Portada » Destacado

El Poder Legislativo no puede seguir así

19/12/2014 Sin Comentarios

José Carlos Cardoso

EL PODER LEGISLATIVO NO PUEDE SEGUIR APROBANDO LEYES INCONSTITUCIONALES Y RENUNCIANDO A SU CAPACIDAD DE INVESTIGAR

El Poder Legislativo no puede seguir discutiendo mal, aprobando leyes inconstitucionales y renunciando a su capacidad de investigar. Pobre en cuanto a resultados obtenidos, a las formas de procesar las discusiones sobre las leyes y en cuanto a las leyes que ha producido el Parlamento.

IMPUSIERON SIETE LEYES INCONSTITUCIONALES

Esto queda absolutamente claro a partir de por lo menos siete inconstitucionalidades que se han presentado durante el quinquenio, es decir, siete leyes en las que el Parlamento aprobó normas que iban en contra de la Constitución, que la contradecían.

Eso no es una desprolijidad sino un descuido institucional, un mecanismo absolutamente contrario al sistema republicano, es decir, hacer que el Parlamento, que es quien vigila la Constitución de la República , que está integrado por ciudadanos electos por el pueblo, vote normas que contradicen la Constitución.

IRRESPONSABILIDAD EXTREMA: DESPUÉS LAS ARREGLAMOS, DIJERON

Muchas de ellas debieron ser corregidas al poco tiempo de aprobadas .Es más, a veces hemos debido escuchar en Cámara decir con tal desparpajo, bueno, más adelante lo arreglamos si está mal, ahora vamos a aprobarlo así porque hay voluntad política, eso pasó con varias leyes, explicó .Estamos viviendo un conflicto judicial producto de un procedimiento equivocado que llevó a cabo el Parlamento , impuesto con tozudez por el Frente Amplio con su mayoría automática, un mecanismo para aprobar el sueldo de los ministros. Fue un gran mamarracho parlamentario que termina en un enorme conflicto con el Poder Judicial, con sus funcionarios, con los jueces .

Otro ejemplo de ese accionar desprolijo y equivocado del Parlamento, cuando se aprobó la ley de concubinato, pregúntenle a cualquier abogado que esté en la acción libre de su profesión y les contará cómo se libran en los juzgados las luchas por este tema, por una ley pésimamente redactada que no deja en claro nada sino que por el contrario genera nuevos conflictos.

“UN PARLAMENTO QUE RENUNCIÓ A SUS FUNCIONES “

Hay otras normas similares que también tienen errores y que producen problemas en su apliacación. Recuerden la ley que creó los municipios. A los alcaldes no se les crearon las competencias, no se les adjudicó presupuesto. Una norma contra todo lo que indica debe ser la formación de las leyes que deben tener orden, que deben ser bien discutidas, que deben ser claras, que deben tener claramente determinado su cuerpo legislativo y además el mecanismo sancionatorio.

Todo eso ha estado ausente en un período parlamentario altamente desprolijo.

Ni qué hablar de otras funciones a las que el Parlamento renunció. Yo decía por estos días la sana envidia de ver al Parlamento norteamericano , al Congreso de los Estados Unidos que durante dos años hizo funcionar una comisión investigadora que investigó a la CIA, que investigó a los servicios de inteligencia del Estado, una comisión parlamentaria que llegó a la conclusión de que la CIA aplicaba torturas, lo publicó y se lo informó así a los ciudadanos norteamericanos y a todo el mundo. Investigó los desmanes que el gobierno de los EEUU hacía y lo hizo público para todo el mundo.

Cuando alguno empezó a decir, si publicamos esto nos va a hacer daño, la respuesta del Congreso es hay que publicarlo porque es verdad.

ENTERRARON TODO BAJO LA ALFOMBRA

Desde que el Frente Amplio llegó al gobierno nacional, hace diez años, la capacidad de investigar del parlamento se bloqueó.

La competencia que la Constitución le da para investigar corrupción, desfalcos, para investigar compras mal hechas, balances deficientes, estuvo bloqueada, no se pudo aplicar. No se pudo investigar la creación de las sociedades anónimas en el ámbito del Estado sostenidas por dineros del Estado (públicos por tanto de todos nosotros) que no sabemos cómo se administra, para poner otro ejemplo que no es menor.

Toda esta capacidad de investigación fue enterrada bajo la alfombra durante estos últimos diez años, transformando al Parlamento en un lugar que discute mal, que aprueba desprolijidades desde el punto de vista legal y que renuncia su capacidad de investigar.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.