Portada » Actualidad

Lacalle Pou no presidirá el directorio blanco y quiere “ser controlado”

04/07/2014 Sin Comentarios

diario El Observador

El tatarabuelo de Luis Lacalle Pou, Juan José de Herrera, fue presidente del directorio del Partido Nacional a finales del siglo XIX cuando esa colectividad ya se había alzado  en armas contra el gobierno colorado.

En épocas más pacíficas, ese cargo fue asumido por el bisabuelo de Lacalle Pou, Luis Alberto de Herrera, y luego por su padre, Luis Alberto Lacalle.
Y, fuera de la zaga de los Herrera y los Lacalle, la presidencia del directorio blanco fue ejercida mayormente por quienes, en cada momento de la historia, se encumbraron como los líderes máximos del partido.

Pero Luis Lacalle Pou quiere romper con esa tradición familiar y partidaria y, a contramano de sus antecesores, ha resuelto no asumir la presidencia del máximo órgano nacionalista.
“Me parece que hay que separar las tareas del controlador y del controlado. Yo voy a ser uno de los controlados del partido. Y me parece que la tarea de presidir a los controladores debe recaer en otra persona”, dijo Lacalle Pou a El Observador.

Desde el retorno a la democracia en 1985, el cargo de presidente del Partido Nacional fue ejercido, entre otros, por Wilson Ferreira Aldunate, Alberto Volonté, Luis Alberto Lacalle y Jorge Larrañaga.  Ese puesto es ocupado por el senador herrerista Luis Alberto Heber luego de que Lacalle Herrera resolviera renunciar al cargo.

El día que perdió las internas del 1 de junio contra Lacalle Pou, Larrañaga anunció que subiría las escaleras del directorio blanco por última vez para ir a saludar al vencedor.
Pero, antes de hacerlo, le transmitió a Lacalle Pou su molestia acerca del rol que había cumplido Heber desde el directorio del partido. Según Larrañaga, Heber no fue equilibrado e hizo campaña a favor del candidato de Todos.

Sin embargo, allegados a Lacalle Pou señalaron que ese espisodio no tiene nada que ver con la decisión del candidato blanco de no asumir la presidencia del directorio.
“Se trata de una decisión que va en línea con sus intenciones de renovar el partido y de dar el ejemplo en el control de los hombres que gestionan la cuestión pública”, dijo a El Observador uno de sus allegados.

Visita.
Ayer, Lacalle Pou visitó el directorio blanco por primera vez tras su victoria en las internas. Se trató de una reunión informal, en la que el líder nacionalista informó que ya se está trabajando con vistas a los comicios de octubre y recibió el apoyo explícito de dirigentes de Alianza Nacional como el diputado Pablo Iturralde, y el intendente de Cerro Largo, Sergio Botana.

En anteriores reuniones informales se manejó la posibilidad de que quienes integren el futuro directorio nacionalista no sean ni senadores ni diputados para que cada uno pueda cumplir sus tareas cabalmente y sin distracciones que tienen que ver con la interna de la colectividad.

El presidente del directorio es elegido formalmente por los convencionales nacionales del partido. De acuerdo al resultado de las pasadas internas, ocho directores corresponden a Todos y siete a Futuro Nacional.
Otra idea que circula en la interna blanca es la de reorganizar la estructura del partido, cuestión que será trabajada más a fondo una vez que pasen las elecciones nacionales.
Entre otras cosas, se considera que cada seccional departamental debería tener un secretario administrativo rentado para que tenga un mejor contacto con el directorio.

Fuentes blancas señalaron que si bien la labor de los militantes es fundamental, no está mál adecuarse a los tiempos contratando gente a la que se le pueda exigir mayor dedicación.
La Convención Nacionalista que proclamará candidato a Lacalle Pou se realizará el sábado 26 de julio. La Corte Electoral todavía no proclamó los convencionales, pero se espera que la comunicación oficial suceda en los próximos días.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.