Portada » Titular

Nunca segundas partes fueron buenas

27/06/2014 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Los uruguayos debemos procurar que el resultado de la elección nacional de octubre no se parezca al pasado reciente. La pésima gestión de Vázquez y la desnaturalizada gestión de Mujica nos permitieron conocer sus nocivos efectos. En casi diez años, estos errantes se han forzado por hacer desaparecer las tradiciones nacionales, sus héroes, la familia, los valores que nos unen y todos los logros que como comunidad espiritual y social habíamos alcanzado entre ciudadanos nacionales e inmigrantes que defendieron la patria que los cobijó de las hambrunas europeas y de sus guerras.

El proverbio árabe ” la primera vez que me engañes, la culpa será tuya, la segunda vez, la culpa será única y exclusivamente mía” es elocuente para elegir el camino de esperanzas y cambios.

“Que pague más el que tiene más” se transformó en un marketinero slogan de la campaña 2004 y llevado a la práctica en 2007 permitió a estas administraciones frentistas disponer de los recursos más altos de la historia del Uruguay pagados por la disminuida “clase media” que dicen defender.

Un segundo gobierno de Vázquez podría llevar a montar a favor de los despropósitos de repetición los descarados programas asistencialistas del MIDES a la mejor manera de Perón, Chávez o Evo Morales y todos los uruguayos debemos impedir que nos suceda algo semejante.

No quiero ser reiterativo pero no conozco en estos períodos de altísimos ingresos públicos obtenidos de los flacos bolsillos de los trabajadores obras de infraestructura o dinero bien invertido que logre avanzar en el desarrollo nacional (económico y social) para que nuestros hijos, nietos y los que vendrán vivan en un país mejor y no tengan cada tanto que emigrar a los países que sí lo están.

AFE – ferrocarriles – que en la mayoría de los “países de primera” permite un transporte de mercaderías y personas puntual, económico y de acceso a todo público no existe a pesar de las promesas de Vázquez y Mujica con show Cristina mediante. Las empresas públicas pierden plata, Alur produce azúcar subsidiada y la nueva Regasificadora con insumos venezolanos nos perjudicará. Se estima que ANCAP ha perdido sólo en el 2013, 200 millones de dólares.

La CND –corporación para el desarrollo – es una máquina de perder dinero y Agolán que fuera una textil exitosa bajo gobiernos blancos y colorados ha sido cerrada por el frenteamplismo. Ahora, abrimos cooperativas bajo el financiamiento del Fondes. Dudo mucho que imprentas, fábricas de sanitarios y cerámicas, navegación aérea y otras sean capaces de generar rentas capaces de generar fondos para el repago de sus deudas y mantener un capital de trabajo acorde a sus necesidades. Volverán a pedir a Papá Estado Socialista nuevos fondos hipotecando el futuro de las nuevas generaciones.

Hay más de cien empresas que pertenecen a los uruguayos bajo formas jurídicas de derecho privado y son controladas y administradas por entes y otros sin la debida auditoria del Tribunal de Cuentas de la República.

Nos dicen que apoyan y de hecho se legisla la “transparencia” del gobierno, cuando los oscuros casos yacen a flor de piel y las pérdidas las pagaremos entre todos los que integramos la clase media. Donde está y donde estuvo la transparencia del ruinoso negocio de PLUNA. Vázquez, Astori, Rossi, Lepra, López Mena y Campiani a los que se agregaron el tándem Lorenzo-Calloia (hoy procesados por la justicia) y el señor de la derecha (testaferro del dueño del oligopólico transporte fluvial del Río de la Plata quien puso al menos us$ 1 millón en la campaña 2004 de T Vázquez).

De esta forma no se construye un país entre todos. Desde que asumió el FA al poder, hemos visto como se gobierna para la barra de sus amigos que detentan el poder, para los corporativismos, para los que fueron guerrilleros y atentaron contra la democracia, para los aliados y socios sindicales que continúan reivindicando la lucha de clases, y paralizan con huelgas el país día sí, día no.

Hoy el costo de construir en Uruguay es el doble que en Argentina y Chile. Hoy han logrado cerrar el mercado de inversiones inmobiliarias en Punta del Este. Hoy los trabajadores tienen que pedir préstamos para alcanzar algún sueño material, sea de bienes, de viajes, vestimentas, esparcimiento, etc. Hoy los trabajadores están más endeudados que nunca al igual que el país que continúa subiendo la deuda en exitosas colocaciones a 36 años que vía más impuestos, devaluaciones e inflación pagaremos los nabos de siempre.

No quiero dos platos de sopa para el Uruguay!!! Y mucho me gustaría más que hablar de estas cosas, aportar nuevas ideas innovadoras, motivadoras e inteligentes a un nuevo gobierno, a un nuevo Uruguay y no al actual gobierno autista que no aprende de sus enormes errores, gobierna para sus votantes y pone en evidencia la mediocridad delirante del FA y sus muy bien pagos cuadros de dirigentes.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.