Portada » Actualidad

Violencia en el deporte y sucesos recientes

04/04/2014 Sin Comentarios

Alberto Vaccaro, Robert Parrado

Los últimos sucesos relacionados a las repercusiones de los episodios de violencia en el fútbol, lamentablemente dejan de manifiesto que las respuestas del Ministerio del Interior no han sido las adecuadas y refuerzan el planteo de la ausencia de un plan integral para prevenir y erradicar la violencia en los espectáculos deportivos.

Esta afirmación se desprende de las innumerables apariciones publicas del Sub Secretario del Ministerio del Interior, donde entre otras cosas reconoció que existe personal en actividad que no ha completado su perfeccionamiento, además de reconocer que muchas acciones tomadas fueron en función de las demandas de los actores involucrados y por sobre todas las cosas quedó en evidencia que la pata fundamental de esta administración es el uso y abuso de “alta tecnológicos que evidentemente no logran definir como propuesta.

Veíamos en un reciente informe televisivo que las autoridades implementaron , la misma tecnología que desde el 2010 venían prometiendo, pero lamentablemente ha paso casi una gestión de gobierno y no le han dan al clavo, aunque parecería ser que perdieron el martillo.

Abordar este tema implica tener una mirada interdisciplinaria e interinstitucional, que no parece verse en el horizonte. Es más, no se ha podido implementar servicio alguno especializado para abordar tan complejo y difícil problema, no nos digan que es la Guardia Republica, porque lo que se necesita es vincular transversalmente con la Seguridad Pública, a quienes son actores que convergen directamente en distintos niveles, ninguno de ellos menos importante; las distintas federaciones y sus clubes, atletas, jueces, espectadores, servicios de seguridad (públicos y privados), medios de comunicación, Junta Nacional de Drogas, Universidad de la República, Ministerio de Salud Pública, Ministerio de Desarrollo Social, Congreso de Intendentes, Servicios de las Intendencias Departamentales, Instituto de la Niñez y la Adolescencia, Organizaciones no Gubernamentales, Servicios de Reclusión Carcelaria, entre otros. No hacerlo es darle un pobre y magro enfoque reduccionista.

Reprimir y restablecer el orden en el aquí y el ahora, fenómeno, pero en el mediano y largo plazo precisamos inteligencia y no solo represión.  Si se nos escapara la tortuga el daño ya estará hecho.

Es por ello que creemos en una Comunidad Deportiva Segura. La crisis tiene sin duda una directa concatenación con una mala gestión del Ministro de Interior y de quienes haya delegado dicha actividad, al punto que el Presidente como tantas veces en otros temas decidió intervenir, aunque en forma no muy clara y con mensajes contradictorios.

En este sentido parece obvio que no se ha podido por parte del Ministerio del Interior implementar un plan estratégico para la PREVENCIÓN, CONTROL Y  ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA EN EL DEPORTE, donde se tome como punto de partida el rol trascendente que tiene este Ministerio y se pueda verificar cuales fueron sus aciertos y errores en  la “gestión”, vale decir,  autocrítica.

Parece que cada vez que ocurren hechos de esta magnitud, se menoscaba la capacidad de análisis y se pretende licuar las responsabilidades y repartir con “Juan  Pueblo”, las  conductas individuales de los actores involucrados. En definitiva se necesita un compromiso ético con la gestión donde se rinda cuenta de lo actuado y que no nos llueva un conflicto detrás del otro. Es de significar que estas propuestas están contempladas en la agenda de Gobierno de Luis Lacalle Pou, en el Capitulo 1, “ Un Uruguay que cuida a su gente”
El Gobierno debe ser rector y regulador pero no “interventor”. Debe tener especial cuidado en que no existan presiones indebidas de Empresas y/o actores  que le quiten la soberanía de gestión independiente.
La libertad de acción de los dirigentes debe esta garantizada.

Antón Pirulero que cada cual haga bien su juego…!!!

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.