Portada » Lo que nadie dice

Lo que nadie dice…

31/05/2013 2 Comentarios

El nuevo escenario político nos muestra grandes cambios, de fondo. Luis Lacalle Pou descoloca al sistema político al dar respuestas innovadoras a problema generados por los propios políticos para no asumir compromisos. El caso más claro es el acuerdo para crear un frente político que le gane al FA en Montevideo.

El proceso nace en el intento de ganar electoralmente el sentir de frustración del montevideano y la esperanza de un cambio de administración que se presupone imposible si los partidos de oposición no se unen.

Al ver ese caramelo, los jugadores sin mucho análisis salen a responder a la tribuna. La tribuna encantada, los jugadores con la pelota en su cancha proponen un camino casi inviable, quizás para ganar tiempo o siguiendo los términos del fútbol: para tirarla para adelante. Y en ese momento, que la opinión pública se esperanza y los políticos comienzan a enredarla, sale Lacalle Pou con una propuesta simple y realizable: utilicemos otro lema y como el Partido Independiente se había opuesto (algo totalmente incompresible) propone el uso de la Unión Cívica, partido minoritario pero histórico.

Solamente alguien mal intencionado o muy poco informado puede creer que Lacalle Pou no consultó informalmente a Lamorte sobre la idea antes de hacerla pública. El tema es que con la propuesta de Lacalle Pou se terminaban las complicaciones legales y el compromiso arrinconaba a los políticos. La Unión Cívica, más allá de sus acuerdos recientes, tiene vida propia, por tanto si realiza los trámites necesarios y revierte la pérdida del lema tal como ellos mismos anunciaron formalmente días después (por mas que la prensa casi no hizo eco) problema resuelto. Era un ganar-ganar pero ponía fuera de juego a los políticos que le hablaban para la tribuna pero no tenían a su equipo alineado y a quien le pegaron, obviamente a Lacalle Pou.  Ya que estamos, un palito: ven no le da la talla.

Lo mismo se repite con la propuesta para la interna del Partido Nacional. Para la tribuna, los “blancos unidos“ pero en la realidad tratando de crecer a los codazos. Sale Lacalle Pou con la misma actitud, propuesta sensata y realizable. Y nuevamente recibe palos y periodistas salen a decir que resbaló (asombra el papel de algunos periodistas tan renombrados que parecen no informarse lo suficiente). Saravia dice que si y Abreu le pega y lo ningunea. Difícil de entender lo de Abreu, Larrañaga duda pero sigue su instinto de buen blanco y acepta finalmente por mas que sea la idea de su principal retador. Bien Jorge.

Lo que nadie dice: si sumamos las salidas públicas de Lacalle Pou hasta el momento rompe a los ojos su estilo llano y sincero. Es posible darle soluciones realizables a las expectativas de la gente. No es un fórmula mágica, solamente no piensa en pequeño.

2 Comentarios »

  • María Justina Martínez Usoz :

    Es importante difundir el planteo responsable hecho por el Dr Lacalle Pou, para darle la mejor forma jurídica al reclamo de la población, para que votemos bajo un mismo lema.Lamentablemente la prensa se apresuró a levantar comentarios irresponsables que expresaban la imposibilidad del uso de la Unión Cívica.Mismos medios que no chequearon la información,ni se ocuparon de desmentir la noticia incorrecta.
    Quienes acompañamos al Dr Lacalle Pou nos sentimos orgullosos de su capacidad y de sus estilo llano y sincero.Estamos cansados de viejas prácticas,que por su mediocridad, han enterrado las posibilidades de ser gobierno!!!

  • Alberto Buela :

    Es que ideas sencillas y realizables no adimiten o no permiten a algunos tener discurso para la tribuna (como dice el artículo). A su vez, como no se les ocurrió a ellos y sin embargo la idea es excelente, la traban y le ponen palos en la rueda así no se realiza, no se concreta. Mentes mesquinas y poco inteligentes son las que no se suman inmediatamente. No comprenden o no saben que si abrazan ideas de otros y le dan un complemento pequeño, con la velocidad del rayo, ellos también se benefician y quedan como casi co-autores. Además de ayudar a realizarla.
    Esta actitud yo la llamaría falta de oficio político.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.