Portada » Actualidad

Más de la mitad de los desocupados son menores de 25 años

07/06/2013 Sin Comentarios

Fuente: El Observador, 06.06.2013

El desempleo mostró una lenta pero persistente tendencia al alza, luego de haber alcanzado en 2012 sus mínimos valores históricos. Pero ese aumento de la desocupación no se dio en iguales términos entre jóvenes y adultos. Los uruguayos menores de 25 años pasaron a ser mayoría en abril entre los desocupados, de acuerdo a los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En abril, la tasa de desempleo se ubicó en 6,7% de la población económicamente activa, lo que implicó un aumento de una décima respecto al mes anterior, pero más significativo si se compara con el dato de abril de 2012, cuando la desocupación se ubicaba en 6%.
Eso implica que al cierre de abril, en términos netos había en Uruguay 12.700 personas mayores de 14 años que buscaban, sin éxito, su incorporación al mercado laboral, por encima de las 103.000 que ya estaban sin empleo en 2012.

Respecto al año pasado, el desempleo no solo aumentó sino que también modificó su composición. Según el último dato relevado en la Encuesta Continua de Hogares, 50,7% de los desocupados  en abril tienen menos de 25 años. Los más jóvenes fueron, de hecho, los que explicaron el crecimiento del desempleo en los últimos 12 meses. En abril, el número de jóvenes desocupados registró un crecimiento de 30,4% respecto a igual mes del año anterior y ya alcanza los 58.700. En el mismo período, el número de desempleados mayores de 25 años cayó 1,7%.

El desempleo alcanza una dimensión mucho mayor cuánto menor es la edad de quien busca trabajo. Mientras que entre los mayores de 25 años la tasa de desempleo específica es de 3,9%, entre los adultos más jóvenes alcanza 21,2%. Esto es, uno de cada cinco uruguayos de entre 14 y 25 años que busca insertarse en el mercado laboral, no encuentra trabajo.

La tasa de desocupación es aún mayor si se limita la muestra a las mujeres más jóvenes: en la población femenina menor de 25 años,  el 27,4% de las que buscan empleo no lo consiguen, esto es, una de cada cuatro jóvenes uruguayas.

Mercado de trabajo
Lentamente, el mercado laboral uruguayo se aleja de las cifras récord del año pasado. El nivel actual de desempleo es el mayor registrado en el mes de abril desde 2010, aunque todavía se encuentra muy por debajo del promedio histórico.

Si bien la tendencia del empleo es a la baja su ritmo de reducción  es lento, mientras que el desempleo aumenta a mayor ritmo debido a que muchos de los uruguayos que se volcaron a la búsqueda de trabajo alentados por las buenas condiciones de la economía –la fuerte demanda de parte de las empresas y el importante crecimiento del salario real–, engrosan hoy el número de personas que no logra insertarse con éxito en el mercado laboral.
La tasa de empleo se ubicó en abril en 59,8% de la población en edad de trabajar, lo que implicó una baja de apenas una décima –despreciable desde el punto de vista estadístico– respecto al mes anterior, y un retroceso de 0,4 puntos porcentuales en comparación con abril de 2012.

Eso implicó que el número de uruguayos que ocupan empleados se ubicara en 1.619.400, apenas 1.200 menos que en igual mes del año anterior. Más que una caída en el número de puestos de trabajo, el dato muestra un estancamiento en la creación de nuevos empleos.
Una análisis significativo en cuanto a la tendencia del mercado laboral, surge de considerar la evolución por trimestres móviles del empleo y desempleo. De esa manera, se pueden sortear parcialmente los problemas que surgen asociados al tamaño de la muestra con que se realiza la Encuesta Continua de Hogares.

En ese sentido, el desempleo en los tres meses cerrados en abril se ubicó en 6,5% de la población económicamente activa, lo que implica un incremento más significativo, respecto al 5,7% de igual trimestre de 2012. En tanto, la tasa de empleo se ubicó en 59,6% de la población en edad de trabajar, apenas una décima por debajo del trimestre móvil a abril de 2012, lo que sustenta la hipótesis de un estancamiento en la creación de puestos de trabajo.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.