Portada » Actualidad

Murió Chávez… y ¿ahora?

08/03/2013 Sin Comentarios

Jorge Azar-Gómez

Luego de una serie de avisos incoherentes por parte del vice presidente (de facto) Maduro, en la tarde de hoy martes 5 de marzo, el mismo Maduro anunció la muerte del Presidente Hugo Chávez , sin dejar claro si murió en Cuba en mano de médicos cubanos o en Venezuela.

No voy a volcar los sentimientos en esta nota, sino que trataré de analizar cual es y cual será la situación en Venezuela.
Hoy a Venezuela la dirige el Ejército, Maduro y Cabellos quién debe convocar a elecciones.

Maduro no tiene legitimidad pues el pueblo no lo eligió y nunca Chavez lo invistió ,por lo tanto está usurpando funciones y eso en Venezuela se castiga.

A partir del entierro de Chavez las aguas se dividirán y comenzarán a verse las reales ambiciones de cada uno de los que se consideran aptos para llegar a la presidencia de la república y en esta situación no habrá respeto por el “mandato” de Chavez ni por su señalado Maduro.

Pero acá lo que vale es el mandato del Art.233 de la Constitución de Venezuela que expresa: “Serán faltas absolutas del presidente: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato. Cuando se produzca la falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional”.

El Art. 233 es muy concreto, por lo que mandata a que Maduro se aleje del cargo que esta usurpando y asuma la presidencia de Venezuela el Presidente de la Asamblea Nacional -

El artículo 229 de la Constitución contempla que no podrá ser elegido presidente “quien esté de ejercicio del cargo de Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Ministro o Ministra, Gobernador o Gobernadora y Alcalde o Alcaldesa, en el día de su postulación o en cualquier momento entre esta fecha y la de la elección”.

Este artículo por tanto impide al vicepresidente Maduro continuar ejerciendo como presidente de la República como ha hecho en funciones durante el largo proceso de recuperación de Chávez.

Además, en el artículo 233 se contempla que si la falta absoluta del presidente –como es el caso debido a su muerte– se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, “se procederá a una nueva elección dentro de los treinta días consecutivos siguientes”.

Siguiendo este artículo, hasta la convocatoria de nuevas elecciones y la toma de posesión del nuevo presidente se encargará de la presidencia el jefe de la Asamblea Nacional.

El pasado 5 de enero, la Asamblea Nacional ratificaba al diputado oficialista Diosdado Cabello como presidente del cuerpo legislativo para este año , por lo que desde hoy deberia encargar de la presidencia , desplazando a Maduro de esa posición , ya que de seguir en ella Maduro podria ser juzgado por “usurpación de funciones y poder”.

La gran interrogante es si Maduro dará un paso al costado respetando la Constitución.

Seguramente no se habrá enfriado el cadáver de Chávez y las diferencias aflorarán y los enfrentamientos harán olvidar la figura de Chávez.

Es interesante lo que ocurrió con los estudiantes que exigían que pasaba con Chavez, y eso contribuyo a que Maduro confirmara la muerte de Chavez, o sea que la capacidad de presionar al gobierno venezolano por parte del pueblo y de la comunidad internacional es muy intensa y se hace sentir.

Ya se terminó esta historia de Chávez, ahora viene un periodo duro en Venezuela pues habrá una lucha interna dentro de los chavistas y de los chavistas con la oposición.

América Latina comienza a respirar con alivio.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.