Portada » Destacado

Una cuestión de actitud

25/07/2014 Sin Comentarios

Editorial

El aire renovador del Partido Nacional comienza a preocupar al Frente Amplio que reacciona e intenta manipular la opinión púbica frente al ascenso de la actitud positiva que representa Luis Lacalle Pou y un partido encolumnado detrás de él.

A partir de su irrupción en la política electoral, Luis Lacalle Pou comienza a llamar la atención por su forma diferente de representar el papel que debe tener una fuerza política. En una lógica demoledora pone en el debate público una actitud frente a la competencia y a la política general. De forma simple, entendible por todos, a través de su ejemplo nos orienta a tomar una actitud positiva, ¿cómo podemos construir una sociedad integrada si lo hacemos desde el descrédito de la propuesta de los otros?.

En la campaña electoral, ante la mirada desconfiada de todos, rompe con la lógica de la confrontación, con todos los manuales y rituales asumidos en la política nacional. Convence a los blancos y muchos que no lo son que se puede realmente sumar y construir “desde la positiva“ y que para que la unidad nacional deje de ser un discurso debe estar acompañado por una forma de ver la actividad política acorde. Ante la sorpresa de casi todos, gana la interna y impone en el Partido Nacional una nueva fuerza, un sentido de que llegó la hora de romper con las tradiciones y sorprendernos con todo lo que podemos hacer si lo hacemos sin prejuicios. Así comienza un camino que hoy lo pone cada día mas cerca de la Presidencia de la República.

Usando todos los recursos que tenía a su mano, fue machacando en nuestras mentes, lo bueno lo acompaño y lo malo lo mejoro, no importa de donde venga quiero trabajar con los mejores, los problemas requieren soluciones y la energía debe enfocarse en demoler los muros que nos detienen. Así el mensaje fue repetido y vivido hasta ser comprendido por la gente. Los resultados están a la vista.

Cómo no va preocupar al Frente Amplio la irrupción de Lacalle Pou cuando ve que él sintetiza el ansia general de la gente cansada de debates estériles y de culpas cruzadas cuando los problemas siguen más allá de gobiernos, crisis o prosperidad.

Y el Frente Amplio aferrado al poder, miedoso de perder su razón de ser, reacciona de la una manera que pueda: por la negativa. Así el Partido Socialista le responde en una campaña oficial a la campaña por la positiva del Partido Nacional. Nuevos Derechos frente a la nueva derecha es la consiga que usa una versión distorsionada de la estética que representó la campaña del hoy candidato del Partido Nacional. Es la síntesis de la miopía que reina en gran parte de la dirigencia política del país y en ese rumbo parece hundirse la izquierda.

Por la negativa el Frente Amplio y sus candidatos quiere tapar el sol con un dedo. La gente está cansada de las peleas de los políticos, de la culpa cruzada, de las excusas con chivo expiatorio.

La gente estaba esperando algo diferente, una fuerza que moviera realmente las raíces de los árboles pero para fortalecerlos, para dar puro oxigeno que lo fortalezca y eso comienza a ser la campaña del Partido Nacional. Partido que sale unido y fuerte de la interna, como una sola columna con su líder y referente. Todos alineados y empujando para llevar a la realidad la visión que nos convenció Lacalle Pou.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.