Portada » Actualidad

Reunión Mujica-Obama

24/04/2014 Sin Comentarios

Jorge Azar Gómez

Días pasados el Señor Presidente de la República, ante las sugerencias que recibía de la oposición sobre planteamientos que debería hacerle al presidente Obama, contestaba que era muy fácil pedir grandes cosas y que lo de él con Obama no era una “reunión de boliche”, tan habitual en él.

Y sugería “abrir las cabezas” para ubicar a Uruguay en el mundo exportador, y de esa manera integrarnos a una corriente de negocios, debe saber el Presidente Mujica , que esa corriente no la vamos a encontrar en el MERCOSUR, que si la vamos a poder encontrar en un Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y con los demás países que el aseguren a Uruguay una permanente colocación de sus productos.

Pienso que el país, en un mundo tan cambiante y tan competitivo, no puede estar limitado por el programa de un partido político, por mas que le pese al Canciller Almagro, y si es así su posición, creo que por el bien del País, se debería proceder a su relevo como al de los que no quieran “abrir sus cabezas”, esta en manos del señor Presidente que el País avance con gente abierta a las nuevas circunstancias.

Esto no es tarea de un partido político ni de su programa de gobierno, es un tema de todos los uruguayos militen donde militen, y sus ideas y profesionalismo deben ser aceptados y respetado por el gobierno de turno.

Hace bastante tiempo, publiqué el artículo “En busca de los mercados perdidos”, el cual cobra vigencia con la reunión entre Obama y Mujica, en dicho artículo hacia un análisis de las posibilidades de exportación de Uruguay a mercados diferentes al MERCOSUR, así como a mercados no tradicionales como podían ser ONU. a efectos de abastecer sus campos de refugiados y las Fuerzas de Paz instaladas en diversos puntos, como también, sugerí proponer al gobierno de los Estados Unidos, la venta de productos uruguayos (raciones, agua, frazadas, etc.) para sus tropas instaladas en Afganistán y en otros países, quienes conocemos tanto ONU, como la necesidad de un lobby permanente en Estados Unidos, sabemos que dando los pasos acertados, estos dos poderosos mercados se pueden abrir.

Mujica debe plantear a Obama estas dos posibilidades, o sea , su apoyo para lograr abastecer tanto las Fuerzas de Paz como los campos de refugiados de ONU y abastecer las tropas de EEUU instaladas en diversas partes del planeta.

Esto nos permitiría exportar productos con mas valor agregado permitiendo una mayor utilización de mano de obra uruguaya.

Analizando , esta reunión con el presidente Obama, nos damos cuenta que estamos ausentes del mercado internacional y el resultado es que hoy tenemos que dar respuesta eficaz a dos preguntas correlacionadas: ¿somos competitivos? ¿tenemos una estructura de venta en el exterior acorde a nuestras necesidades inmediatas?.

Aún nos falta mucho para ser competitivos, y la estructura en el exterior la tenemos, son nuestras Embajadas y sus funcionarios, pero no la supimos explotar o se tuvo temor de innovar y establecer un sistema de incentivos para ellos, creando una red de promoción y venta de los productos “Made in Uruguay” sin precedentes.

Es así, se deben tomar TODAS nuestras Embajadas como centros de promoción y venta de nuestros productos, incentivando a TODOS sus funcionarios con un porcentaje (a establecer) sobre el total de las ventas que cada Embajada concrete, distribuyendo luego entre sus funcionarios las ganancias.

Lógicamente este sistema deberá concretarse en base a la seriedad, a la formación, al incentivo para los mejores y a la sanción para el que no cumpla.

No se puede construir sobre la debilidad.

Al dejar librado todo a las reglas del mercado, que se arregle por sí solas, el Estado estuvo ausente en la definición de una política de comercio exterior.

Lo que pasa que cuando hay problemas nuestra diplomacia debe actuar, cuando surgen dificultades se mira a la falta de previsión del estado sobre los tiempos cíclicos en que los problemas aparecen.

La imagen comercial de nuestro país en el exterior es baja, el marketing de nuestro país es inexistente. El sistema de promoción internacional de Uruguay, en el mejor de los casos es ineficiente. Y tenemos poco trabajo de inteligencia internacional

Y sobre todo en el funcionamiento de la economía exportemos con más valor agregado, eso significará más trabajo uruguayo y permitirá aliviar nuestra alta tasa de ingreso concentración en productos primarios y salir adelante, con eso se cumplirá el deseo del Señor Presidente de que sus diferentes equipos “abran las cabezas”

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.