Portada » Actualidad

La sensibilidad aplicada a la seguridad

07/11/2014 Sin Comentarios

En el programa Código País participó el equipo de Seguridad del Partido Nacional. En el mismo se puede encotnrar una visión y un compromiso que debemos remarcar. Otra seguridad, una mirada diferente y un compromiso diferente.

Vea el programa en teledoce.

Aquí la reseña que hace la producción del programa.

El senador nacionalista Carlos Moreira y exComisionado Parlamentario Penitenciario Álvaro Garcé (actual líder del equipo de seguridad del candidato a presidente por el Partido Nacional Luis Lacalle Pou) estuvieron en Código País discutiendo el tema de la seguridad en el país. Hablaron de por qué sostienen que las administraciones del Frente Amplio han fallado en el rubro, y también de lo que propone el Partido Nacional para solucionar uno de los temas que más preocupa a los uruguayos.

Moreira señaló que si bien el pueblo se inclinó en un 48% por el partido oficialista en la primera vuelta de las elecciones nacionales, la seguridad “está presente en el ánimo de todos los uruguayos. No hay quien no ande a esta hora por la calle sintiendo un fundado temor de que le pueda pasar algo”. Según el senador, la gente priorizó la buena situación económica a la hora de votar, pero indicó que cuando él fue subsecretario del ministerio del Interior (1990-1993) hubo 13.000 rapiñas y en este quinquenio del gobierno de José Mujica se llegará a las 80.000. “Hoy no tenemos crisis, hoy tenemos bonanza, hoy tenemos 6% de desocupación, hoy tenemos políticas sociales donde se gasta mucho dinero, hoy tenemos mejora de los salarios, y tenemos la situación cada vez más insegura”. Habló de la adicción a las drogas como una explicación de la criminalidad cada vez más violenta.

Hablando de que el Frente Amplio habla de un tema cultural para explicar el delito, Moreira afirmó que las causas son muchas, y enumeró la droga, la desestructuración familiar, la exclusión y la educación. “Que haya 100.000 muchachos que ni estudian ni trabajan es una especie de incitación a delinquir”, sentenció. “Dentro del propio Frente Amplio hay visiones contradictorias sobre el tema” de la minoridad infractora, continuó el senador Moreira: desde el gobierno se planteó un proyecto de ley que elevaba las penas para los delitos cometidos por menores, y “se enterró en un cajón porque hay muchos parlamentarios del Frente Amplio que no están de acuerdo”. Ese proyecto “lo votamos con las dos manos”, afirmó Moreira, quien dijo no haber votado el plebiscito de la baja de la edad de imputabilidad, pero que se necesita un cambio. Señaló Garcé: “Está planteado como una necesidad prioritaria reformar el sistema penal juvenil. Tenemos que encarar de una buena vez, y mucho mejor si es en base a acuerdos”. Para esto, los nacionalistas hablaron de que se requiere sacar al Sirpa de la órbita del Inau, algo que está en la ley de creación del Sirpa y no se ha cumplido, y también sacar las cárceles del dominio del ministerio del Interior. Garcé apoyó en ese sentido la creación de un órgano desconcentrado para cumplir esa función.

Garcé aseguró que de cada 150 delitos que ocurren, seis o siete se condena, y eso “técnicamente configura impunidad”. Habló de propuestas en la línea de prevenir el delito (y reprimirlo cuando sea necesario) y bajar esa impunidad. “De esos seis o siete el 90% son procesados con prisión. Hay un problema de política criminal que agrava un problema de impunidad. Hay una respuesta penal que está mal enfocada”, afirmó el exComisionado Parlamentario. Moreira agregó que pueden funcionar las penas alternativas, pero que “hay que ver con qué presos se está tratando”. Dijo que la mayoría son jóvenes y violentos, porque son rapiñeros. “Estamos viendo ahora que hay niños cometiendo delitos. A los trece años se es niño, y no hay ninguna sanción sobre un niño. La sociedad viene en una involución muy grande y nos obliga a extremar los esfuerzos”.

El senador Moreira criticó a Tabaré Vázquez porque la gestión de sus ministros en seguridad “no nos da confianza”, a lo que agregó el hecho de que Vázquez propusiera prolongar a Bonomi en su puesto. “No es lo mismo hacer anuncio de cambios desde el gobierno que como alternativa de cambio”, apoyó Garcé, y también atacó al expresidente y actual candidato por prometer un descenso del 30% de las rapiñas cuando estas aumentaron un 300%. Aseguró que desde su equipo prometen que se noten cambios en tan solo un año, pero no se promete que se solucionará la inseguridad, y habló en ese sentido sobre prácticas de seguridad vinculadas con los violentos en el fútbol. “El ministerio del Interior tiene que tener un registro de infractores”, sumó Moreira, quien indicó que eso está escrito por ley desde el 2006 y nunca se aplicó. “Usted puede poner las leyes más maravillosas del mundo, pero si no se aplican no sirve para nada. Eso es lo que ha pasado”, afirmó el senador, “se ve que la cadena de mando está fallando”.

Sobre las denominadas zonas rojas, Moreira aseguró que se necesita una policía que se mantenga y proteja a los trabajadores que viven allí en vez de entrar a veces. Declaró que para esos casos serviría la guardia republicana.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.