Portada » Columnistas

El mundo del revés… otra vez

25/10/2013 Sin Comentarios

Michael S. Castleton – Bridger

No es la primera vez que titulo una columna de esta manera, de ahí lo de ‘ otra vez’.

Este gobierno con el ‘liderazgo’ del Sr. Mujica Cordano y su ‘como te digo una cosa te digo la otra’, su absolutamente superficial filosofía de boliche, su innata incapacidad para hacer, como contrapartida a su acabada capacidad de hablar, ha sido y es pródigo en situaciones paradojales.

Nada más ilustrativo de estas paradojas que hasta el ‘Corto’ Buscaglia seguramente las aceptaría como tales, es el reciente arresto de fotocopiadoras y sus operadores.

Paradoja es que un gobierno liberalice el consumo de drogas, blandas como la marihuana, pero drogas al fin, legalizando su comercialización y en cambio persiga a los que , aunque ilegalmente es cierto, proveen a muchísimos estudiantes de un vital insumo para sus estudios.

No cabe en la cabeza de nadie que que vender droga se pueda equiparar en sus efectos negativos con fotocopiar material de estudio para jóvenes universitarios.

Hay, sin embargo, un aspecto que aún debe preocupar más, a juicio de quien escribe, que los hechos en sí mismos.

Debe preocuparnos más que nada que ante la brutal crisis de seguridad que vivimos los uruguayos, nuestras nunca bien ponderadas autoridades policiales distraigan por dos años, según las crónicas, personal y recursos en armar un operativo contra fotocopiadores cuando no podemos caminar por las calles de nuestra ciudad, cuando la gente decente vive tras rejas y los pichis sueltos, cuando se producen un asesinato y varias rapíñas por día.

Es como si se nos incendia la casa y los bomberos se preocupan por las cortinas y no por la casa en sí misma.

Está muy bien que las leyes se deben respetar mientras representen un consenso de la voluntad de la ciudadanía , así debe ser, pero , las autoridades deben saber priorizar.

Lo primordial es la seguridad de la ciudadanía, la primordial es que podamos andar por la calle sin estar mirando por arriba del hombro en forma permanente. No es en cambio primordial perseguir a quienes aunque fuera de la ley, es cierto, se dedican a llenar una vital necesidad de nuestro estudiantado. Más, habiendo como casi siempre, soluciones de sentido común a este problema, como cobrar una patente a las fotocopiadoras o a la venta de papel de fotocopia destinando los recursos generados por ese mecanismo a los que producen conocimiento y/ o publican libros.

Hay muchas alternativas poniendo un poco de pienso en el tema.

Lo que evidentemente no abunda es el pienso en quienes distraen recursos materiales y humanos vitales de su actividad principal, la seguridad de los uruguayos, para actuar en areas absolutamente accesorias.

No debe sorprendernos . Estamos a todas luces en el mundo del revés y como te digo una cosa también te digo la otra.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.