Portada » Destacado

Leyes muertas y créditos irrecuperables

12/07/2013 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

La creación del CONSEJO NACIONAL DE ECONOMÍA (CNE) fue una aspiración programática del FA de hace décadas y su inspirador (el actual Vicepresidente) logró el objetivo legal pero no alcanzó a que el CNE después siete años y medio años funcionara y cumpliera con los nobles objetivos de la ley.

El 26 de diciembre de 2005, el Poder Ejecutivo (PE) promulgó la ley 17.935 que creó el CNE con carácter consultivo y honorario para procurar que los representantes de los intereses económicos, profesionales, sociales y culturales del país tuvieran un ámbito democrático de discusión y de propuesta nacional y el 26 de agosto de 2006, el PE reglamentó dicha ley, que más allá de su engorrosa integración, aún no se ha reunido ni una sola vez ni conocemos a sus integrantes.

La AGENCIA NACIONAL DE DESARROLLO ECONÓMICO (ANDE), creada por la ley 18.602 de noviembre de 2009, tiene por finalidad contribuir al desarrollo económico productivo, en forma sustentable, con equidad social y equilibrio ambiental y territorial. Prevé la generación de programas e instrumentos eficaces, eficientes, transparentes, con especial énfasis en la promoción de las micro, pequeñas y medianas empresas.

El art. 40 de esta ley, mandató a la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) a transferir a la ANDE, al menos el 40% del patrimonio de la CND al cierre del 31/12/2008. Dando cumplimento a la ley, la CND en 2009 constituyó una provisión por $ 552.217.599 equivalentes a us$ 22.667.170. Al 31 de diciembre de 2012, la CND mostraba en sus registros contables una provisión por $ 416.856.000, es decir, casi siete millones de dólares menos de lo establecido por la ley en concepto de pérdidas ocurridas con posterioridad a 2009, asociadas a créditos que tienen relación con los cometidos de la ANDE.

No conocemos el detalle de la pérdida por $ 135.362.000 (casi siete millones de dólares), pero nos preguntamos si las pérdidas de Agolan S.A. (Textil de Juan Lacaze) y el crédito que el PE mandató a la CND en el año 2009 a favor de Metzen y Sena S.A. por us$ 4.000.000 cuyo valor contable previsionado alcanzó al 31/12/2012 a us$ 4.497.829, se encuentran en el paquete de pérdidas. Asumo que la reciente inauguración de la cooperativa no considera esa cifra entre los pasivos de su financiamiento, constituyéndose dicha cifra en una pérdida para toda la sociedad.

Sería sano transparentar cuantos son los gastos que hasta ahora han incurrido en la implementación de dicha Agencia y conocer de las autoridades económicas, ¿porque se ha demorado tanto su implementación? o ¿quizás las actuales autoridades económicas de la OPP hayan puesto un palo en la rueda del Astorismo, limitando sus acciones a la espera de un mayor protagonismo?.

Sea como sea, los graves problemas nacionales que enfrentamos, incluida la desaparecida Reforma del Estado, se deberá proceder al menos, a derogar o aplicar lo establecido en las leyes 17.935 y 18.602 contribuyendo a una mejora de la gestión estatal.

La CND es responsable de aclarar cómo se integran las pérdidas por $ 135.632.000 que al igual que en gobiernos anteriores terminan socializándolas en pos de un interés mayor que desconocemos y se autoliquidan con técnicas contables que lejos están del ciudadano.

Los responsables tienen la palabra.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.