Portada » Actualidad

Lacalle Pou tendió la mano a Argentina

03/10/2014 Sin Comentarios

Fuente: diario El País

El candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, disertó ayer en Buenos Aires ante políticos y empresarios argentinos. Prometió recomponer las relaciones bilaterales de manera “profesional”, sin apelar a la “ideología” o “la buena onda”.

Durante cuarenta minutos Lacalle Pou presentó sus planes de gobierno, “a modo de terapia a 25 días de las elecciones”, frente a un nutrido auditorio en el que se encontraban el diputado y precandidato a la Presidencia argentina, Sergio Massa, y Carlos Bulgheroni, poderoso empresario con inversiones en Uruguay.

El candidato blanco puso el foco en las accidentadas relaciones bilaterales que han marcado a Uruguay y Argentina en los últimos diez años, y prometió recomponerlas.

Lacalle Pou consideró que “hay mucho para hablar” sobre las medidas que ha adoptado Argentina y que podrían perjudicar la competitividad de los puertos uruguayos, situación que enmarcó en “la vieja lucha de puertos” y que requiere “aliviar tensiones”.

“Nosotros, al amparo del Mercosur, tenemos que poder negociar, porque tenemos que tener terminales portuarias de aguas profundas y canales de acceso con más calado. Eso se tiene que resolver y por eso los primeros días de diciembre nos comprometemos a enviar una delegación a Buenos Aires para conversar, sin estridencia, sin foto, sin prensa, a conversar”, remarcó.

Sostuvo que la alternancia en el poder que ocurriría en Uruguay si gana las elecciones permitirá recuperar las relaciones diplomáticas que, subrayó, “no pueden estar basadas en la buena o mala onda que tenga un presidente de turno”, frase que provocó un aplauso generalizado.

Precisó, no obstante, que no hablaría sobre la política argentina. “Nosotros no nos entrometemos, podemos tener nuestros gustos, pero no nos corresponde opinar; hasta aburridos tenemos que ser en eso porque si nosotros llegamos a ser gobierno nos vamos a relacionar a través de su gobierno, y vamos a tirar por tierra las similitudes ideológicas, la buena onda y si somos amigos o no, porque si hay algo que uno tiene que dar es certeza; las relaciones exteriores no pueden ir variando según quién gobierne nuestro país”, afirmó.

Celulosa.

Durante el almuerzo y en conversación con periodistas argentinos, Lacalle Pou explicó cómo se dispone a manejar el conflicto desatado por la instalación de la planta de UPM y que persiste por la permanente oposición del gobierno kirchnerista.

Lacalle Pou explicó que no tiene “complejos refundacionales” por lo que mantendrá el monitoreo conjunto que fuera acordado con Argentina por el gobierno del Frente Amplio.

No obstante, afirmó que hay “necesidad” de ponerle un punto final al conflicto. “A nosotros nos amparan tratados internacionales suscritos por Argentina, y vamos a pelear siempre por la vía del Derecho internacional. Es más, creo que con el monitoreo conjunto Uruguay hizo más de lo que se le exige legalmente. Fue una decisión del gobierno, que yo la puedo compartir o no, pero queda clara cuál fue la voluntad en aquel momento”.

Y agregó: “Creo que la sustitución de una de las partes (en referencia a la salida del Frente Amplio del gobierno) le va a dar un aire fresco a la vinculación bilateral para bajarla al nivel profesional de la Cancillería y garantizar el cumplimiento de tratados y compromisos asumidos. Eso se logra cuando son las cancillerías las que actúan y no los presidentes”.

El candidato blanco explicó que en un eventual gobierno suyo pedirá a los socios del Mercosur dos cosas. “La primera es apurar el acuerdo Unión Europea Mercosur. En eso hemos negociado bastante bien pero hay que pedir a algunos países que se pongan las pilas. El segundo pedido es discutir la resolución del Consejo del Mercado Común que de alguna manera inhibe a los Estados miembros a firmar acuerdos de libre comercio con otros Estados”, dijo.

Porque, continuó, “con el barrio tenemos muchas cosas en común, somos de acá, comerciamos juntos bienes y servicios, recibimos bien a los turistas, pero eso no nos puede inhibir de relacionarnos con el resto del mundo”. Agregó que adhiere al pedido de flexibilizar el Mercosur que realizó la candidata brasileña a la Presidencia, Marina Silva.

Mensajes claros para políticos, empresarios y banqueros.

El discurso de Lacalle Pou contempló las características del auditorio e incluyó mensajes claros sobre cuáles serán las reglas de juego si llega al gobierno.

Dijo que Uruguay es un país de certeza “política y económica” por lo que no pretende una “refundación” del país si accede al gobierno. Anunció su plan para mejorar la infraestructura, uno de los aspectos que más preocupa a los empresarios, y prometió “certeza” en las relaciones laborales “para aquellos que quieran invertir”.

Lacalle disertó en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción, que preside el empresario Eduardo Eurnekian, quien se encontraba ayer en el exterior. La bienvenida se la dio el vicepresidente de la institución, Alberto Grimoldi, quien destacó al presentarlo “que exista gente joven que se vuelca a la política, que es la tarea más excelsa a la que puede aspirar un hombre”.

A la hora de las preguntas, el dueño de Banco Piano, Alfredo Piano, consultó sobre si hay dificultades con la apertura de cuentas bancarias y Lacalle Pou expuso: “Nuestro gobierno tomó una decisión que nosotros no acompañamos, que es firmar un tratado de intercambio de información tributaria, y decir ahora que nosotros vamos a incumplir ese tratado no es posible, pero sí vamos a hacer que sea rigurosa su aplicación” para que no vaya más allá de lo que se firmó.

Lacalle Pou viajó junto a una comitiva que incluyó a su esposa, Lorena Ponce de León; su compañero de fórmula, Jorge Larrañaga; el diputado Álvaro Delgado; sus anunciados como futuros ministros de Economía y de Educación y Cultura, Azucena Arbeleche y Pablo Da Silveira, y asesores en materia económica y de relaciones internacionales.

Entre los asistentes a su disertación se encontraban el senador y precandidato a presidente, el radical Ernesto Sanz y el expresidente de la Unión Industrial Argentina y actual diputado por el massismo, José Ignacio de Mendiguren. En el lugar también se encontraba presente la señora Beatriz Haedo de Llambí, hija del presidente blanco Víctor Haedo.

Derechos Humanos.

Fuera de la temática económica o empresarial, Lacalle Pou fue consultado sobre el reclamo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos respecto del incumplimiento de Uruguay por crímenes cometidos en la dictadura militar.

“Nosotros vamos a hacer todo lo que esté dentro de la ley y de los tratados internacionales y lo que establezca la Corte para satisfacer las necesidades de los familiares de detenidos desaparecidos. Sin perjuicio de eso, creo que la sociedad tiene que dar vuelta la página y frente al dolor de los familiares hay que colaborar para que por lo menos sepan qué pasó”, respondió Lacalle.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.