Portada » Titular

El gobierno de ex guerrilleros y sus socios

08/11/2013 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Poco a poco el gobierno de ex guerrilleros con sus socios comunistas y sindicales nos viene transformando en una República Bananera al mejor estilo de la dictadura cubana. La dirigencia del FA añora el estilo de vida cubano olvidándose del clima excepcional de la isla y de un pueblo sometido hace más de 50 años al rigor de los Castro y sus amigos.

Por suerte, los uruguayos no se van a dejar arriar por la hoz y el martillo ni otro logo que identifique esta tropa gobernante que ha dejado a la escuela pública fluir hacia el abandono educativo y quitado al orgullo nacional que se correspondía con aquello que decía que “una escuela que no era lo mejor del país, era el país”.

De cara a 2014, nos dicen que apoyan por unanimidad la candidatura de un ex fracasado presidente y una señora de corto vuelo que ni siquiera es apuntalada por la pareja presidencial.

Para ser Presidente, los uruguayos deben considerar entre otras cosas del candidato: “la capacidad de pensamiento”, “la capacidad física” y la capacidad de comunicación”.

La candidata a presidente del FA no tiene ninguna chance, quizás su elección sea para ir desarrollando el músculo electoral para el 2019 o para demostrar la falsa diversidad de opciones que no es más que una pantalla para los electores, un menú totalmente light.

Cuando analizamos la capacidad de pensamiento de Vázquez nos encontramos frente a un laberinto de elucubraciones, no al imperio rezaba otrora y con Bush hasta los tanques de guerra le fueron solicitados; un tratado de comercio exterior (TLC con EEUU) no fue posible `por la mayoría del FA y por la mayoría socialista que miopes no supieron ver las ventajas que se avecinaban para los uruguayos permaneciendo con los slogans del pasado y sin reconocer que Putin es el hombre más poderoso y rico del mundo en una democracia prendida de alfileres. Estuvo en contra de los edificios de altura en Punta del Este para que luego nunca se reuniera la Cámara de Representantes para derogar el decreto municipal.

No supo dialogar con el ex presidente argentino N. Kirchner por la papelera a la que se opuso ferozmente antes y luego abrazó desde la presidencia. AL igual que su pasaje en la IMM donde castigó a todos los montevideanos con las más altas patentes y contribuciones inmobiliarias del mundo, llegado a la presidencia con su socio de campaña Astori incrementó los impuestos a la clase media a través del IRPF castigando además a los jubilados con el IASS.

De la capacidad física sólo diremos que terminaría el mandato arriba de los 80 años, un pibe. Para contrarrestar y no estresarse, largas jornadas de pesca se estarían organizando a lo largo y ancho del Uruguay, especialmente en embarcaciones de la Armada.

Por último, la capacidad de comunicación es aburrida, pesada y sin compromisos quedando en el acervo nacional el famoso discurso de tres palabras de 2005, “festejen uruguayos, festejen”

El maldito gobierno de Vásquez que incluyó el PLUNAGATE, Metzen y Sena, el juicio con Phillips Morris, el corte de puentes, la suba de todos los impuestos que continúa hoy con leyes como el aborto, el matrimonio gay y la marihuana y un régimen de subversión contra la Constitución de la República violada en decenas de veces sin importar la decisión del soberano, votando los socialistas a los que pertenece leyes contrarias al pueblo.

Las huelgas diarias que vivimos los uruguayos desde que el FA disfruta el poder absoluto no son una causa, son un efecto de las promesas incumplidas y el estatus quo da a la movilización pública o privada.

En el pensamiento de Vásquez y sus seguidores nunca importó la clase media como valor incambiable, como tampoco importó la “seguridad” y la “tranquilidad” de sus ciudadanos que son muchas veces más importantes que la propia libertad.

Si esto es lo que hay valor para transformar al Uruguay, sepan desde ya que estamos el horno y nos van a cocinar.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.