Portada » Destacado

La energía eólica y el por qué del fracaso de enseñanza secundaria

14/02/2014 Sin Comentarios

Silvio Previale

El lector podrá preguntarse, y con justa razón que relaciona la energía eólica con la enseñanza secundaria, y para explicarlo comenzaremos por decir que según los datos actuales en el 2016 Uruguay será el país con mayor porcentaje de energía eólica en su matriz energética y esto se debe a que aplicando la legislación vigente, que permite la inversión en el sector para producir energía y luego venderla a UTE, existes actualmente alrededor de diez proyectos de sendas sociedades anónimas que planean el desarrollo de este tipo de inversión y producción de energía.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver la enseñanza secundaria en esto?, en el año 2006 me desempeñaba como subdirector del Liceo Departamental de Salto, y se aplicaba en enseñanza secundaria el Plan 2003 un modelo experimental, basado en la evaluación del alumnado por proyectos, que hoy ha sido desestimado por las actuales autoridades de la enseñanza, casi como toda propuesta de modernización.

En el marco de ese plan un grupo de tres alumnos de un 5º Año científico/matemático, elaboró un proyecto para su evaluación basado en el desarrollo de una Sociedad Anónima que instalaría molinos de energía eólica en nuestro país, cuando todo era un proyecto, la Ley de Inversiones, recién entraba en vigencia, y se comenzaba a hablar de la posibilidad del primer parque eólico en Uruguay. El Proyecto, muy bien elaborado, muy bien fundamentado, y sobre todo innovador en esas fechas, corría riesgo de no ser aprobado, y con ello peligraba la pérdida del año de los estudiantes… ¿el por qué? Los docentes consideraban el “Inviable” el proyecto, alegando entre otras cosas que Uruguay no tenía vientos suficientes, que no se podía invertir tanto, etc., todos alegatos a la postre insuficientes ante el cúmulo de respuestas de los estudiantes, que disponían de muchos datos, entre ellos un mapeo eólico de Uruguay, proporcionado por una empresa a la que contactaron, los datos de como se constituía una sociedad anónima, y el estudio pormenorizado de la Ley de Inversiones que posibilitaba la propuesta. Sin mucho convencimiento, los docentes, luego de debatirlo, resuelven otorgar una nota mínima de aprobación, basados en el desempeño anual de los alumnos, pero convencidos de que ese disparatado proyecto, no era más que los sueños imposibles de tres jóvenes…

Hoy la realidad muestra lo contrario, la energía eólica ya es una realidad en Uruguay, aquellos docentes, aún siguen en secundaria y los alumnos, uno de ellos es Ingeniero en Sistemas, recibido hace pocos meses, el otro, es un Contador, recibido hace poco tiempo y el tercero, está camino a culminar su carrera universitaria. Hoy me pregunto, que hubiera pasado, si finalmente el proyecto no era aprobado e implicaba recursar el año o reelaborar el proyecto, ¿alguno de estos alumnos… no se habría desmotivado?.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.