Portada » Columnistas

¿Coderegate?

11/04/2014 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

CODERE es una compañía multinacional española cuyo negocio es la gestión de terminales de juego, salas de juego, puntos de apuestas, e hipódromos. CODERE es el mayor operador de salas de bingo en México, el mayor operador del juego en la provincia de Buenos Aires y es el operador líder en otros mercados como Italia, Panamá, Colombia, Brasil y Uruguay.

En Uruguay gestiona el Hipódromo Nacional de Maroñas, las apuestas hípicas, 5 salas de juego con 1.838 terminales y 27 puntos de apuestas. La Administración Batlle, en 2002 adjudicó la concesión de explotación del Hipódromo de Maroñas a Hípica Rioplatense S.A., grupo formado por Sociedad Argentina de Medios S.A. (del Grupo SLI) y CODERE por un periodo de 30 años. La reapertura de Maroñas en 2003 supuso una inversión de 50 millones de dólares.

La Administración Mujica, le otorgó en 2012 la concesión del Hipódromo de Las Piedras y su explotación por un periodo de 30 años. Suma también a su cartera de actividades el Hotel Casino Carrasco. El 7 de marzo de 2013 fue reinaugurado el Hotel Casino Carrasco cuyo único accionista CARRASCO NOBILE (CN) pertenece mayoritariamente al Grupo CODERE a quien se le otorgó un permiso de explotación por 30 años. El Tribunal de Cuentas de la República observó en su momento la adjudicación efectuada a CN por la no presentación de la disponibilidad de fondos líquidos para enfrentar la obra. No obstante, el BROU presidido por Calloia, Perazzo y Vázquez le otorgó un préstamo por 25.000.0000 de dólares. En la fiesta de reinauguración estuvieron presentes la Sra. Ana Olivera (IMM) y el presidente de la República en funciones, Danilo Astori.

La familia española Martínez Sampedro es la propietaria del 70% del capital de Codere. Gran parte de su participación accionaria la realizan a través de una sociedad holandesa, Massampe Holding que tiene una deuda de más de 600 millones de euros, por lo que ciertamente no se sabe cuál es el patrimonio real de la familia una vez descontados los pasivos asumidos.

Codere adeuda 1.100 millones de euros a inversores institucionales a los que no les paga el interés pactado. Los acreedores financieros le propusieron a Codere canjear la deuda impaga por el 82% del capital de la compañía e inyectar 400 millones de euros con el fin de asegurar la viabilidad del grupo. Pero, el presidente del Consejo se negó en rotundo y los Martínez Sampedro abogaron por el preconcurso de acreedores que solicitaron el pasado 3 de enero.

Con la Nueva Ley Concursal española es preferible la restructuración de la deuda dados los problemas financieros antes que Codere sea declarada en concurso evitando la liquidación (quiebra). Los acreedores sostienen que la capitalización de la deuda –canjear los préstamos o los bonos por las acciones- permite proteger los empleos y mantener el valor del negocio.

Sin embargo, el Consejo de Administración del grupo propuso a sus acreedores trasladar a diciembre de 2019 el periodo de carencia de intereses de los bonos emitidos en euros y dólares, además de incluir los cupones impagos en el principal refinanciado o alternativamente una quita del 50% mediante la conversión de los bonos existentes en un nuevo bono de 250 millones de euros, con intereses pagaderos en efectivo del 8% y con vencimiento en junio de 2019.

Ante esta situación de gran riesgo para todos los uruguayos provocada por el grupo accionista principal de los tres emprendimientos (Maroñas, Las Piedras y Hotel Carrasco) cuya casa matriz CODERE) perdió en 2012 149 millones de euros y en 2013 173 millones, nos preguntamos a cuánto ascienda la deuda de estas empresas con el sistema financiero del Uruguay, con los organismos fiscales (BPS, DGI), DNLQ y los cánones correspondientes. También nos preguntamos cómo es posible que el gobierno del Frente Amplio concentre y monopolice algunos juegos de azar en una sola mano, sabiendo además que es extranjera.

Deberá llamarse a sala al titular del Ministerio de Economía y Finanzas y a la Sra. Intendente de Montevideo para que hagan una puesta al día de todas las cifras comprometidas que como sociedad nos puedan afectar de este importante grupo económico español. ¿Qué acciones se van a tomar para proteger el genuino interés de todos los uruguayos, que al igual que el PLUNAGATE, terminamos siempre como últimos pagadores de las andanzas de incompetentes administradores?

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.