Portada » Actualidad

El desafío de los partidos políticos

23/05/2014 Sin Comentarios

El domingo 1 de junio nuevamente comenzamos el proceso de elección del próximo gobierno. La reforma electoral nos trajo un proceso largo en el cual los ciudadanos tenemos la máxima gama de oportunidades de influir en el proceso de elección del próximo presidente.

La reforma se justificaba en que en una única elección las elites tenían mayor poder y el sistema hacía difícil saber al ciudadano a quien terminaba votando. Todo eso cambió, a costa de un proceso mas largo y complejo. Así hoy tenemos primero elecciones internas en los partidos, simultáneas y voluntarias. Luego elecciones legislativas y presidenciales y si el caso se da una segunda vuelta con los 2 candidatos mas votados.

En un país que se precia de su participación y cultura política llama la atención la baja movilización política a pocos días de las elecciones internas. Hecho que llevó a que se estudiara que estaba pasando, así nos enteramos que uno de cada tres uruguayos no sabe que el 1de junio son las elecciones internas, según encuesta de FACTUM.

Parece increíble, por nuestra tradición y por la publicidad que los partidos han invertido para llamar la atención de la ciudadanía pero eso son los datos de la realidad.

Así es de esperar que el porcentaje de votación continúe bajando y el promedial 50% sea ya un techo para el próximo acto electoral. Así los datos de FACTUM también muestran que a menor edad y menor nivel educativo menor conocimiento, lo cual marca una tendencia que habrá que revisar. En especial como se cruzan las dos dimensiones y el peso que tienen en el ausentismo o falta de interés político.

Eso nos trae varias preocupaciones, en primer lugar el bajo interés por las elecciones, si bien es cierto que solamente un partido tiene una interna competitiva, la baja participación marca también una baja en la identidad partidaria de los uruguayos.

Por otro lado, las estructuras partidarias jugarán un papel central en la próxima elección, lo cual contrapone la idea de la legislación que pretendía abrir los partidos a los ciudadanos.

Aunque no hay negar la realidad, el llamado de alerta no puede quedar en la anécdota del número u opacada por los resultados. Un debe está presente, compartido pero un debe al fin.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.