Portada » Actualidad

La incongruencia entre lo público y lo privado del caso Pluna

12/06/2014 Sin Comentarios

Fuente: El Espectador.com

Este fin de semana salieron a luz más relevaciones del “caso Pluna”. En su edición del domingo, el diario El País publicó una serie de correos electrónicos que intercambiaron Hernán Antonio Calvo Sánchez, el “caballero de la derecha”, y Antonio Álvarez Hernández, principal accionista de la empresa española Cosmo.

En ellos surgen más detalles a propósito de cómo se generó la participación de Cosmo en la subasta de siete aviones Bombardier pertenecientes a Pluna SA, cuya derivación principal hasta el momento fue el procesamiento sin prisión por el delito de abuso de funciones de Fernando Lorenzo, entonces ministro de Economía, y Fernando Calloia, entonces presidente del BROU.

Los más de 20 mails, enviados antes, durante y después de aquel remate frustrado de octubre de 2012, aluden, entre otras cosas, al polémico aval otorgado a Cosmo por el BROU para que esa firma pudiera ofertar, pero también a otros aspectos de las negociaciones que habrían existido entre Cosmo, Buquebus y el Poder Ejecutivo.

Según surge de ese intercambio, Calvo Sánchez actuó en todo momento bajo las órdenes de Juan Carlos López Mena, dueño de Buquebus.

Esta nueva situación compromete la actuación que tuvo el empresario López Mena y también a sus contrapartes: los jerarcas de Poder Ejecutivo que participaron en estas irregularidades. Los correos serán asociados a la investigación judicial que está realizando el fiscal Juan Gómez y la jueza Adriana de los Santos, según informaron fuentes de Crimen Organizado.

En los momentos en que se hizo la subasta y en que estos correos que ahora son públicos eran privados, varios integrantes del Gobierno informaban a la población otra realidad. El presidente del BROU, exponía sobre el aval con 13,6 millones de dólares: “Sólo la empresa Cosmo logró constituir las garantías que el Banco le exigía como para que el Banco emitiera el aval”, decía Fernando Calloia.

“Desde el punto de vista financiero es un respaldo perfecto. Es el respaldo de una empresa financiera internacional, que respalda al Banco República de cualquier perjuicio que tenga en la operación con Cosmo”, agregó el entonces presidente del BROU.

De acuerdo a la nueva información que ha surgido, se sabe que, antes de la subasta, se habían preparado algunos documentos para dar de Cosmo una imagen de solidez que no era real.

Por su parte, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, sostenía en tono solemne: “La especulación no es el terreno de quienes tenemos la tarea de gobernar, por eso con la misma tranquilidad y seriedad que merece siempre ha dado la cara y en esta oportunidad lo hacemos y lo hemos hecho para anunciar otras decisiones y otros resultados, con esa misma responsabilidad y seriedad debemos decirles que la subasta ha tenido lugar y que los aviones fueron subastados al alza por 137 millones de dólares, adquiriéndolos la empresa Cosmo de capitales españoles”.

“Estamos satisfechos por haber propuesto y obtenido del parlamento nacional el apoyo para la utilización el instrumento de la subasta como una herramienta válida por su transparencia, herramienta de la cual nunca dudamos”, dijo Pintado.

“Resaltamos también que la decisión de postergar la subasta fue positiva porque a juzgar por los resultados sirvió para defender el valor de las aeronaves que repito se obtuvo 137 millones de dólares”, añadió casi sobre el final de su alocución.

En tanto, el ex ministro Fernando Lorenzo valoraba “como un éxito el resultado de la subasta”.

En aquellos días, luego de conocerse a través del programa En Perspectiva que Hernán Antonio Calvo Sánchez, el “caballero de la derecha”, había utilizado en la subasta su segundo nombre y su segundo apellido, el ministro Pintado salió a defender ese hecho.

Ahora surge del intercambio de emails, que hizo eso en forma premeditada, para evitar que saltaran públicamente los antecedentes de su relación laboral con Buquebus y López Mena.

Fuente y videos: http://www.espectador.com/politica/292750/la-incongruencia-entre-lo-publico-y-lo-privado-del-caso-pluna

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.