Portada » Destacado

A Redoblar

18/04/2013 Sin Comentarios

Ricardo Puglia

Los ciudadanos patriotas de todo el URUGUAY, en los rincones más alejados de los centros urbanos y aquellos que residen en el exterior y concurren a votar deberán redoblar el esfuerzo para participar, controlar y transparentar cada instante del próximo acto eleccionario de octubre de 2014.

“Cuando vieres la barba de tu vecino pelar, echa la tuya a remojar“ dice un antiguo refrán. Los acontecimientos del domingo próximo pasado en el petrolero país caribeño nos dan la razón. Es improbable que la diferencia con que ha asumido el nuevo presidente le de respaldo político tanto doméstico como internacional a su gestión de gobierno. El no haber permitido una auditoría y recuento de votos no le da la legitimidad suficiente para el cargo.

Las consecuencias de la conducta del gobierno bolivariano heredado del difunto Hugo Chávez no garantizan que el resultado alcanzado sea el verdadero. Han circulado muchas fotografías de quema de papeletas electorales al otro día de la elección que aseguran que la verdad nunca se sabrá y dejará abierta una ventana en la historia de ese país de al menos un probable gobierno ilegítimo y un país claramente divido en dos.

Particularmente no le tengo ninguna confianza a las facciones y partidos políticos de izquierda que hoy integran la coalición de gobierno en el Uruguay. Sus origines marxistas-leninistas y totalitarios consideran que las mayorías se equivocan, que ellos son los iluminados de la verdad y los caminos que los ciudadanos deben seguir son los mejores para mantenerse eternamente en el poder prendidos de la teta estatal.

Para muestra basta un botón. El soberano en dos sendos referéndums ratificó la ley de caducidad. Ello no fue suficiente argumento para los dirigentes de izquierda, que desconociendo al soberano por dos veces, aprobaron con sus mayorías de yeso una ley que derogaba la de caducidad y finalmente tuvo que ser la Suprema Corte de Justicia quien la declarara inconstitucional.

Luego de las elecciones internas de junio del próximo año donde cada partido elegirá a su candidato presidencial, lo que está en juego en octubre es sumamente importe. No sólo se trata de votar para elegir un nuevo presidente, senadores y diputados, sino que habrá sendos referéndums como nunca en la historia de este país había antes ocurrido.

La lista es amplia: referéndum a favor de bajar la edad de imputabilidad de los menores delincuentes (seguridad); referéndum para derogar la ley de aborto; referéndum para derogar la ley de matrimonio igualitario y tratarla sólo como unión concubinaria; referéndum para eliminar las futuras leyes de libre consumo de marihuana y la ley de minería de cielo abierto. Y quizás haya alguno más como la probable modificación del voto en el exterior.

Este desastroso panorama de ejercicio de la democracia directa en temas controversiales y no consensuados parlamentariamente, ni siquiera con mayorías que alcancen los 5/7 de los votos, habla de que también nuestro país está divido en dos y salvo escasas excepciones de la favorable oposición a estas leyes con un matiz de izquierda criolla, será finalmente el soberano quien deba dirimir. Arbitrar y correr el riesgo de que una nueva ley sustituya la derogada como el caso del IASS que reemplazó del pago del IRPF a los pensionistas y jubilados.

He oído al presidente quejarse que la oposición no lo apoya, lo critica permanentemente. Muy fácil, el gobierno tupamaro-comunista que dirige no debe imponer sus ideas solamente sino intentar negociar con la oposición los mejores caminos para los uruguayos, discutir mediante debates con mucho contenido las opciones y votar a consciencia de acuerdo al mandato de sus representados.

Por ello, es muy importante para el futuro del Uruguay las decisiones que el soberano tomará en 2014. Es responsabilidad de los partidos políticos de oposición comenzar hoy a organizar la forma de contralor y transparencia que deberá alcanzar dicha elección para que no suceda lo mismo que al país caribeño. A redoblar!!!

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.