Portada » Actualidad

Blancos denuncian penalmente a dos jerarcas de la Intendencia

21/02/2014 Sin Comentarios

La construcción en Carrasco de un cantón de limpieza de la Unidad Playas de la Intendencia de Montevideo terminó mal. Tras las quejas de un grupo de vecinos que entienden que ése no es el lugar adecuado para ubicarlo, la obra debió paralizarse por violar las propias normativas municipales sobre retiros y alturas.

El cantón se encuentra en la calle Costa Rica entre Eduardo J. Couture y Rivera, frente al Carrasco Lawn Tennis.

La inversión en este polémico cantón municipal -que incluía una barbacoa con parrillero en la parte superior- es de aproximadamente US$ 1 millón y la obra tuvo un avance importante. Sin embargo, parte del conjunto edificado deberá ser ahora demolido.

Frente a estas situaciones, el edil Edison Casulo y el concejal municipal del Municipio “E” Nicolás Martinelli, decidieron denunciar penalmente a dos jerarcas de la Intendencia de Montevideo: el director de Desarrollo Ambiental, Juan Canessa, (bajo cuya égida se encuentra la División Limpieza), y la directora de Acondicionamiento Urbano, Eleonora Bianchi.

Los denunciantes señalan que ambos jerarcas, que integran el gabinete de la intendenta Ana Olivera, conocían la existencia de las irregularidades y sin embargo permitieron el avance de la obra.

El edil Edison Casulo -que ha hecho sonadas denuncias sobre la IMM, como la desaparición de cuadros en el Palacio Municipal, la compra de costosos sillones para el despacho de la intendenta y la reconstrucción de una casa particular por parte de un exfuncionario con materiales y personal municipal- entiende que la obra de Carrasco colide con varias disposiones.

“Viola la normativa de construcción tanto en lo que respecta a retiros frontales como altura; viola la normativa especial de protección patrimonial del centro histórico de Carrasco; viola el Plan de Ordenamiento de Carrasco aprobado por la propia Intendencia”, indicó.

“El avance frontal (que invade en más de tres metros la zona prohibida) obedece a priorizar el patio de una construcción irregular y precaria ocupada por intrusos sobre el mismo predio municipal. Y en la obra operará en forma permanente maquinaria pesada de limpieza, cuya circulación está prohibida en la zona”, añadió.

A su vez, el legislador del Herrerismo indicó que estaba previsto que en el cantón se realizara “lavado de la maquinaria pesada”, algo expresamente prohibido en la zona, y que el avance en altura obedece a la construcción de “una barbacoa con parrillero y servicios, algo de nula utilidad pública”.

Los denunciantes también señalan que el cantón no cuenta con permiso de construcción “de la propia Intendencia de Montevideo” y “no fue autorizado como es debido” por el área de Acondicionamiento Urbano.

La barbacoa.

Casulo dijo a El País que “si se plantea la necesidad de incluir un gimnasio en un cantón de limpieza, porque se constatan problemas de obesidad o sedentarismo, bueno, se puede discutir. Pero no hay necesidad de construir una barbacoa con parrillero en un edificio destinado a brindar servicios a la comunidad”.

Si bien el director de Desarrrollo Ambiental de la IMM dijo que “no estaba previsto la construcción de una barbacoa con parrillero, sino solamente un parrillero” (ver nota aparte), una comunicación municipal interna del 16 de enero de 2014, en poder de El País, da cuenta de la construcción de una “barbacoa con parrillero y servicios anexos a este fin”.

Según la resolución municipal N° 5848/ 12, las obras del cantón se adjudicaron a la empresa Bega Uruguay S.R.L., por un monto cercano al millón de dólares.

Responsabilidades.

Según la denuncia, hay “abuso de poder de los funcionarios responsables de la obra, que avanzan en ella sin que exista permiso municipal de construcción, sin que se respete la normativa de seguridad y publicidad de inscripción en distintos organismos de contralor y recaudación, sin respetar las prohibiciones de retiro y altura de la zona, así como de destino”.

Casulo y Martinell entienden que existe obligación “tanto de la intendenta como de los directores de área específicos, de poner en conocimiento de la Justicia tales hechos”.

Según el escrito de la denuncia penal, al cual tuvo acceso El País, “el elemento daño, se produce en el gasto incurrido ya abonado a la empresa adjudicataria para la construcción de la obra, y que ahora será derrumbada, para luego intentar una nueva construcción. Finalmente, hay un claro desvío de autoridad cuando se ordena la construcción de una barbacoa con parrillero y baños, en un predio público, en la zona más cara de Montevideo y con una vista que ningún otro vecino puede disfrutar, es decir todas la canchas del Lawn Tennis, todo sin perjuicio de que el cantón de limpieza no puede operar como área de maniobras de maquinaria pesada”.

Los denunciantes pretenden que Juan Canessa explique “el motivo por el cual ordenó una obra careciendo de facultades para hacerlo y en violación de la normativa vigente, en claro perjuicio de la Administración y de los particulares”. Y que la directora Eleonora Bianchi haga lo propio, también ante un juez, porque “estaba en conocimiento de la violación de varias normas”.

http://www.elpais.com.uy/informacion/blancos-denuncian-penalmente-jerarcas-intendencia.html

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.