Portada » Actualidad

Repercusiones del Seminario sobre Ley de Medios organizado por el Instituto Manuel Oribe

12/09/2013 Sin Comentarios

Cánepa se trenzó con periodistas en un debate por la ley de medios

Fuente: El Observador

“Esta bosta es más bosta que la marihuana”, dijo el periodista Nelson Fernández en un debate sobre la ley de servicios de comunicación audiovisual (ley de medios), organizado este miércoles por el instituto del Partido Nacional Manuel Oribe. Parafraseando al diputado frenteamplista Darío Pérez cuando votó el proyecto que regula el mercado del cannabis, el corresponsal del diario La Nación en Montevideo y conductor radial comenzó sus críticas al proyecto frente al prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, que siguió el evento desde primera fila antes de intervenir como panelista. Antes de Fernández, habían argumentado en contra de la iniciativa el director del diario El País, Washington Beltrán, y el periodista y gerente de noticias de Montecarlo Televisión (canal 4), Claudio Romanoff. Luego lo haría, también con duras críticas, el periodista argentino Adrián Ventura.

Fernández preguntó qué necesidad tiene el gobierno de “dar un pasito hacia lo que es Argentina” con una legislación como la propuesta. “Esta no es una ley de medios, es una ley contra los medios. Y me duele más que salga de un gobierno de izquierda”, se lamentó el periodista.

En la sala del hotel Palladium siguieron las exposiciones legisladores y militantes blancos, propietarios de canales de televisión abierta y directivos de empresas cableoperadoras de Montevideo.

“Los que trabajaron en esto, cuando pensaron, sintieron la satisfacción del orgasmo de decir que le estaban pegando a los canales”, disparó Fernández con sorna.

Cuando le tocó responder, Cánepa se refirió a los panelistas como “connotados periodistas” y, notoriamente molesto, mandó a “estudiar” y a “leer” antes de decir “pavadas”. “Si hablaron como periodistas me preocupa, porque pierden objetividad”, aseguró el funcionario del gobierno.

Para el prosecretario, los periodistas buscaron aplausos con los adjetivos al proyecto de ley. Dijo que los comentarios se refirieron solo a algunos artículos del texto, y rechazó “tajantemente” las intenciones adjudicadas. “Hay que fundamentar lo que se dice”, insistió.

Cánepa preguntó por qué no hubo críticas o planteos contra la legislación actual vigente en Uruguay. Recordó que el gobierno de José Mujica derogó la censura previa a contenidos de televisión impuesta por decreto durante la primera administración del presidente Julio Sanguinetti (1985-1989).

El argentino Ventura dijo que se le debería preguntar a Mujica a quién se quiere parecer con esta ley de medios. “¿A Cristina, a Chávez, a Ecuador?, ¿Necesita Uruguay esto?”, preguntó. Cánepa respondió luego que Mujica no se quiere parecer a nadie, sino que Uruguay busca parecerse a sí mismo. “Modificamos leyes a favor de la libertad. Hablan los hechos”, aseguró.

Antes de empezar su exposición, Romanoff aclaró que no hablaba en representación de canal 4 ni de ningún equipo periodístico. “El proyecto tiene enormes riesgos a la libertad de expresión. Esos riesgos no solamente lo sentirán los periodistas y la televisión, sino el público, que es quien tiene derecho a estar informado sin cortapisas”, dijo el periodista.

“Este proyecto desplaza el control del ejercicio de la libertad de expresión de la Justicia al poder político, que por esencia y definición, es discrecional”, agregó.

También por definición, aseguró Romanoff, el periodismo es un “contrapoder” de los gobiernos, y “esencialmente desconfiado”, porque está concebido para “evitar desbordes del poder”. Pero, en su opinión, con el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo los políticos quedan habilitados a ejercer control sobre la libertad de expresión. “Ahora pasamos de controladores a controlados”, se quejó.
El gerente de informativos de Montecarlo reivindicó a la Justicia como el único poder capaz de controlar el cumplimiento de las libertades, y no a los gobiernos, que lo harían “bajo el cristal de la conveniencia política de turno”.

El debate de ayer fue iniciado por el diputado blanco Álvaro Delgado (Aire Fresco). El legislador consideró que una ley como la propuesta por el gobierno debe ir al inicio de una administración, y no cuando está de salida. Dijo que el proyecto es “peligroso y discrecional”.

Cánepa, antes de terminar, anunció que el gobierno accederá a cambiar algunos aspectos de la ley, aunque ninguno afectará el espíritu del proyecto. Insistió en que los periodistas expositores usaron “fuego de artificio”, y los invitó a juntar votos o firmas de ciudadanos para llegar al gobierno y cambiar la ley, o impulsar una derogación por la vía de las urnas.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.