Portada » Columnistas

Mujica y el fracaso de sus ejes estratégicos

12/12/2013 2 Comentarios

Nicolás Martinelli

El 1º de Marzo de 2010, José Mujica asumía como Presidente de la República y en su discurso ante la Asamblea General definía sus principales ejes estratégicos; “Sin pretensiones de verdad absoluta, hemos dicho que deberíamos empezar por 4 asuntos: educación, energía, medio ambiente y seguridad. Permítanme un pequeño subrayado: educación, educación, educación. Y otra vez, educación”.

A más de tres años de iniciada su gestión queda claro una cosa, la educación fracasó y la seguridad también.

La reforma educativa que impulsó Vázquez en el año 2007 estuvo lejos de tener la intención de mejorar la educación, puesto que su leitmotiv fue el de establecer reglas para que los sectores de izquierda y sindicales se aseguraran una fuerte cuota de poder en los organismos educativos. Nada hizo o quiso hacer Mujica para cambiar esto y los malos resultados siguen llegando. Primero las pruebas PISA en donde pasamos a ocupar el deshonroso lugar 47º de 64º países evaluados y recientemente la noticia de que ocupamos el último lugar de América Latina en cuanto a alumnos egresados de secundaria. Tan mal estamos que la ANEP ante una reciente acción de acceso a la información presentada por un diario de circulación nacional, aseguró no tener información sobre las estadísticas de repetición.

De la seguridad basta decir que desde 2005 a la fecha, se acentuó la tasa de homicidios, los delitos sexuales y los campamientos. Las denuncias de rapiñas se multiplicaron por cuatro incrementando así la participación de la violencia en los delitos totales y colocando a Uruguay por encima de los niveles promedios de criminalidad y violencia en América Latina.

El tercer eje estratégico que planteo Mujica era el medio ambiental. A juzgar por sus discursos ante la Asamblea General y en la Cumbre de Rio+20, nuestro Presidente parecía entender y mostrar sensibilidad sobre la necesidad de un desarrollo sustentable y cuya explotación de los recursos naturales no fuera en perjuicio de las futuras generaciones.

Al respecto Mujica señalaba en la Asamblea General que “la comunidad internacional nos pide que nos pensemos a nosotros mismos como miembros de una especie, cuyo hábitat está cada vez más amenazado. Hace años que el país ha incorporado una fuerte consciencia sobre el tema, ha legislado con sabiduría y ha operado con decisión y transparencia (…) Sobre todos estos asuntos, ya empiezan a escucharse algunos tambores de guerra (…) El estado deberá arbitrar y tomar las mejores decisiones. Sean las que sean, deben tener un ancho respaldo político, para que tengan toda la legitimidad posible y puedan sostenerse en el tiempo, contra viento y marea (…) para cuidar el medio ambiente habrá que renunciar a algunas promesas productivas. O al revés, para sostener la producción, habrá que rebajar la ambición de una naturaleza intocada. Nos jugamos mucho en todo esto. Tenemos que decidirlo entre todos”.

A lo antedicho se le sumó el brillante discurso del 20 de junio de 2012 en la ciudad de Rio de Janeiro en oportunidad de celebrarse la Cumbre de Rio+20 que despertó la curiosidad de miles de personas en todo el mundo.

En esta oportunidad Mujica expresaba lo siguiente: “Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay tres millones de habitantes (…) Pero hay unos trece millones de vacas de las mejores del mundo. Unos ocho o diez millones de ovejas estupendas. Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne (…) Casi el 90% de su territorio es aprovechable. (…) El desarrollo no puede ser en contra de la felicidad. Tiene que ser a favor de la felicidad humana, del amor, arriba de la tierra, de las relaciones humanas, de cuidar a los hijos, de tener amigos, de tener lo elemental (…) Precisamente, porque eso es el tesoro más importante que tiene. Cuando luchamos por el medio ambiente, el primer elemento del medio ambiente se llama la felicidad humana”

Desafortunadamente con la reciente aprobación de la ley que autoriza la mega minearía –la cual tiene por nombre y apellido “ARATIRI”- sus palabras vuelven a caer dentro del relativismo que tanto lo ha caracterizado. Aquello del “ancho respaldo político” quedó circunscripto al partido de gobierno sin el respaldo de ninguno de los partidos tradicionales y aquella decisión que debía ser “entre todos” solo cuenta con el apoyo de un 28% de los uruguayos. Una vez más el gobierno del Frente Amplio decidió a espaldas de la opinión pública comprometiendo los recursos de nuestras futuras generaciones.

A Mujica solo le queda una materia, “energía”, ya no para aprobar pero al menos para reprobar con cierta dignidad si es que eso es posible. En este sentido vale reconocer que el Gobierno parecería estar bien rumbeado.

2 Comentarios »

  • Tacuarembó1 :

    Mujica no se acuerda lo que decía Artigas: y que tantas veces invocaba el Frente Amplio antes de ser gobierno, porque ahora se acuerda de lo que le conviene.
    Una: mi voluntad emana de vosotros: Esa frase mujik se la pasó por las v gna cuando dejó de lado la ley que fue dos veces ratificada por el pueblo.
    Dos: NO venderé el rico patrimonio ante el precio de la necesidad: No lo vende, lo regala. Ya que la inflaci{on que le est{a dejando a la sociedad, a nuestros hijos y a los hijos de sus amigos, porque el tiene v gna, no tiene hue2.
    Tres: si no tuviera la cara de piedra que tiene, renunciaría, y nos dejaría a Isla de Pascua Ascorix. Quien adem{as de ser el responsable del defalco de Pluna en el gobierno de vazquez, fue aquel que le dio todo el apoyo a Bengoa hasta el último minuto.
    Es el responsable del malgasto de los dineros públicos, de la suba del presupuesto del estado, cada vez más ineficiente.
    DE la traición a sus “camaradas” creando sociedades anonimas del estado, a lo que antes cuando era oposici{on se opon{ia. NO tuveo hue2 para votar la ley de Ancap en el gobierno de Batlle. Cortava varillas de 14 mm con el locu. El partido le impuso su conciencia. Seguramente toma pastillas para dormir.
    A la gente le mienten.

  • Luis Rolando :

    Y le podemos agregar mucho más, hasta ahora superan las 100 perlas que le hemos contabilizado a este gobierno. Pero a Mujica le queda un año y monedas en que seguramente algunos disparates más y alguna que otra bomba de humo que desde su audición tira para distraer para que terminemos hablando de sus pies sucios cuando explota por todos lados lo de Pluna, y vaya que hasta ahora ha tenido resultado. Sin embargo por otro lado se asoma Vázquez que apoya su propuesta en los pilares de educación habiendo fracasado su proyecto que quedó prendido de una ceibalita, seguridad después de haber tenido en su gobierno dos ministros inoperantes y proponiendo mantener a Bonomi al frente de la cartera, continuación de la línea económica astorista cuyos resultados ya vemos con Pluna y Casinos y por si fuera poco su supuesta preocupación por el medio ambiente en el momento en que se discute la ley que habilita la minería a cielo abierto, siendo Vázquez el gran responsable de los contratos de inversión con una gran laxitud en materia ambiental y cuyo contenido niegan a publicar pese a la íntimacion presentada por el Dr. Enrique Viana, pero claro que para el candidato de izquierda la importancia del cuidado del medio ambiente pasa por eliminar los envases de plástico… Ante todo esto lo que más preocupa es que los guarismos en las encuestas prácticamente no se mueven mostrándonos una población que como autómatas bailan y siguen al son de la comparsa la dirección del su gran maestre y pastor. Llega el momento que sin caer en el simplismo de culpabilizar a nadie la oposición debe preguntarse qué es lo que está haciendo mal, porque desde las redes estamos comprometidos a pelearla hasta el último día pero que el horizonte no lo vemos… no lo vemos.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.