Portada » Destacado

¿Dónde están las balas?. ¿Dónde está el Ministro?

21/07/2015 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

Ocho meses después del hecho, y mediando la denuncia de un Diputado, todo esto fue necesarios para que el Ministerio de Defensa cayera en la realidad que le habían desaparecido de una unidad militar más de 20 mil municiones de guerra. Siendo benevolentes, que seguramente la gravedad del hecho no justifica, la ausencia de liderazgo, la incapacidad del mando y el desinterés en conducir una gestión responsable, deben ser las claves para entender este vergonzoso panorama. A militares encargados de custodiar las armas le fallan los mecanismos de control y se les pierden municiones de guerra, en cifras que asustan, y cuyo destino, que se desconoce, incluye aún que puedan terminar siendo utilizado contra ellas mismas.

Es un escándalo, que luego de leer el diario El País del domingo 21 de junio, en el que se revelaba la vergonzosa situación, el Ministerio de Defensa trata de gestionar sin ruido, para atenuar el fiasco, y como es habitual en este gobierno separarse de las culpas o responsabilidades.

En estas horas en la Cámara de Representantes, con un importante apoyo de cuatro partidos, se resolvió interpelar al Ministro de Defensa Nacional, el “suficiente” Fernández Huidobro, que todo lo sabe, pero que lo que no sabe es donde están los bienes que está obligado a custodiar. El ministro, que nos tiene habituados a hablar de todos los temas que se le ocurre, con declaraciones altisonantes y juicios de valor que parecen originarios de un olimpo, sobre las balas no ha hablado, no ha dicho nada.

Lo cierto es que no aparecen ni las balas, ni el Ministro. Y es el momento, que ponga la cara, y que se haga cargo, como responsable político del área en el cual ocurrió el fiasco. Nos vamos a encargar que este tema no se diluya, que se asuman o asignen las más altas responsabilidades y el hilo no se corte por el lado más fino, como suele ocurrir.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.