Portada » Titular

Un Capricho Dañino

11/10/2013 Sin Comentarios

Jaime Mario Trobo

Días pasados, ante una información publicada en el diario El País, que daba cuenta de la vacuna contra el HPV se había administrado a una mínima cantidad de niñas respecto del universo que estaba en condiciones de recibirla, resolvimos solicitar informes al MSP para conocer datos estadísticos que nos permitieran conocer la realidad.

Apenas un diez por ciento de las niñas que, de acuerdo a las disposiciones del MSP, están en condiciones de recibir la vacuna, la solicitaron, y esta dato hace saltar una alarma sobre las capacidades o la voluntad que tienen las autoridades de la salud para trabajar coherentemente en la prevención del cáncer, en este caso del de cuello de útero, que es el protagonista en la muerte de muchas mujeres cada año en Uruguay.

La realidad muestra otro capítulo de la lamentable telenovela que ha protagonizado el gobierno en la presente y la pasada administración, por el capricho de desconocer la evidencia científica y los antecedentes internacionales, que asignan a la vacuna contra ciertos tipos de HPV un rol principal en el combate y la prevención del cáncer mencionado.

Las autoridades sanitarias, que a las cansadas reconocieron lo que las cátedras de ginecología recomendaban, esto es la administración de esta vacuna, salieron públicamente a discrepar sobre la pertinencia de su actuación. Mientras la Ministro de Salud, tímidamente asumía que quizás debería hacerse una mayor promoción del uso de este mecanismo preventivo, el Sub Secretario, un cruzado contra la vacuna vaya a saber por qué oculta razón, expresaba que el Ministerio nunca haría una campaña y menos la haría obligatoria.

Mientras tanto, la Comisión Honoraria de la Lucha contra el Cáncer, expresa la necesidad de que la vacuna sea promovida, recogiendo la opinión de expertos, científicos y organizaciones internacionales especializadas.

Este panorama, muestra mucha irresponsabilidad para manejar ante la opinión pública, que debe recibir señales claras en lo referido a la prevención de enfermedades por la autoridad sanitaria, y agrega otra cuenta al rosario de torpezas que en este tema se han cometido.

Veremos, cuando lleguen los datos, quienes han sido realmente los damnificados por la falta de seriedad en el manejo del tema. Seguramente los menos informados, las familias y las niñas de menores recursos, a quienes no ha llegado la información de las bondades de la prevención que dota la vacuna, aunque no sea el único y definitivo mecanismo de prevención del cáncer de cuello de útero. La falta de orientación, la poca seriedad con la que el MSP durante el pasado gobierno y este han tratado este tema, la soberbia de algún médico con atributos de poder, la negativa a realizar una campaña de sensibilización sobre este tema como las que se hacen con recursos públicos en temas y cuestiones banales, resultan en la limitada demanda de la vacuna por quienes podrían administrársela.

Muestra de insensibilidad o de capricho político? , lo que sea es al menos una irresponsabilidad.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.