Portada » Columnistas

A gobernar

14/02/2014 Sin Comentarios

Editorial, Oscar Silveira

A pesar del poco clima reinante, comenzamos una etapa electoral para nuestro país. Durante el 2014 y parte del 2015 los ciudadanos tenemos en nuestras manos la definición de al menos los próximos 5 años del país. El momento clave para evaluar al actual gobierno y pensar que se quiere para el futuro. El acto de votar es el momento en el cual todos gobernamos y esto implica ser responsables y conscientes de su importancia.

Por otro lado, quienes se presentan en las elecciones también con sus propuestas comienzan a gobernar. El acto electoral es el momento de poner a prueba de la ciudadanía las propuestas y el estilo de gestión. Gobernar es comprometerse con la ciudadanía en un modelo de país y en un programa de gobierno.

El fin de la actividad política no puede estar orientado a recalar en el Directorio del Partido, la banca en las Cámaras, el cargo de contralor o evitar que el Frente Amplio tenga mayoría parlamentaria. El único fin es alcanzar el gobierno para dar respuesta al descrédito y la desesperanza de la gran mayoría de los uruguayos.

La actitud y la candidatura de Luis Lacalle Pou comienza para muchos a significar esto último. Significa una visión superadora de la representación y el gobierno, un sacudón de viejas costumbres y prejuicios. Quizás no es fácil comprender su discurso pero debemos tomarnos el tiempo para hacerlo.

Su esfuerzo dice estar basado en la defensa da la libertad, la justicia social y “la transgresión positiva“ de conceptos aceptados pero dentro de una realidad que clama por ser transformada. Ser idea y acción, ser una forma de imaginar y aplicar acciones de gobierno para la mejor gestión en beneficio de la sociedad toda. Ser el cambio en la continuidad del compromiso de dejar un país mejor al que se encontró, sello inalterable del Partido Nacional.

Hoy la tarea debe ser presentar una nueva definición del concepto de prosperidad basado en un crecimiento sustentable y amigable con el medioambiente, donde prime lo humano por sobre las cifras, apoyado en una cadena de valores y principios lo suficientemente amplia para incluir a toda la sociedad. Eso creo que espera el común de la gente.

Luis Lacalle Pou representa esa visión de país que sustenta con convicción que debemos dejarnos de reprochar y dividir para construir un país para todos.

Está claro que si el Partido Nacional quiere volver a ser gobierno, deberá aprender de las lecciones del pasado. El compromiso debe estar en llevar adelante un espíritu constructivo, intentando mejorar lo que se ha hecho bien, modificar las buenas ideas mal aplicadas, cambiar radicalmente lo que está mal pero sobretodo atreviéndonos a hacer lo que hay que hacer. Más allá de ese normal sentir, que calienta nuestra sangre, que nos lleva a la confrontación debemos serenar la mirada y pensar en el bien general y no en la disputa casi futbolera.

La convocatoria realizada en el mes de enero, con la consigna “A gobernar“ no es ni debe ser solamente un slogan. A gobernar es la acción de un trabajo técnico y político y el inicio de una campaña que seguramente tendrá como eje informar las ideas y proyectos para la construcción de una gran fuerza que lleve adelante un gobierno integrador, moderno y capaz de ejercer todas sus potestades para beneficio de la sociedad uruguaya.

El tiempo lo dirá, pero en nosotros está distinguir la diferencia y lo que necesita nuestro país.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.