Portada » Actualidad, Columnistas

Cerrando 2014

19/12/2014 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Cerrando el 2014 ha quedado dibujado el mapa político que nos gobernará por los próximos cinco años a nivel nacional. Dicho mapa ha puesto al frente del Poder Ejecutivo al Frente Amplio nuevamente y se ha otorgado una segunda oportunidad a T. Vázquez para que conduzca dentro las potestades constitucionales este hermoso país con el deber de insertarlo en el primer mundo sin los dogmatismos clásicos de la izquierda que ha importado del resto del mundo.

Tenemos la esperanza que “al comer no se les abra más el apetito” de los despilfarros del gasto público y equilibren las finanzas del Estado procurando no elevar el endeudamiento y controlando la inflación a un nivel razonable de no más del 3% anual. Mayor endeudamiento sólo para Inversiones.

El Presidente electo tendrá uno de sus principales escollos dentro de su propio partido. De acuerdo a la nueva integración de las bancas, el populismo de J. Mujica tallará muy fuerte para imponer sus puntos de vista y Vázquez tendrá que atenerse a quienes les dieron sus votos para alcanzar el lugar que ocupará. El autoritario e inconsulto Vázquez tendrá que negociar internamente.

Deber trabajar muy duro para procurar en áreas vitales como la salud, la educación y la seguridad sean tareas inexorables para mejorar el bienestar nacional e incorporar al país definitivamente dentro del contexto global internacional apoyando la apertura comercial con el resto del mundo sin distinciones políticas como hasta el presente.

El discurso de la izquierda no alcanza con mencionar en cada oportunidad el glosario de solidaridad, inclusión, participación, sustentabilidad, etc., sino que tales conceptos tienen que ser aplicados realmente y no como hasta ahora sólo discursivos y demagógicos.

Enfrentaremos un 2015 con un crecimiento económico moderado y una actividad más reducida que años anteriores donde probablemente la desaceleración de la actividad económica traerá efectos negativos como el aumento de la desocupación, la suba de las tasas de interés, el aumento del riesgo país, la creación de nuevos impuestos, el aumento del contrabando y la delincuencia tan hostil a las apáticas políticas del FA para combatirla.

Seguramente veremos nuevamente a integrantes del poder sindical incorporarse por decisión presidencial a las empresas públicas y demás empresas subsidiarias como forma de agradecimiento y pago por los votos que la central sindical y sus sindicatos aportaron a la campaña.

No obstante, cuando la mayoría del país espera realizar sus actividades en paz y que todo funcione normalmente como en el primer mundo, los reclamos y conflictos que vendrán opacarán la alianza FA-Pit-Cnt convirtiéndose el futuro Ministro de Trabajo en un bombero.

Añoramos el Ferrocarril como medio de transporte de cargas para incorporarlo a la logística nacional por sus altos beneficios para la salida de la producción nacional. Ya Vázquez lo prometió en su primer gobierno y el populista Mujica tampoco pudo con él. En hora buena si tiene el futuro gobierno planes de inversión reales para dotar al ferrocarril de recursos que permitan que este medio de transporte que en las sociedades desarrolladas es vital para el buen funcionamiento de la economía.

La revolución que gusta tanto a la izquierda y la liberación nacional pasan por cortar los lazos con el pasado de dogmas y pensamientos inaplicables en el siglo XXI. Agiornarse, gestionar los recursos públicos con sabiduría y honestidad tendrán que ser valores a recuperar.

En este sentido las Fuerzas Armadas tan devaluadas por los gobiernos frentistas tendrán que ser incorporadas e integradas a la sociedad con sus infinitas posibilidades de cooperación dentro de sus cometidos constitucionales y legales. Desde Artigas, tanto generales como soldados han sido fundamentales en el quehacer nacional.

El entorno regional está básicamente en manos de la izquierda con profundos augeros negros entreverados de corrupción. En Argentina continuará el kirchnerismo con un nuevo presidente y Brasil seguirá la política de hermano mayor de Itamaraty con escasos resultados positivos para el Uruguay.

Comenzado el 2015 los Partidos Políticos disputarán las diecinueves intendencias departamentales donde los ciudadanos de cada departamento conocen desde sus raíces a los posibles candidatos, su historia como gobernantes, sus logros y sus yerros. Mayo complementará el mapa político con la esperanza de que el Gobierno Nacional apoye a todas las Intendencias por igual sin discriminar a los partidos ganadores en cada una de ellas ni a los hombres que lleguen a ser electos.

Bienvenido 2015!!

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.