Portada » Columnistas

El triunfo del Paraguay en el Parlatino. Una muy buena noticia.

07/12/2012 Sin Comentarios

Jaime Trobo

Argentina, Ecuador, Bolivia y Venezuela prepararon una propuesta de expulsión del Paraguay del Parlamento Latinoamericano. Operaron tras este objetivo la totalidad de los partidos políticos de los países de la región alineados con las posiciones del “eje bolivariano”, ó del “socialismo del siglo XXI”, participantes del “foro de San Pablo”, en fin las que se denominan “izquierdas latinoamericanas”. El resultado es que fracasaron rotundamente.

Es habitual que la concertación de los representantes parlamentarios de “izquierda” en el Parlamento Latinoamericano orienten las decisiones políticas que se toman en ese ámbito, y ello resulta del trabajo de coordinación permanente que realizan, a las que no se opone una alternativa de otras corrientes de centro, de concepciones democráticas, ideas liberales, claramente alternativas a aquellas mencionadas. Sin embargo el caso de Paraguay dio un giro para algunos inesperado en lo que parecía lógico, que el Paraguay fuera nuevamente sancionado como resultado de su situación institucional.

Si bien para sancionar a Paraguay, la Asamblea del Parlamento Latinoamericano, que es el máximo órgano, debía lograr una mayoría especial de 2/3 y ese quórum era muy alto, los impulsores se habían preparado y habían trabajado intensamente para imponer la sanción. Si no se lograba la mayoría para expulsar, si habría una para reprender duramente al Congreso Paraguayo ratificando las injustas e ilegales decisiones de Mercosur y la reiterada, incluso la noche anterior en la reunión de Lima, de Unasur.

Pero el resultado fue muy diferente al esperado 98 votos en contra de la moción de expulsión, 60 apenas a favor, y 26 abstenciones. La defensa de Paraguay derrotó por amplio margen y sorprendió por su contundencia.

Un justo resultado que no fue casual ni fortuito. Es la primera vez en años que se trabaja pacientemente, contactando a Parlamentarios y Partidos Políticos de la región que tienen afinidades, para asumir posiciones comunes en el ámbito regional y el resultado esta a la vista. Las delegaciones de los Parlamentos dividieron sus votos, estos se ordenaron de acuerdo a la visión que tienen de la realidad paraguaya y fue notorio que de ello derivó la mayoría lograda a favor de Paraguay.

Los Parlamentarios de Uruguay tuvimos una activa participación, quienes representamos al Partido Nacional desde hace meses trabajamos intensamente en contactos políticos en diferentes países, con parlamentarios, con partidos, con organizaciones internacionales, para lograr el objetivo y ha sido posible. Este resultado, que es la primer señal amistosa de los vecinos de la región a Paraguay, para que pueda seguir tranquilo en su proceso institucional, es la consecuencia del trabajo y la coordinación y del desafío que encaramos de confrontar con inteligencia las posiciones del “foro de san pablo” lideradas por el chavismo y seguidas obsecuentemente por fuerzas políticas en todos los países de América, también en Uruguay como lo demuestran las posiciones del Frente Amplio en estos temas.

Envíenos su comentario

Agregue su comentario, o trackback desde su sitio. También puede suscribirse a estos comentarios vía RSS.