Portada » Columnistas

Cambio de hábito

01/03/2013 Sin Comentarios

Silvio Previale

Cuando conocí al Maestro Héctor Florit, compartíamos algunas actividades, en la que esporádicamente pude participar, en una comisión de Educación que funcionaba en la sede del Partido Nacional en la calle Juan Carlos Gómez, Ciudad Vieja de Montevideo. No estaba allí por casualidad, el entonces Secretario General de la Federación Uruguaya de Magisterio, militaba en el Partido Nacional.

A partir del primer período de gobierno del Frente Amplio, quien hasta mediados del lustro anterior, era participante activo y opinante en los programas educativos del Partido Nacional, es designado para integrar el Consejo Directivo Central de la ANEP, y desde allí otra historia, hasta ser actualmente el Director General del Consejo de Educación Inicial y Primaria, designado en ambos cargos de confianza por el Frente Amplio y en representación de este.

En estos días, Florit, se ha presentado en cuanto medio de comunicación ha podido, a entre otras cosas, justificar el “buen sueldo de los maestros”, hablando de un salario que ronda los $ 17.000.- lo que no dice el maestro es que este salario es Nominal (es decir sin los descuentos), aplicados estos al maestro que comienza su carrera, no le queda más que unos $ 14.000 (líquido) en el bolsillo o en la cuenta del BROU donde opera con tarjeta magnética.

Pero otro era el pensamiento de Florit en marzo del año 2000 “la medida de gobierno de no aumentar los salarios es un ajuste fiscal por la vía de los hechos, que recae sobre los sectores públicos”. (La República 10 de marzo 2000) y agregaba “postergar la equiparación entre los ingresos y el costo de vida durante muchos meses, que teniendo en cuenta los niveles de inflación actuales, traerá consigo una pérdida acumulada anual del orden de un 30% o 40% del salario”.

Florit argumenta su larga militancia gremial, para justificar su actuación en los cargos que desempeña, pero olvida los reclamos que en su momento hacía, y algunos argumentos, que maneja con valores del año 2005 a la fecha tienen poco sustento si manejamos por ejemplo la variación de costos de alquileres, un alquiler que en el 2005 costara unos $ 2.500.- hoy cuesta unos $ 6.000.- (según datos del IMPO) y considerando una vivienda básica. Por lo tanto la mejora salarial no es tanta considerando la Variación de Precios de Consumo.

Por lo tanto, aquí lo único que queda claro, es que la postura del ex secretario de FUM y hoy presidente del CEIP designado por el Frente Amplio, pues el miembro votado por los docentes no lo es el… y quien representa a los trabajadores docentes en el CEIP es reacio a atender a su representados, pero eso es otra historia.

La sabiduría de Luís Alberto de Herrera explicaría esta curiosa situación, paradógica por cierto…”quienes cambian no son los hombres, son las circunstancias”

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.