Portada » Titular

“El Frente da vergüenza y no quiero ser cómplice”

14/06/2013 2 Comentarios

Pablo Melgar, Diario El País – 14 de junio de 2013

Tras ser tentada por todos los partidos políticos, la exdirectora del liceo Bauzá anoche anunció su respaldo al precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou. Busca un espacio para seguir trabajando por la educación. Durante décadas integró el Frente Amplio y ocupó cargos de confianza política en la educación pública. Decepcionada con el Frente apuesta a “la juventud” de Lacalle Pou.

-¿Por qué resolvió ingresar al grupo de Luis Lacalle Pou?

-Porque su propuesta no la tiene nadie. Armar un grupo nuevo donde podemos acercarnos desde distintas tiendas con nuestras peculiaridades, ideologías y nuestra manera de actuar para trabajar en equipo en temas de políticas de Estado. Graciela Bianchi mantiene su ideología, considera que el Frente Amplio fracasó en la educación y en otras cosas. Yo quiero trabajar en educación y voy donde sea necesario. La educación no es de derecha ni de izquierda, es educación.

-¿Se sigue sintiendo de izquierda?

-Creo que hay que redefinir el concepto de izquierda o derecha. La derecha significa defender el statu quo pero en este momento lo está defendiendo el Frente Amplio, quien pide cambios es la oposición. Al menos por ahora yo no quiero plantear el debate sobre izquierda o derecha, el Uruguay tiene problemas más profundos que eso. Quiero alcanzar un punto en que estemos de acuerdo, sin banderías políticas, para salir de situaciones graves.

-A usted le ofrecieron un espacio en distintos partidos y sectores políticos. ¿Por qué eligió a Lacalle Pou?

-Por la juventud, no tiene mochilas del pasado. No me importa su apellido, ni que sea hijo de quien sea, como pasa en otros casos. Cada uno es un ser individual. Tiene pocos años más que mis hijos y no tiene la edad del abuelo de mis hijos. Los jóvenes no tienen las mochilas del pasado, nosotros sí. En la interna del Frente Amplio se dedican a pasar facturas por lo que pasó antes, durante y después de la dictadura. También se dedican a crear cargo de confianza para nivelar las cuotas políticas, cosa que también hicieron los partidos fundacionales pero nosotros veníamos a cambiar.

-¿En qué condiciones ingresa a ese sector?

-Yo no voy a un partido, voy a un lugar para trabajar por la educación.

-¿Va a ser candidata?

-Eso no lo sé. Lo que sí comprobé es que para hacer cosas en un país con una democracia de partidos políticos fuertes y muy orgánicos, incluido el Frente que es un partido tradicional más, hay que tener actividad partidaria por lo menos para poder incidir. Mantengo la comisión de trabajo independiente que anuncié, no tiene ningún lazo con nadie. Además, tengo un problema: soy mujer. La posibilidad de incidir para una persona que es librepensadora y que no le dice sí a todo el mundo, es más difícil.

-¿Ser mujer en este momento no es una desventaja para alcanzar una banca?

-Yo estuve siempre de acuerdo con la ley de cuotas. Fue una de mis discrepancias con Lucía Topolansky, ella no quería la ley de cuotas, yo le contesté que a ella le eligieron por ser la esposa de Mujica.

-¿Qué tipo de votante cree que arrastra?

-No tengo la menor idea. La gente que me sigue lo hace más por mis ideas con respecto a la educación que por el partido en que yo estaba. Si la gente del Frente se va a animar a votar a otro partido es un problema de la ciudadanía. Creo que también en eso hay que dejar de ser tradicionales, hay que aprender de las democracias modernas. En un período gana uno y después gana otro. La gente fluye y no hay ningún problema.

-¿Cree que los frentistas decepcionados pueden votar a un partido tradicional?

-Pienso que sí. Lo que no se debe hacer es tirar el voto porque los anulados o en blanco es poner en riesgo al sistema democrático. Hay que asumir la responsabilidad y bancarse lo que sea. Los frenteamplistas que adoptan otra posición no son traidores. Para mi traidor es quien traiciona las ideas y las promesas, no el que dice que no se siente representado. Muchas cosas que hace el Frente me dan vergüenza y no quiero ser cómplice.

“Criterios soberbios y autoritarios del FA”

Para Graciela Bianchi la figura de Tabaré Vázquez representa el “continuismo”. “Quieren que vuelva Vázquez para sacarse la locura actual pero no hay que olvidar que la ley de educación se aprobó en el período anterior”, aseguró.

La exdirectora del liceo Bauzá dijo estar “preocupada por el estado de derecho”.

“Es muy grave lo que está pasando en la educación y en el estado de derecho. Hay problemas con el respeto al Poder Judicial, la capacidad de gestión, el respeto a la institucionalidad y otros asuntos en los que el Frente está haciendo las cosas mal”, consignó.

Bianchi destacó que viene hablando en público de estos temas desde junio de 2010 pero “desde 2005 lo hice dentro del Frente Amplio porque vi los criterios soberbios y autoritarios con los que se manejaba el Estado”. “Creo que al Frente le queda únicamente el nombre, no conserva ni los principios ni los valores y ha incumplido todas las promesas electorales”, señaló.

Bianchi enfatizó que tiene “propuestas” que no le permitieron desarrollar en el liceo Bauzá y que ahora busca “aplicarlas desde otro ámbito”, afirmó.

Con respecto a Tabaré Vázquez insistió en que “cuando la persona envejece profundiza sus virtudes y defectos”.

2 Comentarios »

  • Luis Buscarons Morelli :

    La Dra.Bianchi es una persona muy conocedora en temas educacionales.Y es una profesional capaz y honesta.Si fuera del F.Amplio encontró su espacio para colaborar con la sociedad uruguaya,me alegra y la felicito. Le deseo suerte porque tiene mucho para hacer.–

  • Martín López :

    Mis más sinceras felicitaciones por haber logrado el apoyo de tan admirable mujer. Soy docente de Secundaria y me siento plenamente identificado con su forma de pensar.

    Reciban un cálido saludo y mis deseos de éxito.
    Martín López

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.