Portada » Actualidad

Negarse a debatir demuestra inseguridad y cobardía

11/07/2014 Sin Comentarios

Jorge Azar Gómez

El debate entre candidatos a a la presidencia es una herramienta poderosa que puede ayudar a los ciudadanos a conocer, comparar, evaluar y elegir al candidato que presente las mejores propuestas para beneficio colectivo.

Negarse a debatir, demuestra inseguridad y hasta cierto grado de cobardía y un candidato cobarde e inseguro no está en condiciones de gobernar un país.

Tabaré Vázquez , al igual que los Castros, que Chavez, que Maduro, que Morales, que CFK , se niega a debatir , su inseguridad, su inestabilidad intelectual y emocional, y su falta de ideas,se lo impiden.

Habría que recordarle a Tabaré Vazquez, que hasta los militares, de los que él sacó tanto provecho y que hoy , él y sus secuaces los señalan por autoritarios y de coartar la libertad de expresión,, supieron debatir en televisión y en vivo, sobre le referendum aún sabiendo que el debate los perjudicaba y que abría la puerta para la derrota en las urnas.
Participaron en ese debate : el Cnel. Bolentini, Enrique Tarigo, Pons Etcheverry y Viana Reyes. Conducía Carlos Giacosa , y era en plena “dictadura” y los militares habilitaron el debate para que el pueblo se enterará de lo que estaba en votación

Gandhi decía que “los desacuerdos honestos eran por lo general una señal de progreso”, y tenía razón, porque las sociedades que debaten obtienen beneficios. De hecho, en las democracias sanas los debates son parte integral de la vida. Un buen debate político permite que los ciudadanos conozcamos los diferentes puntos de vista de cada candidato y nos arroja información respecto a cuál puede ser la mejor opción para el gobierno.

Los debates son uno de los corazones estratégicos del sistema democrático y suelen contar con un moderador que marca las reglas y los tiempos. Con los debates se obtiene un intercambio respetuoso de argumentos que permite que conozcamos las diferentes propuestas y posturas. En este intercambio de ideas estriba el ideal democrático de tolerancia que afirma que distintos puntos de vista pueden y deben de convivir en términos pacíficos.

En un debate respetuoso y democrático lo que debe importar es el planteamiento de un problema, el cómo solucionarlo, por dónde y cuándo empezar, así como explicar por qué es prioritario resolverlo y a quienes beneficiará determinada solución. Los buenos debates abren camino a nuevas ideas y nos dan elementos para que hagamos un profundo análisis de los temas abordados. A los ciudadanos nos conviene escuchar y estar pendientes de lo que se expone durante los debates porque así tenemos más elementos de juicio para emitir un voto útil.

El debate es útil , quien se niega a debatir es un inútil, demuestra cobardía e inseguridad .

Tú tienes el poder de exigir que tu candidato debata, sea Lacalle, sea Vázquez, sea Bordaberry o sea Mieres.

¡Aprovéchalo! si NO debate descartalo como candidato , no le sirve al país.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.