Portada » Columnistas

Bullying

04/10/2013 Sin Comentarios

Michael S. Castleton – Bridger

 Mal social de moda, existe desde siempre. Uno grande o, peor, varios que pretenden abusarse de uno o unos más chicos.

Para nada necesariamente implica cuestiones sexuales sino más que nada dominación de unos sobre otros.

Este es un fenómeno natural a los seres humanos y curiosamente a los animales. Parece que siempre hay algunos que pretenden dominar a los más débiles por la fuerza.

Los verdaderos líderes son los que imponen su liderazgo de muchas maneras, una de ellas terminando con este tipo de situación. Me acuerdo en mis años de colegio que siempre aparecía alguno o algunos que disfrutaban de estas prácticas. La verdad que la única manera de eliminarlas era enfrentándose a como diera lugar al abusador fuera este un individúo o líder de un grupo.

Me tocó muchas veces en todos los ámbitos donde se congregaban distintas personas , de distintas capacidades ya sea físicas o intelectuales . Las más de las veces debí intervenir más que nada por mi volumen físico relativo y porque en realidad me indigna el ‘bullying’ y los ‘bullies’ o abusadores que son quienes llevan a cabo estas prácticas humanas quizás, pero igualmente repudiables.

Curiosamente, a nivel de país se da en forma análoga este repudiable fenómeno. Lo que se hizo con Paraguay y los repugnantes métodos que se usaron por parte del los demás miembros del Mercosur para permitir la ilegal entrada de Venezuela al inoperante grupo comercial son un excelente ejemplo del ‘bullying’ a nivel de estados.

A los ‘bullies’ o abusadores hay que enfrentarlos, derrotarlos o morir en la demanda.

Vivir siempre temeroso, mirando sobre la espalda para ver que nuevo desmán hace el abusador no es vida a cualquier nivel. El abusador a su vez no respeta a nadie salvo, a veces, a los que lo enfrentan.

De ahí debe nacer la indignación de todos los buenos orientales ante la reciente muestra de obsecuencia y cobardía que representó darle las llaves de la ciudad de Montevideo a la nefasta y abusadora Presidente de la Argentina.

Con este gesto no hemos hecho más los orientales que bajar aún más, el ya bajo nivel de respeto en que nos tienen la viuda Kirchner y sus secuaces. Tan es así que ya vaticino en cualquier momento y con cualquier excusa fabricada, el cierre del puente San Martín entre Fray Bentos y Gualeguaychú.

Hitler fue un abusador a nivel continental y mundial. Los ingleses y los franceses evitaron enfrentarlo hasta que fue demasiado tarde. El precio que se pagó ya lo conocemos todos.

A los abusadores hay que enfrentarlos , en el caso que sean estados , con firmeza y cortesía, pero enfrentarlos. Lo peor que se puede hacer es querer comprarlos con lisonjas como parece ser la absurda política del Sr. Mujica Cordano y sus acólitos.

El ‘bully’ al que no se enfrenta sólo va por más, interpretando ,correctamente, como debilidad cualquier lisonjería que se le pretenda hacer.

Los patoteros que hoy gobiernan Argentina sólo entienden la firmeza .

Con ellos entonces este gobierno debería adoptar una política acorde, respetuoso, pero firme. Nada , absolutamente nada de pasarle la mano por el lomo.

Como dice algún amigo versado en estos temas ‘lo cortés no quita lo caliente’.

A nivel de estado el ‘bullying’ se enfrenta con respeto, cortesía , firmeza y amigos poderosos.

Sería bueno que el gobierno actual no olvidara esto tan sencillo.

 Nota del autor:

Esta columna fue publicada en el mes de agosto en el semanario electrónico Enfoques.

Por la evolución de los hechos me pareció que quizás fuera de interés para los lectores de Patria que se publicara en este medio.

Desde el momento que redacté este escrito las cosas han ido de mal en peor gracias en buena medida a la tonta política que adpotó este gobierno con respecto a este tema y con respecto al gobierno de la viuda Kirchner y sus secuaces.

Capítulo aparte merece la actuación de nuestro canciller que tanto prometía al comienzo de su gestión y hoy parece completamente absorbido por la brutal mediocridad que permea el gobierno de Uruguay a todos los niveles.

De ex profeso no me refiero al gobierno que hoy padecemos los orientales como, nuestro gobierno, ya que ni lo siento así ni me lo permite la vergüenza ajena que esta gente me provoca.

Lo único que cabe en mi cabeza y estimo que en la cabeza de muchos uruguayos es:

¡Por Dios que se vayan de una vez!

M.S. Castleton

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.