Portada » Apuntes en campaña

Paseo en ómnibus

04/07/2014 Sin Comentarios

Oscar Silveira

Hoy en Patria Digital comenzamos una nueva sección que intentará rescatar los hechos trascendentes o interesantes de la campaña que se avecina e intentar analizarlos para nuestros lectores. Comenzamos con la primera acción clara de campaña hacia octubre, el paseo en bus y la visita a la zona del Cerro por parte de Tabaré y Sendic.

Si bien aún la campaña presidencial está en sus primeros pasos. El Frente Amplio está intentando recuperar su frescura y “sabor a pueblo” que tanto beneficio le trajo. Ahora nuevamente con Tabaré Vázquez, el Frente Amplio debe reformularse luego del desgaste de los dos gobiernos y del torbellino emocional que significó José Mujica.

En primer lugar vale resaltar que todo indica que hay cierta preocupación en el FA. Rápidamente luego de la interna Tabaré salió primero al ruedo cuando uno esperaría que el candidato que va primero sea el que de forma mas conservadora intente cuidar su caudal y minimizar los errores.

Es verdad que su campaña (el “vamos bien”) recibió críticas, no muy claras pero principalmente llamó la atención ciertas salidas un poco destempladas para un candidato que suele cuidarse mucho.  Se puede notar cierta falta de confianza y por tanto una peligrosa necesidad de hacer, cuando todos sabemos que el principal elemento para el éxito electoral es minimizar los errores.

Así ni bien llegada la selección luego de un pobre mundial, esta semana hemos tenido el primer hecho de campaña y es realmente significativo.

El día miércoles dentro de sus acciones para Montevideo, la fórmula del Frente Amplio visitó el Municipio A. En una agenda perfectamente planificada tuvo toda una serie de componente emocionales y políticos. El alcalde de la zona explicando las obras y la ex Ministra Marina Arismendi explicando la descentralización, el reencuentro con amigos, que casualmente estaban en la zona, saludos a comerciantes, reunión con jóvenes y el mentado viaje en ómnibus.

Pero al intento más férreo de guionar la agenda del candidato, para generar una noticia atractiva, suele pasar que “pasen esas cosas” que dejan evidencias de la dura realidad.  En este caso fue la aparición de uno de los temas más difíciles para la izquierda, la seguridad. Entre acto y acto de la campaña robaron el auto y la cartera de María Julia Muñoz.

Así entre lo dulce y lo amargo, Tabaré y Sendic intentaron mostrarse cerca de la gente y que la gente especialmente los vea a su alcance. Esencia de nuestra tradición política. Lamentablemente el exceso trae la impostura y en ella cae Vázquez. Está todo muy bien, ir en ómnibus es realmente una buena idea pero cuando lo hace rodeado de cámaras pierde todo su valor.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.