Portada » ¡Apoyado!

Titanic astorista

14/02/2014 Sin Comentarios

Diario El País, 12.02.2014

La sensibilidad política astorista agrupada en el buque Frente Líber Seregni (FLS) fue fundamental para la estrategia de acumulación de apoyos del Frente Amplio en las dos últimas elecciones.

Pero para este crucial 2014, el FLS presenta averías que parecen augurarle el futuro del Titanic. Estas no fueron hechas por la oposición. Algunas surgieron de iniciativas dentro del propio Frente Amplio: la difícil situación y posterior procesamiento del contador Bengoa, fue por causa de una investigación del intendente Ehrlich; el desenlace de Pluna, lo fue por el cierre del crédito de Ancap decidida por Sendic y el descrédito del ministro Pintado es debido a las discretas investigaciones acerca de su patrimonio que, se dice, fueron alentadas desde el propio gobierno.

Otras graves averías del Titanic son consecuencia del propio accionar del FLS en el poder. Todo el caso Pluna tiene a representantes de ese sector en los lugares protagónicos: Lorenzo, Calloia, Pintado, y por supuesto, Astori, entre los más notorios. Pero también en estos años, el Banco Central de Bergara, también integrante del FLS, no pudo asegurar el cumplimiento de las metas de inflación.

Ahora, al mando del Ministerio de Economía, Bergara tampoco puede contener la espiral de precios que sitúa el aumento muy cerca del 10% anual.

Otras referencias del FLS también tienen problemas. El senador Michelini pena por aportar coherencia a su posición sobre el delito de abuso de funciones: antes creía que era constitucional; ahora que es evidente que puede afectar al exministro del FLS Lorenzo, piensa todo lo contrario. También, el intendente de Maldonado De los Santos, figura ascendente del FLS, tuvo graves dificultades en su departamento, con denuncias de fraude electoral y compra de votos en comicios dentro de su sector.

Algunos creen que no es tan grave que el FLS pueda hundirse como el Titanic. Estiman que luego de diez años en el poder el Frente Amplio dio muestras suficientes de emprender un rumbo económico razonable, sin las locuras que se ven en algunos países del continente, por lo que el FLS perdió su razón de ser. Además, en el FLS hay muchos candidatos al Senado para pocos lugares posibles en esta perspectiva de merma electoral del sector, lo cual también genera dificultades internas importantes. Finalmente, a nadie escapa que la renovación generacional tiene a notorias figuras frenteamplistas fuera del FLS: la senadora Xavier, por ejemplo, pero también Sendic y, en una perspectiva más izquierdista intransigente, la propia precandidata presidencial Moreira.

Así las cosas, el FLS se debilita política y electoralmente. Pero, ¿quiénes se estarían beneficiando entonces del hundimiento de este Titanic? Fuera del Frente Amplio, el Partido Independiente ha iniciado una aguerrida campaña en la que reivindica una legitimidad de izquierda, a la vez que critica fuertemente los desaguisados de este gobierno. Es claro que su objetivo electoral es crecer, también apuntando a los desencantados del FLS. Dentro del Frente Amplio, empero, parece difícil identificar hoy en día quiénes son los que efectivamente puedan beneficiarse del hundimiento de este Titanic que repercute directamente en la estrategia de campaña de Vázquez.

En efecto, el candidato Vázquez quizá no precise hoy ganar en credibilidad hacia fuera de la coalición, como cuando en 2004 le dio gran protagonismo a Astori. Sin embargo, sigue precisando de un contrapeso dentro del Frente Amplio para contrarrestar a quienes insisten con dar un giro a la izquierda. No será con el Espacio 90 y su ministro Olesker, ni con la prédica de lo que se conoce como el “grupo de los ocho” que podrá cerrar el paso a los aguerridos izquierdistas intransigentes. Así, el Titanic-FLS deja a Vázquez huérfano de lo que fue el éxito de su estrategia en 2004.

Pero lo peor está por venir. Porque si bien es cierto que a poco de empezar 2014 queda claro que el FLS está en serios problemas, las averías del Titanic pueden ser más grandes aún. No solamente por los golpes internos que pueda seguir recibiendo de sus compañeros frenteamplistas sino también, y sobre todo, porque se sabe que las investigaciones judiciales por el caso Pluna continuarán en este año electoral. Son ellas, en realidad, las que pueden acelerar sin piedad el hundimiento electoral del Titanic Frente Líber Seregni.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.