Portada » Titular

Pluna por dos caminos distintos

28/12/2012 Sin Comentarios

Luis Alberto Lacalle de Herrera – 8 de junio de 2012

La magnifica actuación parlamentaria de nuestro compañero el Senador Moreira ha puesto en el centro de la atención nacional el muy grave y profundo tema de PLUNA. Debe se analizarse el mismo en dos ordenes de argumentos y vías muy distintas entre si.

Ante todo el negocio. Una vez mas queda claro que el Estado no debe de ser empresario aéreo, como no debe de refinar petróleo, fabricar cemento o meterse en locuras como las de ALUR. A esta altura de nuestra historia contemporánea la desgraciada experiencia recogida por varios gobiernos y todos los partidos debería de ser lo suficientemente elocuente como para gritarnos que nada tenemos que hacer oficialmente en ese tipo emprendimientos mas propios del capital privado y reconocer que la permanencia de Estado en los mismos solo ha traído y traerá gastos y situaciones poco claras.

Los informes de nuestro representante en el Directorio de Pluna EEAA, Daniel Delgado Sicco han sido al respecto de una contundencia y claridad meridiana que mucho nos enorgullece. Nada tenemos que hacer volando aviones ni vendiendo pasajes. Por cierto que hay una situación creada que es preciso enfrentar por un mínimo de seriedad ante el mundo, pero con la mira en salir del negocio vendiendo el 25 por ciento propiedad del Estado, ¡por lo que valga pero salir!.

En ese sentido presentamos un proyecto de ley, en el 2010, el que fue enterrado en comisión por la mayoría absoluta del FA. En este Parlamento no hay lugar para las iniciativas de la oposición, por buenas que sean. Algunas después se copian sin pagar derechos de autor.

El hecho es que debemos pagar lo que debemos, incluso las garantías excesivas que concedimos inexplicablemente y que nos hacen, a nosotros todos  los uruguayos, responsables del cien por ciento de las deudas de la empresa, aunque solo somos dueños del 25 por ciento. Enseguida volveremos sobre este oscuro negocio.

Hay que honrar los compromisos contraídos por las autoridades pues, lamentablemente actuaban legalmente en nombre del Estado Nacional. Pagar y vender, por lo que nos den, la parte de nuestra propiedad. No hay otra.

La otra vía en curso es la penal, en la que mucho debe de aclararse por el bien de todos. Como lo indicó Moreira, varias conductas pueden estar enmarcadas en tipos penales. Varios son los temas que nunca se comprendieron cabalmente a la hora de esta última asociación y que deben de esclarecerse para deslindar responsabilidades. El mecanismo de asociación con los actuales asociados, el motivo de garantizar deudas mas allá de nuestra parte en el negocio, las compras y ventas y los arrendamientos no muy lógicos, la inadvertencia de los llamados de atención del director de la minoría en el Ente Autónomo, los aportes monetarios y que se logro con ellos. Las operaciones de compra de los aviones y sus detalles. Todo esta en manos de la justicia y debemos aguardar, con respeto a su autonomía, los resultados del proceso.

Queda en claro que un aspecto o del tema alude a la conveniencia o inconveniencia de decisiones de gobierno y otro a las eventuales responsabilidades penales eventuales. Pero volver a meter a los contribuyentes en este negocio, ¡no!

Que venga quien sepa y quiera llevarlo a cabo, se entienda con sus empleados,  a quienes hay que defender pero ya fuera  del ámbito  estatal. Un buen comienzo para  una tarea que hay que ampliar en otros negocios estatales.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.