Portada » Columnistas, Destacado

Benedicto XVI, Chávez, Tango…

08/03/2013 1 Comentario

Ricardo Puglia

La renuncia del Papa, la muerte de Hugo Chávez, el viaje en Tango de nuestro Presidente, el comienzo irregular de clases en todos los niveles de la educación y los graves problemas que enfrenta la salud no pueden ocultar los signos del deterioro económico que comienzan a mostrar las cifras macroeconómicas que junto al reciente informe del Departamento de Estado de los EEUU nos muestran el Uruguay del Frente Amplio.

El Departamento de Estado menciona algunos factores negativos al clima de negocios en el Uruguay, entre ellos: los largos tiempos de adjudicación en licitaciones, la lentitud en los procesos de patentes industriales, la dificultad para obtener crédito bancario a largo plazo, el mercado de capitales que no despega, los problemas educativos y la preocupación por la productividad de los trabajadores.

La pérdida de 110.000 empleos y el surgimiento de más de 13.000 desocupados nuevos en un único mes (enero/2013) nos alertan de cómo puede venir el invierno. La tasa de desocupación aumentó en enero, de 5,5% de la población económicamente activa en diciembre, a 6,7%, consecuencia del deterioro de las condiciones para la exportación de los sectores más intensivos de mano de obra, por las barreras argentinas, por la pérdida de competitividad producto de un dólar barato y un incremento nulo de la productividad de los recursos humanos.

No olvidemos que la temporada de verano 2012/2013 retrajo las transacciones en el mercado inmobiliario en el Este como así también la visita de menos veraneantes que otros años disminuyeron los ingresos por turismo que en grandes líneas explica el aumento de la tasa de desocupación al 6.7%.. A ello agregamos el menor ritmo de avance de las nuevas obras en función del enlentecimiento de las ventas

Sin embargo, los gastos de funcionamiento del Estado en 2012 aumentaron un 19,7%. El Poder Ejecutivo aumentó un 26,9% su gasto y el déficit fiscal cerró 2012 con el 2.8% del PIB, lo que equivale aproximadamente a us$ 1.500.000.000 que pagaremos con más inflación y nuevos impuestos mientras los crecimientos de EEUU y los de la Comunidad Europea serán casi nulos en 2013, lo cual significa disminución del volumen a ser exportado o baja de los precios de nuestros productos de exportación.

El IVA sigue siendo el primer impuesto recaudado (53,4% sobre los casi us$ 10.000 millones ingresados a la DGI en 2012) y el IRPF el segundo con casi un 14% (aprox. Us$ 1.400.000.000) del total recaudado superando al IRAE (renta empresarial, 12,4%) y castigando progresivamente aún más a los pobres y a la clase media que se encuentra cada vez más gravada en sus ingresos.

La inflación interanual ya roza el 9% y es muy probable que durante 2013 se supere el temido 10%. Erróneamente el Banco Central aumentó los encajes a los fondos depositados en los bancos con el objeto de reducir el número de préstamos, convirtiendo a éstos en más caros para el tomador, desalentando de ese modo el financiar mayor consumo. Al ser los diferenciales de tasas no significativos la medida del Central será totalmente estéril. Los 50 sindicatos no alineados con el Pit-Cnt intentarán un ajuste salarial extraordinario que traerá aún más inflación.

En la medida que el Banco Central tenga que inyectar nuevos fondos a la plaza para continuar comprando dólares (sosteniendo el tipo de cambio) y se continúe con un mayor gasto público como en 2012 bajo la teoría del maldito espacio fiscal, nos atendremos a consecuencias duras durante el difícil año 2013 como la ya conocida velocidad de circulación del dinero que nos confirmará sobrepasar la barrera del 10% anual.

El recambio del equipo económico en 2013 es inevitable y el nuevo equipo será más agresivo en procura de aumentar la presión fiscal, ya no con el propósito de mejorar la camineria rural sino de formar una gran bolsa para encarar con éxito las nuevas elecciones de 2014 y mantener los mayores gastos posibles a través del MIDES y el mal gestionado “gasto social” como forma de retener a su clientela.

1 Comentario »

  • Loreto Moreira Rivas :

    Evidentemente lo peor todavía está por llegar, era fácil de presagiar esta situación una vez instalados en el gobierno los enemigos del sistema,los he conocido de siempre,y hasta ahora no puedo conciliar la idea que esos compatriotas que he considerado en su conjunto medianamente educados y cultos hayan podido elegir tan mal, profundamente decepcionado, emigré a España, en gobiernos colorados o blancos ha habido casos de corrupción, pero con este del FA ha sido una corrupción generalizada, una falta de escrúpulos nunca vista, una dictadura encubierta que se siente indignación e impotencia, pero aunque habrá que soportar un poco más los desatinos,casi 2 años que se harán muy largos, la luz de la esperanza permanece y a finales de 2014 vendrán AIRES FRESCOS.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.