Portada » Titular

El FA contra el ahorro individual

25/10/2013 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

Bajo el inofensivo título de darle la opción a los trabajadores afiliados al sistema de las Administradoras de Ahorro de aportes jubilatorios, para que opten entre este sistema o el que sirve exclusivamente el BPS, el FA, en una operación parlamentaria que eludió el debate y aplicó la mayoría automática, aprobó hace pocas horas una serie de modificaciones al régimen contribuciones y jubilaciones.

Este episodio ocurre en un escenario montado por quienes siempre estuvieron en contra del sistema mixto, que se desarrolló en Uruguay desde 1996, y contribuyó grandemente a volver a darle credibilidad al sistema jubilatorio, ayudó a la reestructuración del BPS en esa área, y generó muy buenas expectativas en los nuevos trabajadores que se adhirieron al el, aún cuando los montos de sus salarios no los obligue a abrir una cuenta personal. Los detractores, notorios ideológicos estatistas, que tienen fobia por todo aquello que guarde espacios para la autonomía de los individuos y su libertad, han hecho de todo par atacar el sistema. Y lo seguirán haciendo porque su propósito es volver al régimen antiguo, no despertar el interés del trabajador en controlar sus ahorros y licuar los resultados del esfuerzo en una gran bolsa a la que concurran todos los aportes de los trabajadores sin identificación alguna.

Primero el gobierno montó el escenario del “dialogo de Seguridad Social”, para analizar allí variados temas vinculados con la cuestión. En ese ámbito se planteó, por presión de los sectores sindicales que se expresan sistemáticamente “contra las AFAPS” que en realidad es contra el ahorro individual de los trabajadores, la necesidad de modificar la ley del 96. Y ocurrió lo que ocurre siempre en la realidad política actual, nuestro Partido y otros aceptaron participar de ese “dialogo” en el entendido que sería tal cual su nombre, un espacio de intercambio y búsqueda de consensos, y que allí se podría mejorar la legislación. Pero el resultado fue, que en determinado momento, el gobierno, condicionado en algún caso por los lobbies sindicales, convencido en otros, redactó un proyecto que no recogió las ideas del Partido Nacional ni de otros de la oposición, y puso en marcha el mecanismo de la aprobación de modificaciones a la legislación vigente, exclusivamente con sus votos, desmereciendo cualquier otra idea o iniciativa.

El resultado, que tendrá consecuencias graves es la ley que se acaba de aprobar.

Por una de sus disposiciones, los trabajadores que se encuentran en el régimen mixto, entre los 40 y 50 años, esto es al menos diez o quince años antes de su tiempo de jubilación, pueden optar por seguir en la capitalización o incluirse dentro del sistema de reparto que administra el BPS. En ese momento es imposible adelantar que régimen le resultará mejor al trabajador y es una “tómbola” la decisión que tome. El Partido Nacional planteó que esa opción fuera en el momento de estar en condiciones de jubilarse, realmente allí puede conocer a ciencia cierta su realidad futura; la respuesta fue rotunda, no.

Por otra, todos los ahorros de los afiliados al sistema mixto cuando cumplan 55 años obligatoriamente deben ser destinados a un fondo “conservador” cuya rentabilidad es menor o mucho menor que la de las colocaciones actuales. Debe tenerse en cuenta que en las cuentas de ahorro individual de las AFAPs a la fecha, se puede afirmar que 35% corresponden a aportes efectivamente realizados y 65% a la rentabilidad obtenida. Esta decisión debería corresponder a cada afiliado, que debería ofrecérsele la libertad de optar por uno u otro fondo, es una decisión que naturalmente debe tomar el trabajador y no corresponde que se le obligue. Y la respuesta fue no, libertad de opción no.

Pero la filosofía estatista, intervencionista y controladora de todo lo que pueda hacer un individuo con sus ahorros, es la que domina en las mayorías del gobierno. La determinante influencia de la ideología dominante en los sectores sindicales que lanzó la consigna de destruir las AFAPs va haciendo su camino.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.