las aulas.

Decía Confúcio en el 530 AC: ”Si estuvieran planeando el futuro por un año, planten una semilla; para diez años, planten un árbol, más si planearan para cien años, eduquen a los niños.”

Queda en sus manos Dr. Vázquez enmendar la plana.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.