Portada » Columnistas

El Aníbal no sabe a quien votar

25/04/2014 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Está triste. El Aníbal nació en el barrio 40 semanas en el año 1975. Su vida transcurre entre el asentamiento, los semáforos, el cuidado de autos y algunas esporádicas changas siete oficios. El Aníbal tuvo varias compañeras y hoy Graciela es la que más ha estado junto a su paso por la vida. Su precaria vivienda de chapa y cartón cobija a la pareja y sus cinco hijos, dos de cada uno de ellos de parejas anteriores y uno de ambos.

La principal actividad del Aníbal desde su mocedad fue la desocupación –fue hasta tercero de escuela- y la de la Graciela, “la adolescente maternidad” a los 13 años y medio.

Integraron el Comité de Base del Asentamiento “Por un País de Primera” y su vida mejoró muchísimo. El Aníbal cobra por el Plan de Equidad, y por cada hijo del Plan Asignación. La Graciela cobra por el plan Madre Soltera y dado que viven con sus suegros bajo un mismo techo, ingresan mensualmente $ 23.500 aportados por todas las trabajadoras y todos los trabajadores solidariamente comprometidos con el famoso “Mc. IRPF FELIZ”.

Ya cansado de una vida de pobreza y sin muchas esperanzas de avanzar junto a su familia y con algunos años más, se da cuenta que sólo recibir dinero sin trabajar no hace que su situación continúe mejorando. Sus hijos entre la escuela y el liceo poco avanzan, leen con mucha dificultad y el razonamiento en matemática es escaso para la resolución de ejercicios sencillos.

No puede impedir que ellos tengan amigos en el barrio. Esto le preocupa y mucho por la exposición a los juegos digitales y otras páginas de las OX, así como también evitar que consuman las drogas que se venden allí mismo como la pasta base. Conoce los efectos que ha visto en otros niños y adolescentes y ya no sabe qué hacer para evitar el cultivo de la planta de marihuana en los fondos de los ranchos que con muchas esperanzas sus vecinos están plantando para aumentar los ingresos.

Tanto el Aníbal como Graciela están colgados de la TV cable, de UTE, OSE, etc. El cable le ha servido estos años para ver como otros países y ciudades se presentan al mundo y sus ciudadanos se sienten orgullosos de pertenecer a sus lugares de orígenes sin pensar en emigrar a ningún otro lado. Mantienen limpias las calles, veredas, caminan a cualquier hora con la seguridad de llegar a sus casas, trabajos, y embellecen sus casas con arreglos florales y con frentes bonitos. Son ciudadanos del primer mundo.

Escucha el informativo con asombro de como aumentó el crédito a familias y empresas, y concuerda con su vecino el Fidel que ello alienta la expansión del consumo pero alimenta también la suba de precios. A él las tarifas públicas le tienen sin cuidado, pero los alimentos –frutas-verduras-carnes-bebidas sí le afectan el bolsillo y coincide con su vecino que las subas de precios son mayores a las que se dicen desde el gobierno.

Y ahora, medita el Aníbal, tenemos que votar en la interna. Ya han pasado por el rancho los muchachos de la 609 a quien votamos en 2009, algunos colorados de la vieja guardia pachequista como le había contado su padre y los blancos tradicionales. Todos prometen mejoras pero el Aníbal aún no decide.

Analiza, y piensa: “el país de primera” no puede continuar incrementando el número de asentamientos y de personas sino por el contrario en estos años de ese PBI tan alto se debieron construir viviendas para todos los sectores sociales necesitados; si las cosas andan tan bien, ¿Por qué algunos vecinos como policías, oficiales de la construcción, etc., pagan por préstamos tasas de interés de más del 90% anual con una inflación de 9%?; con mis cinco hijos y mi compañera no puedo pagar los tickets de la mutualista y sin embargo, a Paco Casal lo exoneran de pagar cien millones de dólares de impuestos; si algún vecino o yo cometemos un delito, nos procesan y nos mandan pa´ dentro, sin embargo, en los altos cargos del gobierno, los procesan y hacen caravanas y actos reivindicatorios desafiando al sistema de justicia desde las alturas; la marihuana lo intranquiliza, sabe que el marcha atrás no es lo mismo; no entiende ¿Cómo si el país obtuvo la mayor recaudación de impuestos en la historia, tanto Vázquez y/o Mujica hoy puedan deber más al extranjero y todos los años mantener un déficit fiscal atroz donde los gastos son mayores a los ingresos?

Sin tomar aún una decisión, se dice pa´dentro: “dos platos de sopa son suficientes, tres NO”.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.