Portada » Destacado

1ª de marzo de 1985 – 1 de marzo de 2005

29/08/2013 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

El 1ª de marzo de 1985, Pacto del Club Naval de por medio, asumía como presidente de la República Oriental del Uruguay, el Dr. J. Ma. Sanguinetti. Por la noche, la gran fiesta del retorno de la Democracia estuvo marcada por los artistas cubanos Silvio Rodriguez y Pablo Milanés quienes deleitaban a los festejantes uruguayos con sus conocidas canciones, ”La vida no vale nada”, “Por quien merece amor”, “Yolanda”, etc.

A los pocos días de instaurada la nueva legislatura que sustituía al Consejo de Estado; el Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General, aprobaron la Ley Nº 15.737 llamada “LEY DE AMNISTÍA”. El 8 de marzo de 1985 el Poder Ejecutivo (SANGUINETTI, MINISTERIO DEL INTERIOR CARLOS MANINI RIOS, MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL, JUAN VICENTE CHIARINO y MINISTERIO DE JUSTICIA, ADELA RETA) promulga dicha ley.

El artículo 1ª de la ley expresaba: “Decretase la amnistía de todos los delitos políticos, comunes y militares conexos con éstos, cometidos a partir del 1º de enero de 1962.”Gracias a esta ley de amnistía poco tiempo después el actual presidente de los uruguayos sería un hombre libre, amnistiado por senadores, diputados y el Poder Ejecutivo en un acto de madurez cívica, de pacificación nacional y en procura de comenzar a cicatrizar las heridas que unos y otros dejaron luego de sus enfrentamientos.

La lucha contra la sedición, producto de las ideas foráneas implantadas en la intelectualidad de izquierda uruguaya y recogidas en armas por los guerrilleros de entonces había llegado a su fin. También llegaba a su fin el gobierno cívico militar que administró al país desde el 27 de junio de 1973, quienes confiaron en el no revisionismo ni revanchismos producto del Pacto alcanzado por Colorados, Frentistas y Cívicos.

El 1ª de marzo de 2005, asume la presidencia del Uruguay, el Dr. T. Vázquez y el mismo día de su asunción, el canciller Reinaldo Gargano firmó la reanudación de las relaciones diplomáticas con Cuba, que desde el 2002 y hasta entonces el ex presidente Dr. J. Batlle había congelado, alegando severas diferencias con el mandatario cubano Fidel Castro.

A mediados de 2005, mal asesorado por el ex Ministro socialista J. Díaz, Vázquez decide liberar a los presos comunes para intentar resolver problemas de superpoblación carcelaria cuyas consecuencias desde entonces son vividas diariamente por todos uruguayos hoy día a través del aumento de la delincuencia, especialmente la juvenil.

Las protestas callejeras registradas en Montevideo cuestionando la demora en la implementación del Plan de Asistencia Nacional a la Emergencia Social (PANES), afectó negativamente la imagen de Vázquez la cual se vio notoriamente deteriorara en 2012 luego que el gobierno encabezado por su socio de coalición decidiera cerrar la empresa PLUNA donde aún persisten las investigaciones civiles y penales a las autoridades de la época cuyas nefastas consecuencias todos conocen.

Durante los años del gobierno de Vázquez, este se mostró distante del MERCOSUR al no tener afinidad con los presidentes de Argentina y Brasil. Vázquez, quien en primera instancia se había mostrado en contra de la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos, cambió su parecer al llegar al gobierno y ello provocó que la relación entre Néstor Kirchner y T. Vázquez se empeorara progresivamente a medida que pasaba el tiempo con un gran perjuicio económico para quienes tenían lazos comerciales entre estos países y para el país entero.

Vázquez integra, desde julio del 2010, el Grupo Asesor Regional del Fondo Monetario Internacional para el Hemisferio Occidental y en su gobierno canceló con otro endeudamiento la deuda que el país tenía con el FMI.

Las tres presidencias coloradas y la presidencia blanca (nacionalista) hasta el 28 de febrero de 2005 se caracterizaron por no contar cada una con mayorías parlamentarias surgiendo las leyes durante 20 años del acuerdo consensuado de los integrantes de los partidos fundacionales de la patria.

Sin embargo, desde el 1 de marzo de 2005, la izquierda gobernante integrada por la coalición de partidos de izquierda más el Pit-Cnt (Central Sindical) y ex guerrilleros, cuentan con mayorías absolutas, sea en la Cámara de Diputados o en la de Senadores lo que les ha permitido aprobar leyes que han ido desde lo inconstitucional, pasando por sus pésimas redacciones idiomáticas hasta la imposición de cambios en el país mandatados sin la convicción personal del legislador votante. El totalitarismo del Frente Amplio se asimila a otros países donde la izquierda intencionalmente ha aumentado todos los impuestos a los pueblos que gobierna.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.