Portada » Titular

El abrazo que terminó en fórmula

13/06/2014 Sin Comentarios

Luego de los resultados de las elecciones internas en el Partido Nacional se abrió un período de espera para la definición del compañero de fórmula de Luis Lacalle Pou.

Prontamente, más allá de sus dichos, los principales dirigentes de Alianza Nacional comenzaron a intentar convencer a Jorge Larrañaga para que se sumara y así asegurar la unidad del partido.

Desde el sector de Luis Lacalle Pou se esperaban el desenlace viendo con buenos ojos la posible integración de Larrañaga a la fórmula del Partido Nacional.

El tema lo trataron directamente Lacalle Pou y Larrañaga, por mas que habían diferentes dirigentes generando el ambiente propicio para que el partido comenzara la nueva etapa de la mejor manera.

Como se sabe cerca del fin de semana Larrañaga viajó a Montevideo y se reunió con Lacalle Pou. Ya era masiva la intención de generar la fórmula entre los dos precandidatos.

El día miércoles Lacalle Pou anunció que le pediría formalmente a Larrañaga que fuera su compañero de fórmula, lo cual se confirmaría el jueves a primeras horas de la tarde con la aceptación de Larrañaga.

Lacalle Pou justificó la decisión, dijo que fue personal y grupal, “Ustedes recordarán que cuando hicimos análisis de compañeros dijimos una persona con conocimientos jurídicos, con poder de negociación y que conozca el Parlamento. Eso nos dicta la razón. Obviamente, la emoción tiene mucho que ver”.

“Si hemos hablado de derribar muros, primero tenemos que incluir a todo el Partido Nacional. Las internas han señalado que Jorge Larrañaga significa la otra mitad del partido y nos parece la mejor manera de que el Partido Nacional se prepare para gobernar ahora y gobernar bien”, expresó el candidato.

“Tenemos más cosas en común que matices”, señaló a la salida de la reunión de hoy  Lacalle Pou. “A lo largo de nuestra campaña hemos hablado del tema de incluir y Jorge es quien representa a toda esa otra mitad del Partido Nacional”, señaló el candidato nacionalista quien agregó que “la meta no es sólo ganar elecciones, sino gobernar bien”.

El pedido y la aceptación marcan un importante mensaje de unidad y fraternidad dentro del partido. En dónde prima que más allá de la competencia no hay vencido ni vencedores, solo compañeros con un ideal común.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.