Portada » Actualidad

Lacalle Pou presentó grupos técnicos y orientación de su agenda de gobierno

04/10/2013 1 Comentario

Luis Lacalle Pou y sus colaboradores se aprestan a elaborar una agenda de gobierno “abierta” que contemple continuidad y cambio.

Fuente: Entrevista de Emiliano Cotelo para El Espectador

Vea el discurso de Luis Lacalle Pou en el lanzamiento de los equipos técnicos.

El diputado nacionalista y precandidato presidencial Luis Lacalle Pou presentó ayer al equipo que elaborará la agenda de gobierno con la cual competirá en las elecciones primarias de junio de 2014. En diálogo con En Perspectiva, explicó que dicha agenda se basará por un lado en continuar y mejorar lo que a su juicio se ha hecho bien y por otro en cambiar lo que no funciona y encarar no se ha hecho. Destacó que pretende mantener el gasto social, los consejos de salarios y el sistema de negociación colectiva, aunque este último con correcciones, de la misma forma que el IRPF, modificando el mínimo no imponible. Anunció que si llega a la presidencia derogará el decreto que habilita las ocupaciones y destacó la necesidad de “devolver el sentido” al Ministerio de Educación y Cultura, dotándolo de mayor incidencia en materia educativa. Se mostró partidario de derogar la ley de educación, que a su juicio se hizo “para dividir el poder en la educación y no para ocuparse de los educandos”.

EMILIANO COTELO: Si se trata de saber quién será el candidato presidencial de cada partido para el 2014, la interna más competitiva, por ahora, es la del Partido Nacional (PN). Por eso, parece lógico que, cuando todavía faltan ocho meses para las elecciones primarias, también sea en filas blancas donde se generen a cada rato movimientos y hechos políticos importantes.

Ayer, el diputado Luis Lacalle Pou, uno de los precandidatos presidenciales, presentó a los casi 200 colaboradores que trabajarán en los 18 equipos técnicos que respaldarán su candidatura. En esa instancia, Lacalle Pou dijo:

“Nosotros no tenemos un rol de historiadores, y menos de deformadores del pasado. Tenemos la función de arquitectos del mañana. No podemos empezar de cero cada cinco años, y en ese sentido es que entendemos la actividad de gobierno, o nuestra actividad de gobierno, nuestra idea de gobierno en tres parámetros, tres ejes fundamentales. El primero es continuar lo que se ha hecho bien, lo hemos dicho más de una vez, lo que se ha hecho bien hay que continuarlo y como mucho mejorarlo. No vinimos aquí a pararnos frente a ustedes a criticar y destruir todo. Por supuesto que primero requiere de muchísima humildad, no somos los dueños de la verdad, no pertenecemos al único partido en el cual hay gente que quiere hacer bien las cosas para el país. Vamos a terminar con esa antítesis sonsa y panfletaria de la actividad de gobierno. El segundo camino es revertir lo que se ha hecho mal, y el tercero y más difícil, el más desafiante, es hacer lo que nunca se ha hecho.”

Para profundizar en estas novedades, vamos a conversar con el doctor Luis Lacalle Pou, precandidato a la Presidencia de la República por el sector Todos Hacia Adelante del PN.

LUIS LACALLE POU: Una pequeñísima precisión: los equipos técnicos hace seis meses ya que están trabajando, no empezaron ayer; ayer fue una presentación en sociedad, pero la verdad es que han trabajado muy mucho. Hace seis meses algunos equipos arrancaron con un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) y ya están en los primeros caminos, en las primeras medidas, algunos con una ansiedad que admiramos ya casi tienen una agenda de gobierno, pero ayer fueron los primeros lineamientos de los trabajos previos de los distintos equipos en las distintas actividades del país.

EC – Ya que empezamos por ahí, ¿qué características tienen los integrantes de esos equipos? ¿Son todos técnicos? ¿Cuántos políticos hay? ¿Cómo definimos eso?

LLP – Está muy bueno, porque ayer en el estrado había 187 personas, habrán visto muchas caras nuevas, muchos jóvenes, y algunos otros con experiencia. Tenemos que tener algunos anclajes en la experiencia para que nos digan qué está bien y qué está mal y no repetir errores del pasado. Actores privados y actores públicos, eso que a priori parece una antítesis, parece una reunión llamada al conflicto; sí existieron tensiones, obviamente, pero en la sinergia de lo privado y lo público creo que está el gran quid del asunto. Tenemos profesionales técnicos con posgrados, con másteres, y tenemos gente idónea, lo que se dice por ahí experiencia. Y después tenemos mucha gente que en la diaria vive determinados temas. Esa confluencia de gente de distintos lugares y con distintas condiciones favorables es lo que hace la sinergia. Eso genera un entrelazamiento social muy importante y en este programa, que es la primera vez que se hace en la nube, de forma virtual en un Dropbox, que matiza reuniones personales de discusión con ir colgando en la red temas de discusión, está generando conclusiones muy importantes.

EC – ¿Cómo fueron seleccionados los integrantes de esos grupos? ¿Usted los llamó o ellos se acercaron?

LLP – De las dos cosas. Yo tuve una actitud proactiva, a Pablo da Silveira lo fui a buscar, porque lo creo una persona con una capacidad intelectual y humana superior, lo creo un gran profesional, tiene la noción de las urgencias nacionales, eso nos parece muy bueno, la velocidad de los cambios y la velocidad con la que tenemos que gestionar es muy importante.

EC – Pablo da Silveira, filósofo, experto en educación, es además el coordinador de todos estos equipos.

LLP – Sí, que aparte no solo acompaña, sino que va un paso adelante. Yo estoy profundamente agradecido por la actitud de Pablo, el intelecto que le ha puesto, el tiempo y el afecto. Y después fuimos buscando, yo ayer de noche llamaba a un amigo y le decía: “Carli, ¿quién iba a decir que de tu empresa, de tu emprendimiento, ibas a estar apoyando y siendo parte de un equipo de gobierno? Qué lindo es, aparte de tener tu vida privada, de la cual sobrevivís, subsistís y crecés, dedicarle esa cuota de tiempo a tu sociedad, es un acto de generosidad”. Tenemos muchísima gente, si uno mira la foto hay gente con renombre que nunca en la vida estuvo en política, muchos de los cuales ni siquiera pertenecen al partido. Hoy encontramos temas en común que nos hacen empujar hacia delante todos juntos.

EC – En una entrevista que le hacíamos aquí en En Perspectiva a fines de agosto al doctor Pablo Da Silveira, él decía que, en general, en los distintos grupos no hay políticos. Explicó que si en algún caso los hay, están por su carácter de técnicos y no de políticos. ¿Ese fue un criterio que ustedes fijaron?

LLP – Tenemos algunos dirigentes políticos que tienen experiencia en algunos temas técnicos. El diputado Álvaro Delgado se ha dedicado a los temas de la industria, a los temas laborales, a los temas de los medios de comunicación, está en los equipos, ayer estaba sentado abajo. El diputado Gerardo Amarilla tiene un posgrado en Derecho Ambiental, está en los equipos. El diputado Javier García es una persona que conoce de temas de salud, es médico. El senador Gustavo Penadés trabaja en temas de defensa. Pero los equipos son los equipos técnicos que obviamente irán de la mano con lo político, el desafío es tender esos puentes.

EC – Si los grupos tienen más bien ese perfil por el lado técnico y no político, ¿cómo se consigue después el compromiso de los políticos que eventualmente van a tener que aplicar los lineamientos que surjan de este trabajo?

LLP – Creo que estamos comprometidos, y eso no es una opción, es una necesidad. Y la responsabilidad es del que está de este lado del teléfono.

EC – ¿Qué quiere decir eso? ¿Puede ser más explícito?

LLP – Claro, que la responsabilidad de que trabajen conjuntamente y que lo técnico y lo político se mezclen, generen sinergias, es de quien aspira a estar al principio de la fila, o sea, de Luis Lacalle Pou.

EC – Según lo que ustedes mismos anunciaron, estos equipos están elaborando la agenda de gobierno que Luis Lacalle Pou va a presentar con vistas a las elecciones internas del PN. ¿Por qué utilizan ese término, “agenda”? ¿Por qué no “programa de gobierno”?

LLP – Este fue un concepto que hace tiempo le escuché al diputado José Carlos Cardoso, y le pedí permiso para utilizarlo y para internalizarlo. Un programa es algo cerrado, es algo acabado, es esto y ya está, está impreso y miralo; una agenda supone la percepción de que la realidad va cambiando, va mutando, está abierta a nuevas ideas, a modificarla, a no perder un eje, a no perder los sustentos sobre los cuales está construida. El carácter evolutivo es muy importante. La agenda tiene un afincamiento cronológico muy importante.

EC – Vayamos a los grupos de trabajo que se presentaron. Si uno mira los nombres, parece que hay un correlato con los ministerios que integran un poder ejecutivo, pero algunos nombres implican diferencias. En total son 18 grupos, ¿no?

LLP – Hoy estamos en 19, y vamos rumbo al vigésimo, que está medio trancado, que es el de Descentralización y Niveles de Gobierno, que me interesa particularmente.

EC – Para mencionar algunos ejemplos, aparece Educación por un lado y Cultura y Actividades Tradicionales por otro; aparece Vivienda, Ordenamiento Territorial y Asentamiento Cero, por un lado, y Medio Ambiente por otro. Y hay ejemplos parecidos de estos, de lo que parecería un corte, una división de lo que hoy conocemos como ministerios. ¿Es un adelanto de lo que pretende hacer si accede al gobierno? ¿Va a reordenar la administración?

LLP – Puede ser, pero con la institucionalidad que ya tenemos es obvio que hay actividades en las que confluyen más de un inciso, más de un ministerio, y nosotros no nos queremos apegar a compartimientos estancos. Es más, creemos que muchas veces las deficiencias del gobierno son las chacritas. La próxima etapa, que no va a ser fácil, es la mezcla de los equipos, el trabajo en temas puntuales de distintos equipos. El tema de la megainclusión, el tema del asentamiento cero; ahí casi, casi están involucrados todos los sectores sociales. En la vivienda por supuesto, pero ese es el factor físico de la dignidad en lo habitacional, pero ahí tiene que ingresar fuertemente el desarrollo social, tiene que ingresar lo educativo, tenemos que ingresar en esa área desde el punto de vista deportivo. Varios grupos confluyen en determinados programas. En comercio exterior tenemos que generar una unidad reguladora bajo la égida del Ministerio de Relaciones Exteriores, específica, con estímulos, y ahí van a participar Relaciones Exteriores, Ministerio de Economía y ¿sabe quién va a participar también?, los exportadores privados. O sea que ahí ya no solo mezclamos lo público, sino que ingresamos lo privado.

EC – Cuando dice que van a participar los exportadores privados, ¿de qué manera entiende que van a hacerlo?

LLP – Tenemos que institucionalizar, porque las formas para nosotros son muy importantes. El desapego a las formas a veces llama a la mediocridad, “dejalo así”, “lo arreglamos”, lo atamos con alambre, eso tan típico. Las formas son muy importantes, entre otras cosas para saber y autoimponernos formas de conducción y de resolver los problemas. Y buscaremos institucionalidad para que nadie se llame a engaño, entre otras cosas en cuanto a qué procesos tuvieron las decisiones.

EC – ¿Implica entonces que el sector privado va a participar en la toma de decisiones, pero también en el financiamiento?

LLP – No, no, el Estado gobierna para el privado, para el individuo, que tiene sus distintas manifestaciones. No queremos mezclar en ese sentido. El presupuesto, que también vamos a encarar, es algo que ya genera la gente, el privado ya nos está bancando, entre otras cosas con sus impuestos.

EC – ¿Para cuándo va a estar pronta esta agenda de gobierno preparada por estos 19 grupos de trabajo que fueron presentados ayer?

LLP – En marzo tenemos la intención de presentar cada agenda de gobierno. Y esto también queremos que sea una innovación. Antes uno presentaba un programa de gobierno, un kilo y medio, muy lindo, hojas satinadas, y a veces no lo leía ni el propio candidato. Queremos presentar cada agenda de gobierno en un lugar indicado del país ante un auditorio que esté interesado particularmente y darle difusión, que cada agenda de gobierno sea discutida. Porque no queremos que nadie se llame a engaño, que se diga “vamos a hacer esto” y resulta que después ni estaba escrito ni estaba en la agenda, estaba en letra chica o no era tan así. Si la gente nos elige o no nos elige, que no sea solo por intuición, sino que sea por una percepción real de lo que comprometimos que vamos a hacer.

EC – ¿Entonces cómo hay que entender los anuncios que usted hizo ya ayer en su discurso? Usted anticipó algunos puntos en los que piensa proponer ideas.

LLP – Sí, esos puntos ya están determinados, son las primeras líneas en algunos temas. Y ayer creíamos –y creo, entendí– que había ya que presentar lineamientos claros para dar la sensación de –lo que es la realidad– que estos equipos ya generaron material. Ahora, si bien dijimos que la agenda con la cual vamos a comparecer a partir de marzo tiene una evolución cronológica, tenemos 19 presentaciones de agenda en marzo, abril y mayo, o sea que es poco el tiempo que tenemos, pero le queremos dar mucha relevancia.

EC – El diputado Luis Lacalle Pou presentó ayer al equipo que está elaborando la agenda de gobierno con la cual competirá en las elecciones primarias de junio del año que viene, cuando tratará de ser el candidato único del PN a la Presidencia de la República.

A propósito de este nuevo hecho político que se produce en la interna del PN, estamos conversando con el doctor Luis Alberto Lacalle Pou.

En el arranque de esta entrevista repasábamos algunas frases de su discurso de ayer, cuando usted remarcó que no tiene pretensiones fundacionales, cuando explicó que los ejes de su gestión, si es elegido, serán continuar lo que se ha hecho bien y mejorarlo, revertir lo que se ha hecho mal y hacer lo que no se ha hecho. De la audiencia y a propósito de esto le preguntan, es el caso de este mensaje de Virginia de Minas: “¿Podría decir el diputado qué va a dejar porque está bien y qué está mal y cómo lo cambiaría? Y también lo que falta por hacer y cómo lo hará”. En definitiva la pregunta apunta a todo, pero sería bueno empezar por lo que usted dejaría.

LLP – Estamos comprometidos con el tema del gasto social, lo vamos a mantener y estamos dispuestos también a consolidarlo institucionalmente introduciendo reglas que lo pongan a salvo de los altos y bajos en la economía. Una cosa es mantener gasto social y otra es asalariar la pobreza, lo que se ha venido haciendo es transferir el dinero del Estado y después el Estado mide esas propias transferencias que ha generado. Nos parece que gastar en políticas sociales de determinada manera es para un momento de emergencia, no se puede hacer una costumbre ese tipo de gasto. Entonces mantener el gasto social hasta mejorarlo generando sinergias que generen desarrollo social, desarrollo individual, sin perjuicio de los vaivenes económicos. En ese sentido tiene un interés especial el educativo, ya no solo desde el punto de vista de la enseñanza de destrezas, de herramientas, sino de la convivencia social, de la ilusión del crecimiento como ser humano y de agente positivo en la sociedad. Concluyendo: el gasto social hay que mantenerlo. Y también dijimos ayer que vamos a mantener los consejos de salarios.

EC – Esa es una puntualización que usted hizo ya hace tiempo y que no es menor teniendo en cuenta que usted es el hijo del doctor Luis Alberto Lacalle y que en el gobierno del doctor Luis Alberto Lacalle los consejos de salarios dejaron de convocarse.

LLP – Hace un cuarto de siglo, y por suerte uno va aprendiendo, va cambiando, la realidad se va modificando. Eso es lo que sostengo y por eso lo estamos diciendo. A veces nos gusta esclavizarnos con nuestras palabras porque entre otras cosas aseguran un compromiso. Y estos consejos de salarios tienen que tener también algunas cláusulas importantes, para empezar la competitividad, y tienen que acompañar los vaivenes económicos, no puede ser que a veces se siga una pauta salarial cuando hay un desaceleramiento económico en determinado ámbito de la producción de la industria o de la venta de servicios, sobre todo cuando nuestro país está fuertemente condicionado por los precios del exterior.

EC – Usted ha mencionado dos correcciones que le haría al sistema de negociación colectiva tal cual estaba vigente, tal cual se está aplicando en Uruguay.

LLP – Exacto.

EC – Pero al mismo tiempo dijo ayer que no está dispuesto a aceptar que en esas negociaciones la cancha esté flechada. ¿Tiene esa sensación, tiene información que le permita sacar esa conclusión? ¿Hoy en este gobierno la cancha está flechada?

LLP – Sí, no me cabe la menor duda. Por varias razones, razones de a qué se le presta más atención en el Ministerio de Trabajo. Tengo alguna experiencia personal en ese sentido, no con este ministerio sino con el anterior, está en el discurso y está en la acción. Entendemos que la cancha está flechada, y eso lo deslegitima y creo que no lo fortalece en el tiempo. Este tiene que ser un instrumento objetivo, por supuesto apelando al “in dubio pro operario” (‘en caso de duda, a favor del trabajador’), que es más viejo que el agujero del mate, el más débil en la relación es el empleado, no el empleador, pero esto es distinto de flechar la cancha.

EC – Por otro lado y también en este tema de las relaciones laborales, usted hizo un anuncio muy frontal a propósito del derecho a la ocupación de los lugares de trabajo.

LLP – Sí, no creemos en las ocupaciones, creemos en el derecho a huelga. Nos llama poderosamente la atención que se permitan las ocupaciones en los centros privados y no en los públicos, me parece que ahí hay una doble visión del Estado en lo que hace a derechos fundamentales, como la libertad de expresión, la libertad de trabajo, la libertad de movimiento, la libertad de empresa. Y nos parece que los conflictos se deben resolver en otro ámbito y no mediante una ocupación, porque esta vulnera derechos de otros, defendiendo derechos propios se vulneran los de otros. Así que en eso queremos ser muy claros, no creemos que las ocupaciones deban ser un elemento que esté arriba de la mesa en el momento de un conflicto. No creemos en el conflicto permanente, y hoy estamos ante una situación medio ilógica: estamos con bonanza económica y al mismo tiempo con conflictos permanentes en cualquier ámbito. No parece la forma de conducir un país basarse en el conflicto.

EC – Siguiendo con capítulos en los cuales los gobiernos del Frente Amplio (FA) han marcado el camino, por ejemplo la reforma tributaria, concretamente, el impuesto a la renta de las personas físicas (IRPF). Usted entiende que no debe derogárselo; otros sectores políticos sí han planteado cambios en esa materia, usted dice “no, pero sí introducirle modificaciones”.

LLP – Desde que ingresó el FA en el gobierno, sobre todo después del 2007, se generó más presión tributaria y se generaron nuevos instrumentos. Esto va de la mano de lo que nosotros decíamos en cuanto a que no tenemos complejos refundacionales, que el país no va a empezar el 1º de marzo de 2015 y que tiene comprometido un fuerte presupuesto. Entonces gastar bien, gastar mejor y, si se puede, gastar menos. En el sentido del IRPF sería muy fácil pararnos ayer de noche y decir que lo vamos a derogar; tan fácil como irresponsable, y como no queremos ir a una campaña electoral, queremos tener la oportunidad de ser gobierno, tenemos que decir las cosas que podemos hacer y las que no podemos hacer.

Al IRPF hay que modificarlo en dos ámbitos. Primero, hoy están pagando IRPF sectores de la sociedad a los que se considera privilegiados que no lo son, o sea, aumentar los mínimos imponibles, cambiar las franjas. Y después tenemos que establecer un sistema de deducciones que sea atractivo, que esté bien diseñado y que genere impulso desarrollista. Por ejemplo, ayer ponía una situación que se da, el conflicto entre la maternidad y la oportunidad laboral, a muchas madres hoy cuando quieren salir al mercado laboral se les dificulta enormemente a raíz de su situación de madres. Tenemos que generar algún incentivo en lo que hace a deducciones impositivas para aquellas madres que quieran salir al mercado laboral, que tengan alguna deducción en lo que hace a las guarderías, al cuidado de sus niños. Esa es una deducción que creemos que genera progreso y que genera igualdad.

Pero fundamentalmente en el ámbito fiscal y tributario, gastar mejor. ¿Cuánta gente hoy en nuestro país con sus impuestos se supone que aporta a la seguridad pero tiene contratada una alarma, puesta una reja o una seguridad privada? ¿Cuánta gente aporta al Fonasa y termina pagando por determinados servicios médicos? ¿Cuánta gente aporta a la educación pública mediante sus impuestos y hace lo imposible por pagar un colegio privado para sus chiquilines? Hay una duplicación del gasto, mantengo el Estado para que cumpla con determinados fines, pero esos fines los salgo a buscar al ámbito privado. Es muy importante, no solo los elementos tributarios, los elementos de recaudación, sino también devolverle a la gente en servicios. Eso hace una gestión eficaz.

EC – Usted hasta ahora ha comentado medidas, instrumentos que se han aprobado durante los gobiernos del FA que no derogaría pero que sí corregiría, modificaría. ¿Cuáles serían ejemplos de políticas o de leyes que permanecerían tal cual? Porque usted dijo que una de las posibilidades era continuar lo que se ha hecho bien.

LLP – Hemos hablado de continuar y mejorar, todas las cosas que he nombrado hasta el momento son de continuar y mejorar. Ahora vamos a pasar a las que cambiaría o las que empezaríamos a hacer.

EC – ¿Y por el lado de los cambios drásticos, cuál sería un ejemplo?

LLP – Mencionábamos el tema de las ocupaciones. Obviamente en la educación vamos rumbo a un quinquenio casi perdido, el gran fracaso que ha tenido la educación en estos años lo dan las evaluaciones nacionales e internacionales, lamentablemente. Aquí tenemos que devolverle el sentido al Ministerio de Educación y Cultura (MEC), queremos fortalecer el rol.

EC – ¿Qué significa eso?

LLP – Que es un Ministerio de Educación y Cultura pero muchas veces en la educación no puede ni meterse. Creemos que puede haber mecanismos de utilización de fondos, mecanismos de incidencia del MEC que no baipaseen a los organismos desconcentrados de la educación pero que sí tengan incidencia. Estamos preparando planes concretos en ese sentido que me permito no adelantar porque queremos ser bien precisos cuando los propongamos.

Queremos modificar la asignación de las horas docentes y hasta ir al cambio en la currícula. No puede ser que tengamos una elección de horas docentes por las cuales terminen profesores y maestros con mucha baquía, con mucha experiencia, en centros educativos que son más llevaderos, y a veces tenemos maestras y profesores recién recibidos en escuelas y liceos de contexto crítico. Tenemos que modificar la adjudicación de horas, tenemos que ir a una descentralización hasta de los recursos y medir la efectividad de cada centro educativo. Tenemos ejemplos en nuestro país, como el liceo 4 en Maldonado y el liceo 5 de Tacuarembó, en los que se ha actuado con un cuerpo docente estable, con una dirección con liderazgo y jerarquía. Tenemos que apelar a eso. Y, por supuesto, algo que está ahí en la vuelta, tenemos que mejorar el salario docente.

EC – Y en cuanto al gobierno de la educación en sí, porque ese es otro tema muy discutido, ¿preparan algún cambio?

LLP – Yo soy partidario de derogar la ley de educación.

EC – Directamente derogarla, esa sí que es una derogación.

LLP – Yo soy partidario, pero lo tenemos en discusión con el grupo de educación. Esa es una visión personal mía, pero lo tenemos en discusión con el equipo de trabajo en educación.

EC – ¿Qué es lo que usted cuestiona en particular de esa ley?

LLP – Me parece que es una ley que se hizo para dividir el poder en la educación y no para ocuparse de los educandos, que es el fin último de todo el sistema.

1 Comentario »

  • jorge barone :

    Va por buen camino Dr., pero le va a resultar muy dificil mantenerse sin “pelear con el enemigo” y ademas despertar a la sociedad adormecida por el bolsillo. Seguramente estoy “demode”, pero me permito recordarle que los “Zurdos” se visten de corderos y su especialidad es utilizar la Democracia para cumplir sus fines Clasistas. Disculpe, pero los sufri a fines de los 60 en la Facultad,tanto como a los politicos miopes que apostaban solo por sus intereses personales. Mis mayores deseos de exito para convencer a la mayoria y poder Gobernar, aunque sea solo con el 50% de viento de cola que sopla actualmente.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.