Portada » Destacado

Fondes hacia atrás y Fondes hacia adelante

19/06/2015 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

El Fondo Nacional de Desarrollo, FONDES, fue creado en el gobierno del Frente Amplio presidido por Mujica. Una de las tantas ideas de aquel Presidente que, o no eran innovadoras ó sencillamente eran irrealizables. Esta cae dentro de las primeras, no fue innovadora, vino a superponerse a otras herramientas de fomento de proyectos productivos que necesitan estímulos especiales, y como toda cosa hecha a las patadas sus resultados no ofrecen todo el éxito que en estos instrumentos se debe perseguir. Es mas en su ejecución se configuraron situaciones opacas, sospechas de clientelismo, amiguismo y hasta de corrupción, como fue señalado en la denuncia que el Partido Nacional realizó en la Cámara de Diputados para reclamar una Investigación parlamentaria.

Qué ejemplo más elocuente del desorden y la frivolidad para administrar fondos públicos se puede pedir que el préstamo de U$S 6 millones del FONDES a una imprenta, de los que el 50% fue destinado al pago a una institución bancaria privada para liberar bienes del titular de la imprenta que estaban gravados. Una vergüenza. Más vergüenza aún que el partido de Gobierno se niegue a investigar.

El Banco de la República, contra cuyos resultados gira la cuenta del FONDES, la Corporación Nacional para el Desarrollo, cuyo cometido se vincula al fomento de proyectos productivos desde la idea que lanzó Wilson en 1985, no tienen injerencia en la administración de estos recursos, sino que lo hace el propio Fondes, y según lo pretende el gobierno a través del Instituto Nal. de Cooperativismo por un lado y la Agencia Nacional de Desarrollo Económico por otro. Estos institutos se están repartiendo la cuota política dentro del FA y por tanto parte del botín del Fondes para administrarlo a “piacere”. ANDE que aún no está formada e INACCOP, carecen de presencia de la oposición. Sumemos esta oscuridad para actuar a la negativa de investigar cuando se denuncian irregularidades y resulta que el FA, ahora con Vázquez, insiste en la fórmula.

No vamos a cejar en nuestro intento de conocer meticulosamente todo lo que ha ocurrido hacia atrás con el FONDES, cuánto dinero distribuyo, para que proyectos, con que seguridades y estudios, quien tomo la decisión de la asignación de fondos, quien controlo su ejecución, que explicación tienen los recursos perdidos que no se van a rescatar, y quien es responsable de ordenar transferencias de dinero a amigos o compañeros para que paguen deudas y limpien su patrimonio.

Esto no roza las decisiones acertadas, en las que se puede identificar un tratamiento responsable del financiamiento por quienes lo concedieron y por quienes se beneficiaron. Es más debería haber sido así en todos los casos. No estamos en contra de proyectos productivos, sean de trabajadores, cooperativas o empresarios que ambicionan desarrollarse y crecer y también superar momentos críticos. Estamos en contra del clientelismo, el amiguismo, el derroche y el voluntarismo que resultan de la improvisación y en ocasiones pretenden ser un placebo para situaciones inevitables que luego de inyectárseles dinero público fracasan rotundamente.

Entónces, hacia atrás, investigación.

Hacia adelante seguridades y control.

Si se quiere, y la mayoría tiene los votos para imponerlo, que al menos tenga un marco legal seguro, transparente, con rendición de cuentas y responsabilidades objetivas y que no se oculte a la oposición su funcionamiento en ninguno de los institutos a los que se les asigna competencias para administrar el llamado FONDES que es de todos los uruguayos.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.