Portada » Columnistas

CALVINOR: Otro fracaso del Frente Amplio

24/05/2013 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Calvinor se encuentra ubicada en la zona norte del Uruguay, Ruta 30 km. 3,5 en la localidad de Bella Unión, Departamento de Artigas y a una distancia de 630 kms. de Montevideo, 680 kms. de Buenos Aires y 710 kms. de Porto Alegre.

Tiene una superficie total de 273 hás, con 70 hás de plantaciones de vides y todo el predio se encuentra bajo sistema de riego. La región posee características óptimas de suelo y clima para la producción de uva con destino a vinos de alta calidad.

La temperatura que se experimenta en la zona norte del Uruguay beneficia el desarrollo del cultivo, principalmente en la época de desarrollo de la vid y en el período de su maduración.

El predio en el que se encuentra ubicada la empresa cuenta con aguas termales (subterráneas) que permitirían también el desarrollo turístico.

Al 31/08/2005 Calvinor tenía cuentas a cobrar por $ 1.321.292, vinos embotellados y en tanques totalizaban 1.350.597 litros y 5.549 botellas de vinos envasados y estampillados. La empresa mantenía deudas por compra de uva de la zafra 2005, deudas con DGI, BPS, Bancos, Acreedores del Exterior, Prenader, etc. Dado el escaso capital social, técnicamente estaba expuesta a un proceso de quiebra.

Tanto la Bodega como el Viñedo estaban hipotecados a favor del BSE por una garantía otorgada por este a favor de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) en cumplimiento del acuerdo de compra de su titular Sr. Duilio Parma por la suma de us$ 1.041.000. Dicha venta fue efectuada por la CND en la Administración del Presidente Jorge Batlle, asumiendo el Estado una pérdida patrimonial de us$ 15.000.000 en el momento de su venta (antes CALNU-CND accionistas). Vibobusa (Viñedos y Bodegas Bella Unión S. A.) también tenía prendados 1.330.000 litros de vino a favor de la CND y de los Viticultores del Sur por la venta de uva.

Este estado calamitoso de Vibobusa más conocida por su marca comercial Calvinor, provocó que la CND indujera una nueva venta y se olvidara nuevamente del pedido de quiebra. Para ello, se realizó un proceso de Due Dillenge para la búsqueda de un INVERSOR vinculado nacional o internacionalmente a la vitivinicultura y se esperó hasta el 5 de noviembre de 2005 para la apertura de ofertas que finalmente fracasaron todas. Un nuevo llamado en octubre de 2006 adjudicó Calvinor a Bruzzone – Sciuto y asociados y el 1ro.de diciembre de 2006 tomaron la posesión de la bodega. Para las autoridades de la CND encabezadas por el ex Ministro de Economía, Cr. Álvaro García –Presidente- fue una venta altamente positiva. (Sic!!! Pluna)

Según el reportaje del diario El País del 20/05/2013, hoy nos encontramos nuevamente con una empresa ocupada por sus trabajadores que reclaman haberes impagos y luce abandonada desde su lejana administración en Montevideo. La empresa necesita una solución para ayer. Hoy los trabajadores son acreedores que oscilan entre los 99.000 y los 140.000 pesos y el panorama es desolador. Desde el portón de ingreso hasta la planta industrial se observan los viñedos sin cuidar. Este año no hubo vendimia. Solo se cosecharon una de las 50 hectáreas plantadas. Adentro en los toneles hay 2.400.000 litros de vino. En tanto en el depósito hay 544.000 litros del producto. El último envasado data de enero de este año.

Rubén Rodríguez, uno de los ocupantes, sostuvo que “en estos cinco años, el estado solo ha hecho malos negocios. Hizo acuerdos con empresarios que no tenían capital para invertir. Esa gente se llevó todo lo que pudo”. Los obreros esperan que “esta semana el ministerio de Trabajo y Seguridad Social aparezca por acá”, sentencian los trabajadores. Quienes a su vez destacan “el apoyo de los sindicatos y la central obrera”.

Bueno sería encontrar una solución para la difícil situación creada por los actuales propietarios y revisar si las condiciones de venta en 2006 fueron las apropiadas. Este mal negocio según Rodriguez “fue efectuado con empresarios que no tenían capital para invertir. Esa gente se llevó todo lo que pudo.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.